El maletero del malo siempre está vacío


En estos días me he enganchado seriamente a una serie de estas americanas. Sí, una vez dije, ¿cómo puede ser que la gente se enganche a las series? Pues bien, con unas vacaciones del copón hay tiempo para todo. Sí, estoy de vacaciones, después de, prácticamente, ocho años sin un agosto vacacional este mes no tengo que hacer absolutamente nada. A lo que voy, viendo la serie, una escena me ha llamado poderosamente la atención…


Los malos de las series, esos seres abyectos que por alguna razón les gusta joder la vida al personal pero nunca les acaba de salir del todo bien, tienen una tendencia a dejar gente en el maletero. Sí, secuestran a alguien, al maletero. Asesinan a alguien, al maletero. Se llevan a la suegra de vacaciones, al maletero. Sea lo que sea va para el maletero. Pero siempre, siempre. Pero y mil veces siempre, el maletero está vacío. ¿Esto qué es? ¿Cosa de los americanos? ¿No tienen leyes que obliguen a llevar cosas en el maletero como aquí?


Allí lo tienen impoluto y limpio preparado para albergar cualquier persona. Que además todos son la mar de amplios. No intenten meter a una secuestrada en el maletero de un Panda. A no ser que la susodicha sea contorsionista. “Anda hija, métete aquí, sí, ya sé que estás secuestrada, pero mira, no tenía un coche mejor y… Bueno, tendrás que doblarte un poco y coño, ¿por qué cojones te doy tantas explicaciones si soy el puto malo?


Aquí no se pueden hacer estas cosas así. Si alguien quiere hacerse el malo de la peli no tiene ningún problema, con la de coches tuneados que hay con ponerlos en el asiento trasero nadie sospechará nada, están los cristales tintados. Porque si van al maletero… Bueeeno… ¡Como para meter ahí un secuestrado! Si es un coche tuning aún peor: “A ver maldita pesada, métete ahí, sí, entre el subwoofer, la etapa de potencia y el muñeco de Elvis que ya no se lleva, va, ahí, uummmppffff.” No lo veo la verdad. Que esta gente no se irá de viaje nunca, porque para meter las maletas ahí también lo tienen que llevar crudo…



Pero no sólo los coches tuning tienen esta serie de contraindicaciones. Cualquier coche de cualquier conductor español sería completamente inviable para un malo de la película. ¡Si eso parece el trastero de la casa! “Cariño, me molesta esta escobilla, ¿por qué no te la llevas al coche por si tienes que barrer?” “Cariño, me molesta esta manta, ¿por qué no te la llevas al coche por si te entra frío en un atasco?” “Cariño, esta lavadora ya no funciona, ¿por qué no te la llevas al coche y la metes en el maletero? Que algún hueco habrá digo yo.” ¡Todo va para el maletero del coche! Los problemas que se suceden en cualquier viaje al ir a meter las maletas imaginároslo traducidos a intentar meter un secuestrado que encima no para de moverse. ¡Cualquiera es malo de película oye!


Y para colmo no paran de sacar leyes para que metas más cosas al maletero. Sí, sí. Que si el triángulo, que si el chaleco reflectante… Claro, eso sí, para aquel que deje el chaleco en el maletero porque la fantástica moda-fashion de colocar el chalequito en el asiento del copiloto es digna de ver. Que al final piensas que es que al comprar el coche se olvidaron al Crash Dummy dentro. Por no hablar de la caja de herramientas, las cajas de cd’s, la cajita con kleenex que siempre ha sido sospechosa o las ratas muertas que se han ido acumulando en el fondo. “Bah, esto es como las uñas de los dedos, una vez cortadas cuando caen al suelo desaparecen, lo mismo con las ratas”. Y todo junto ahí en un mejunje que cuando llevan a lavar el coche los del garaje usan mascarilla… ¡De amenazas nucleares!


Total, que por esta razón las películas y series de acción en España no tienen credibilidad. ¿Os imagináis a José Coronado poniendo cara de estreñido mientras mete a, yo que sé, Maribel Verdú en un maletero mientras va apartando mantas, san pancracios y esterillas de bolas? ¿Quién puede crear tensión con algo así?

11 dicen la suya

  1. wise dice:

    Totalmente de acuerdo con tu análisis maleterístico, muchas veces se dejan la suegra dentro olvidada porqué será.
    En los maleteros de los años 83-85 , entre otros objetos y recambios, podía aparecer yo, era una niña con propensión a saltar dentro del de su viejo citroën 2CV (un maletero comodísimo, con esa suspensión que tenía…) para esconderse y dar un susto a todo el mundo. }:)

  2. Marcel dice:

    Tras leer tu artículo me puse a pensar que en los programas gringos sobre crímenes de la vida real, el asesino casi siempre lleva a la víctima en la maleta.

    En el carro de mis papás yo no podría meter ni a un cerdo que atropelle en la carretera. Entre el caucho de repuesto, el triángulo, un maletín de herramientas, botellas de agua, un par de potes de aceite, etc, no me queda más remedio que ser honrado y no quitarle la vida a nadie.

  3. jose dice:

    Lo que yo no entiendo es la tapita absurda que tienen todos los maleteros -o capós, como se llaman aquí-. Utilizándola sólo consigues que quepan menos cosas… sin ellas, se convierte en un lugar espacioso, ideal para llevar al campo jaurías de perros y de niños.

  4. Nissae dice:

    Pero es que no caeis los americanos llevan rancheras que dan mas de si
    Ponen un separador y ya tienen pa cadaver/trastos varios…

  5. morri dice:

    Wise: Qué lástima que no tuvieras una magnífica cámara de video para grabarlo en plan Just For Laughs XDDD “La niña asustadora” Yo lo de la suegra tampoco entiendo porque se la dejan dentro… Habrá que investigar seriamente junto a universidades canadienses.

