La playa: Formas de ocultar la barriga

De todos es sabida la obsesión de toda la sociedad por los kilos de más. Sobretodo cuando llega el verano, aparecen las operaciones bikini, los planes 15 días special K, los gymform total fitness y un largo etcétera. Pero siempre pasa lo mismo, la gente va tarde, por pereza o por lo que sea, y llega el verano y están esos michelines ahí. ¿Qué hacer con ellos? ¿Cómo ocultarlos en la playa? Pues aquí os explico unas formas muy útiles para esconderlos en caso de urgente necesidad.


La primera es básica, y usada comunmente por toda la humanidad: meter barriga. Meter barriga es fácil y sencillo, se usa desde tiempos inmemoriales y sirve para dar el pego, a no ser que la metas demasiado y se note el pastel. Se han dado casos de hombres que al pasar una chica mona por su lado casi se quedan sin respiración echando la barriga para adentro. Tampoco las mujeres se salvan de la quema, se han dado casos de explosiones espontáneas en medio de la playa de mujeres apretándose la panza para que nadie las viese en su paseo hacia la ducha. ¿Por qué ponen siempre la ducha tan lejos?


Pero hay otras formas, menos básicas para ocultar la barriga. Hay una forma poco usada pero muy útil: el nudismo. En los hombres está claro, nadie se va a fijar en tu barriga porque tienen algo más en que fijarse. Si la tienes pequeña la gente se reirá y dirá «Mira que pequeñita«. Pero bueno, ya sabes que dicen que el tamaño no importa, y lo importante es que no te vean la panza. Si la tienes grande todo el mundo se quedará flipando, a las mujeres se les caerá la baba y ya les dará igual que tengas barriga o no. «Con esa tranca qué más da», que diría alguna. Y si la tienes normal, mantén una erección. La gente se quedará mirando lo salido que eres pero no tu barriga, lo primero es lo primero. Si eres mujer, si haces nudismo, sea como sea, nadie se fijará en tu barriga, si hay teta y culo para ver lo demás pasa a un segundo plano.


De todas formas, hay maneras menos complicadas de ocultarla. Sin ir más lejos puedes cruzarte de brazos, a un altura un poco baja, pero es una manera efectiva y usada en el mundo entero, recomendada hasta por universidades canadienses y altamente productiva. Eso sí, si abres los brazos procura seguir el primer consejo porque sino se verá la realidad. El cruzar los brazos en las mujeres también es muy útil ya que si lo hacen por debajo de los pechos, los realzarán, y ya se sabe que donde hay un escote nadie más mira a otro lugar…


Hay más formas de ocultar la barriga, por ejemplo ponerte la camiseta. Sí, no te pondrás moreno, tendrás un moreno-paleta total, pero y qué, nadie te verá esos antiestéticos michelines que tanto odias (qué frase tan bonita y perfectamente usada en los anuncios del teletienda). La camiseta, a poder ser que sea ancha, ya que siempre puedes decir: «Es que la camiseta me engorda, yo en realidad estoy fibrado, pero me da vergüenza enseñar el abdomen». Apretas barriga y listos.


En fin, que maneras y trucos hay a cientos, pero al fin y al cabo qué más da, si todo el mundo está echando la barriga para adentro que todo el mundo la eche para fuera y más tranquilidad. ¡Michelines fuera! Como diría Mazinger Z, ¿o no era eso?

10 Respuestas

  1. Jean Bedel dice:

    Hay otra solución mas radical. No ir a la playa. Jode, pero seguro que no te ven la barriga.