Un pez come testículos atemoriza a los suecos