    Marcel: Tus padres también tienen la despensa ahí, si es que solo falta ponerle temperatura fresquita y dejar los refrescos.

    Jose: Eso es cierto jose. Supongo que será para que los niños pequeños no hagan puenting sobre el maletero o algo. Vete a saber.

    Nissae: Sí, será que tienen un doble fondo como las chisteras de los magos. Si es que se las saben todas.

  6. Criki dice:

    Confiesa a que serie te has enganchadooo!! Confiesaaaa!!

    En las rancheras no meten las cosas en el maletero, pq está abierto. Lo que hacen es esconder cualquier cosa debajo de la manta. Todas las rancheras tienen una manta, y sucia. Y si una persona se mete debajo, no se nota, pq en una ranchera pueden meter de todo.

    Y la manía q tienen los yankis de envolver los cadáveres en las alfombras? Como si una alfombra no pesará un quintal sin muerto dentro, q encima se la cuelgan del hombro!

  7. UniversoFF dice:

    Final Fantasy jajaja anda que es mentira muy buieno, anda que es poco grande los maleteros donde se cuestran ^^

  8. morri dice:

    Criki: No lo dije porque no quería que me fastidiasen el final de la temporada XDDD Nunca se sabe. Era 24.
    Lo de las alfombras yo también me lo pregunto, por qué será… XDDD

  1. 10/01/2014

    […] un resumen de lo que pasa en las pelis y en la vida real no es así. Faltan ejemplos como que el maletero del malo siempre esté vacío y no lleno de triángulos, bates de beisbol y botes de lejía usados; o que el agente federal coja […]

  2. 16/08/2014

    […] 28/10/2009cine, cosas de la televisiónmorri A Bauer no le hace falta enseñar la placaEn las películas y series de acción siempre hay alguna persecución. Si los malos no tuviesen la fea costumbre de correr cuando van a ser detenidos las películas serían menos espectaculares; pero los ciudadanos de a pie mantendrían sus vehículos durante más tiempo, que su esfuerzo económico han tenido que hacer los pobres.Sí, porque cuando hay una persecución primero empieza a pata, cuando se cansan de correr el malo encuentra a sus compinches en una furgoneta negra y el agente se queda con cara de pasmo en medio de la carretera mirando a un lado y a otro. Entonces pasa un pobre hombre, hace parar el coche placa en mano y le dice: “Soy agente federal, ¡necesito su coche!” Y ni un mísero aval, ni una mísera firma, ni un hoy por ti mañana por mí.¡Se lleva el coche tan ancho! Entonces las cámaras siguen la persecución, en la que los coches explotan como si los hubieran fabricado con goma-2 y cruzan un puestecillo de frutas que se queda sin las ventas del día. Pero… ¿y el pobre hombre que se queda en mitad de la carretera con cara de tonto? ¿Qué le pasa a él? ¿Nadie se preocupa por él ni por su familia? Siempre es un hombre con traje, que salía del trabajo y se queda con la boca abierta diciendo: “Pero oiga…” No hay tiempo para explicaciones, un peligroso terrorista está huyendo de la policía. Pero ahí está el hombre, preguntándose cómo le explicará lo sucedido a su mujer…“Mira cariño, que… Iba conduciendo tan tranquilo escuchando El Consorcio y de repente apareció un tío en mitad de la carretera con una placa en la mano, se paró y me pidió el coche”.- “¿Y se lo diste? ¿Se lo diste? Si ya me lo decía mi madre que no tenías personalidad.”- “Pero cariño… Era un agente federal“- “¡Esto te lo estás inventando! ¡Menuda trola! Ves demasiadas películas Jose Alfredo. ¿Has vuelto a jugar? Es eso, ¿no? Otra vez con el maldito póker“. – “Que no amor mío, que es la verdad”- “Aaayy, que mi marío e un ludópaataaaa”Un desastre total. Los críos de fondo llorando en la cuna, la suegra desde el sofá gritando “te lo dije” y el drama familiar ya está montado. ¿Es que no piensan en ello los agentes federales? ¿No los devuelven después? Que a lo mejor los devuelven. Eso tampoco se ve en las películas. Pero vamos, Jack Bauer después de las 24 horas dando saltos y estando a punto de morir treinta veces en un mismo capítulo, estoy seguro que luego va a la casa y les devuelve el coche: – “Aquí tiene, tiene alguna ligera abolladura, pero el seguro creo que lo cubre…” – “Lo tengo a terceros” – “Oh my God”No se podría decir que tratan muy bien los coches después de requisárselo a los ciudadanos de a pie. Que no es que le dejen un coche descapotable, sino uno descapotado. Balazos por doquier, puertas que volaron, sangre en la tapicería, lunas destrozadas… Será por eso que no lo devuelven. Les da vergüenza ir a su casa, llamar a la puerta y decirle: “Mire, esa bola de chatarra que hay ahí en su jardín, ese es su coche. Gracias por su colaboración con el Estado. Es usted un patriota”. “Querrá decir, ERA mi coche, señor agente. Con todos los respetos, he visto triciclos en vertederos con mejor aspecto“. Nadie piensa en los pobres ciudadanos, que pagan sus impuestos y luego se ven privados de su vehículo de transporte por un agente federal. Así que desde aquí lanzo una propuesta: creénse una linea de autobuses de persecuciones o algo. Transporte público para agentes federales. Que vaya avisando, “Próxima parada: terrorista de la moto negra”. Más ecológico, además; y más solidario con la ciudadanía. Piénsenlo.Post relacionado:[El maletero del malo siempre está vacío] […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.