La gente está muy mal: El nutscaping

nutscaping

Versión censurada de la dura realidad

Internet y los memes. Los memes e Internet. Ambos conceptos están altamente ligados por una razón fundamental. Tenemos acceso a tanta gente que el poder de la imitación surge de las entrañas de lo inesperado. Los memes aparecen porque a alguien se le ocurre alguna chorrada graciosa y a otros les parece tan divertido y tan fácil de imitar que dice: “Yo también quiero”. Si a eso lo unimos a la frase que más problemas ha traído a la humanidad durante toda su historia: “A que no hay huevos de…” tenemos el cocktail perfecto para un buen meme. Y en eso se basa el nutscaping: a que no hay huevos de.

Sí, el nutscaping se basa en esas dos protuberancias que tenemos los hombres colgando entre las piernas. La gracia consiste en fotografiar paisajes idílicos, bucólico, pastoril y miles de sinónimos más y estropearlo de la forma más inesperada colgando tus atributos de la parte superior de la foto. Y si no están depilados mejor que mejor. Creando así un efecto de contraste entre lo bello y lo grotesco, el ying y el yang, en una foto que puedes enviar a tu grupo de whatsapp preferido a la hora de comer. La típica foto que verías empezar desde abajo con música angelical y al llegar justo a la parte superior sonaría un disco rayado.

La moda surgió hace muchos años, pero a veces los memes tardan en coger tracción; quizá porque cuesta encontrar el momento entre tanto paisaje maravilloso para bajarte los pantalones y hacer un eclipse de Sol casero. En algunos casos, si se iluminaran la huevera podrían incluso crear un efecto similar al de los dos soles del planeta Tatooine de Luke Skywalker, así cuando Luke decidiera relajarse de sus tareas jedi no sabría si tomar el sol o el huevo. A su elección.

La cuestión es imaginarse cómo a alguien se le ocurrió empezar a hacer esto, o era simplemente un nudista con la cámara entre las piernas que de pura casualidad le salió una foto con regalo. Lo típico que sin querer dejas el dedo en la cámara, pues este dejó su bolsa escrotal. Y a partir de ahí la locura. Desde El mundo está loco recomendamos no seguir esta moda, sobre todo si vas acompañado en tus viajes. Qué sé yo, a ver como le dices a tu novia: “Espera cariño, aquí sale una foto genial, un momento que coloco aquí mi testículo derecho” y ya no digamos si se te ocurre algún tipo de excursión familiar con la suegra. “Amparo, aguante la cámara ahí debajo, aaahí, justo ahí, ahora un segundo, espere” Y se oye el sonido de la cremallera del pantalón. Agh. Por favor, no lo intenten en sus casas.

Bonus: Por si os interesa adentraros en el tema, aquí tenéis una galería con multitud de paisajes con el mismo elemento colgandero en común.

3 dicen la suya

  1. Patri O. dice:

    Apuf. El mundo de Internet nunca deja de sorprender. Lo que yo me pregunto es ¿cómo se hace una foto así ? Aunque no deja de ser una pregunta retórica, porque prefiero no saberlo…

    • morri dice:

      Imagino que o bien, se colocan sobre la cámara y aprietan el botón como pueden (o con el culo, quien sabe); o tienen colaboración externa con peligro de teabagging. Es un misterio insondable.

  1. 17/01/2016

    […] La gente está muy mal: El nutscaping […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *