El ingenio español: El saber usar los palos


Se dice mucho, se comenta, se rumorea, que en España no se inventan cosas. Que aquí no se invierte en investigación + Desarrollo, más innovación, que se van sumando cosas. Y en cierta manera es cierto, aunque cada vez más investigadores y científicos españoles pongan su granito de arena en la investigación en general. Es decir, sí, necesitamos más inversión, pero de todas formas hay científicos que salen adelante.


Pero… El gran público, la opinión pública que se llama, no se entera de todo esto. Que dicen que hay una ingeniera española en el MIT, o hay expertos en oncología o cardiología buenísimos, nadie se entera. Que algún astrónomo español descubre un exoplaneta nuevo… Tampoco se entera nadie. ¿Por qué? Pues está claro, los inventos españoles más famosos tienen palo. Aquí, o usas palo, o no eres nadie.


Y dirás, ¿pero qué dice este tío? ¿Por qué habla de palos? Pues muy sencillo. Aquí los inventos que triunfan son los clásicos, los de ingenio puro y duro, el uso del cerebro potenciado al máximo. Es decir, coger un caramelo y decir: “Ostras, como pringa esta mierda de caramelo después de dos días en mi bolsillo”. Y zas, al momento siguiente piensas: “¿Y si le pusiera un palo debajo?” Y así apareció el Chupa-chups, nombre muy dado a chistes fáciles, pero míralo donde está, triunfando en el mundo. A nadie antes se le había ocurrido ponerle un palo a un caramelo antes…


Y lo que agradecieron las mujeres del mundo en su momento a un español. Porque hace muchos años, las tareas del hogar no se compartían, por si hay algún despistado que se piensa que lo de cambiar pañales se comparte de toda la vida. No, queridos despistados. El machismo es muy antiguo y entonces las mujeres eran las encargadas de limpiar, pero limpiaban el suelo con una balleta, agachadas, dejándose la espalda. Pero llegó un español y dijo: “¡Hágase el palo!”. E inventó la fregona. Eso es un invento y lo demás es cuento.


Y para finalizar, cómo no, el invento español que tantas horas de juego ha dado a la juventud española y extranjera, provocando miles de campanas de clase. Sí, os hablo del futbolín. Si os fijáis bien, aquellos que saben jugar mejor al futbolín son los que más faltas de asistencia tuvieron en clase. Pues bien, se inventó porque un español estaba harto de ver a los niños jugar con soldaditos de plomo todo el día, inventándose guerras inútiles. El tío vio en el fútbol un filón y dijo, si a los soldaditos los pinto del Barça y el Madrid, y les pongo, cómo no, un palo que los atraviese, viendo el éxito de los otros inventos con palo, esto no podía fallar. Y efectivamente, ahí está el futbolín, triunfando con el paso de los años.


Así que ya sabéis, si queréis pasar a los anales de la historia de los inventos españoles y ser conocidos en el mundo entero, inventad algo con palo. Cualquier idea será bien recibida por la comunidad científica. ¡Suerte!

4 dicen la suya

  1. [Doctor JB] dice:

    Totalmente cierto. Seguro que también fue así como se creó la raqueta de tenis, pa no tener que coger la pala directamente con los dedos.

    Luego llegó otro español, pero más chulo, y dijo: “yo le pondré un palo más largo”. Y creó el badminton.

    “¡Hágase el palo!”… xDDD

  2. Anonymous dice:

    increible,ayer tuve esta misma conversación y comentando justamente lo mismo,je!!que si la fregona que si el chupachups…

    vivan los palos!!!

  3. Anonymous dice:

    igual q cnd encuentras un palito en la bolsa dlas pipas, anda qno t pones cntento, pues eso fue otro inventor dstos :P
    ay q ver la felicidad q crea un palo…

  1. 08/02/2012

    […] Y si innovamos es con palos. No porque nos peguen para innovar, sino porque todos los productos inventados en España vienen con palos: futbolín, fregona, chupa-chup… Hoy en día la innovación está aún más […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.