Pintarse de Baltasar hoy en día

"No levantes los brazos, Sergio" - decían. Pero nada.

“No levantes los brazos, Sergio” – decían. Pero nada.

Tiempo atrás en España había muy poquitos negros. O morenos, según lo eufimístico que seas en tu vida cotidiana. Yo lo he oído: “Conocí a un moreno”. Y moreno soy yo en verano si me da mucho el sol. Ese hombre es negro. Que pronto adaptamos hasta los eufemismos de EEUU y terminamos llamando afroamericano a un congoleño que vive en Burgos. O hasta a un español de origen senegalés. El caso es que hasta hace unos 15 años no era habitual ver negros en España. Con lo cual teníamos un problema a la hora de montar la cabalgata de los Reyes Magos: había que pintar a la gente. En los primeros años de las cabalgatas los pintaban con hollín de las chimeneas, pero cuando vieron que iban intoxicándose decidieron pasar a la pintura.

Algunos osados usaron la pintura de paredes o incluso barniz para que les brillara la piel. Después de que Darwin hiciera lo adecuado con este tipo de tarados, la gente pasó a usar pintura normal y corriente para la cara. De esas que a veces pica si eres muy sensible. Pero que en principio no hace daño. La cuestión es que los niños no son tan tontos como algunos quieren creer, se dan cuenta de las cosas y ese rey mago destiñe. “Mamá, ¿por qué han puesto un muñeco de cera como Rey Baltasar?” “No hijo, es el Rey, pero está pasando mucho calor y suda” “¿Los negros cuando sudan se hacen blancos?” “Sí hijo, Michael Jackson sudaba mucho, sí. Calla y coge caramelos niño preguntón de los cohone” Madres poco comprensivas, las hay.

Si ya bastante había con tenerse que creer que hay Reyes Magos en cada pueblo y que tienen el súperpoder de desdoblarse para poder estar en todas las casas, si encima Baltasar se derretía durante la cabalgata la cosa empezaba a caer por su propio peso. Así pues, los niños lo tenían muy fácil para creer que todo esto de los Reyes Magos era una farsa. O bien, los más ingenuos, que los que allí aparecían en la cabalgata no eran más que unos farsantes usurpa-identidades. Que hay padres así, cuando el niño empieza a olerse la tostada, en vez de abandonar la farsa le sueltan otra mentira más gorda. Ahí, fomentando su espíritu crítico.

El peor Baltasar de la historia. Si eres alérgico a la pintura, haz de Gaspar

El peor Baltasar de la historia. Si eres alérgico a la pintura, haz de Gaspar

Pero hoy en día, ¿qué sentido tiene poner a un concejal de urbanismo pintado de negro cuando hay africanos por doquier dispuestos a salir en la cabalgata? Incluso si son musulmanes, da igual. La alianza de civilizaciones era esto. En muchos pueblos ya ponen a un negro de verdad para hacer de rey mago, que no tizna ni destiñe, para que la cosa sea más fácil de colar. Ahora los niños solo pueden sospechar por esas barbas postizas que alimentan a los reyes en su camino. En serio, se las tienen que comer fijo. Deben estar azucaradas y todo. Después de la cabalgata se tiran siete días escupiendo pelos. “¿Qué? ¿Lo pasaste bien anoche eh malandrín?” “Qué va, pff, pddff, pffdf, es la barba postiza que en un frenazo de la carroza me la comí entera” Dramas humanos.

Aún así, parece que hace ilusión eso de pintarse de negro en la cabalgata de los Reyes Magos y aún se ven pajes y reyes entintados. Y a cada cual más cutre: manos con guantes negros para no pintarlo todo; cuellos blancos bajo caras negras; ¡hasta pasamontañas de color negro! Eso ya es confiar mucho en que los niños de ese pueblo ya han asumido las reformas de Wert con antelación. La cuestión es: ¿por qué no vamos más allá? Ya puestos a ampliar la farsa hasta cotas superiores, ¿por qué no cogemos a un afroamericano de Burgos y lo pintamos de blanco? Y que haga de Melchor. Os parece muy loco, ¿pero por qué un Baltasar pintado no lo es? Sería la cabalgata más original de la historia: Melchor, un negro pintado de blanco; Baltasar, un blanco pintado de negro y Gaspar… Bueno, ¿a quién le importa Gaspar? Próximamente en sus futuras cabalgatas cuando yo sea alcalde. No se lo pierdan.

Bonus: Buscando fotos, he visto que en Strambotic han pensado en lo mismo que yo para hacer un post y tienen fotos a mogollón: [Cómo arruinar la cabalgata con un Baltasar pintado]

3 dicen la suya

  1. Patri O. dice:

    Pues no sé si habrás oído lo que opina Anne Bottle sobre el tema…que habrá un Baltasar negro cuando haya un concejal negro. Perlas de la moza.
    pero si, es absurdo a estas alturas, a lo mejor es que con lo de ser políticamente correctos, buscan un eufemismo de negro, y a lo que se dan cuenta ha llegado el día de la selección y no saben como abordar el tema. “lo siento, buscamos alguien más…moreno…” “pues me doy unos UVA, lo que haga falta!” y así.

    • morri dice:

      Anne Bottle será considerada una auténtica “genia” de la política española. La portadora de la bandera de la Marca España allende los mares. Lo peor de todo es que es representativa del país.

  1. 06/01/2014

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: “No levantes los brazos, Sergio” – decían. Pero nada. Tiempo atrás en España había muy poquitos negros. O morenos, según lo eufimístico que seas en tu vida cotidiana. Yo lo he oído: “Conocí a un moreno”. Y moreno soy yo en ve..…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *