Hollywood quiere que te cases

boda hollywood julia roberts

Julia Roberts, deja de casarte ya

Llevo tiempo fijándome en la cantidad abrumadora de bodas que aparecen en todos los productos que vienen de Hollywood. No hay que ser especialmente perspicaz para ello, saltan a la vista constantemente. Pero un artículo que leí hace unos días sobre cómo Netflix categoriza sus series y películas terminó de confirmar mis sospechas con datos fehacientes. En mitad del artículo pude observar como la mayoría de esas pequeñas categorías que generaba Netflix estaban basadas en bodas. Con abrumadora diferencia sobre la segunda: la realeza. Que, en fin, siempre ha vivido de las bodas. Entre primos sobre todo. Así están.

A la conclusión a la que podemos llegar a través de esos datos es que Hollywood quiere que te cases. Ante todo y sobre todo. Te quiere en un altar con un vestido blanco y bien emperifollada. Y a ti muchacho díscolo que va de ligón, también quiere que te cases. Que dejes ya esa penosa vida del polvo furtivo y la noche loca. Que entres en el redil y termines en el mundo de la paja furtiva mirando webcams de mozas mientras tu mujer se ducha. Bueno, esto no. Esto era un poco American Beauty en la época de Internet. Quiere que te cases, que sientes cabeza, por muy incómodo que sea eso a la hora de comer. No hacen mesas y sillas para sentar cabezas, están mal. IKEA, ahí tienes un filón.

Así pues, Hollywood ve a los solterones y solteronas fracasados de la vida. A pesar de que pueda ser una decisión personal: no toda persona soltera tiene que ser una loca de los gatos. Pero las películas de la “fábrica de los sueños” no piensan así. Ellos te miran con cara condescendiente y son de los que si ven a alguna persona soltera de más de 30 años dicen: “Por algo será“. Si alguien os dice algo así decidle que seguís solteros porque su madre no quiere divorciarse y te tiene como amante bandido. Huracán, huracán abatido.

A pesar de todo en sus pelis aparecen de vez en cuando algunos solteros triunfadores que lo son porque piensan: “¿Por qué me voy a conformar acostarme con solo una si puedo hacerlo con siete?” Por esta razón aparecen personajes hollywoodienses que no entran en el canon casamentero… Al menos a simple vista. Porque a pesar de que existen estos tipos, la realidad es que los guionistas se apañan bastante bien para terminar llevándolos al redil y poner su cabeza en el SOFÄKABEZUN nuevo que acaban de sacar. Os traigo tres ejemplos muy sencillos sacados de dos películas y una serie. Hay spoilers de La cruda realidad, Up in the air y Cómo conocí a vuestra madre así que seguid leyendo bajo vuestra propia responsabilidad. Aunque la verdad, ya he dado pistas.

Así se puso en su primer noviazgo serio

Así se puso en su primer noviazgo serio

Barney de Cómo conocí a vuestra madre: Ejemplo de ligón empedernido. En vez de lanzarse a ganar trofeos de Platino en la Playstation decide crearse retos cada vez más difíciles para llevarse a muchachas tontitas a la cama. Liga mucho y hasta tiene un libro donde explica sus métodos. Se hincha a fornicar y es su modo de vida. Se siente orgulloso de ello. Pero… Hollywood tenía otros planes. Conforme van pasando las temporadas transforman al personaje en alguien enamoradizo y ñoño, echándose un par de novias serias; y la última temporada está basada íntegramente en el día de su boda.

Ryan Bringhman en Up in the air: Personaje encarnado por el conocido como soltero de oro de Hollywood, George Clooney. Otro ligón que va y viene de ciudad en ciudad fornicando con mozas allá donde pisa. Su parecido con George Clooney le ayuda, claro. Termina enamorándose perdidamente de una mujer de armas tomar que le da caña y que resulta que ya estaba casada y solo lo quería para divertirse. Conclusión: como solo querías divertirte ahora te jodes y bailas. Hacen que el personaje abandone sus ideales y demuestre que en realidad tanto ligar no le llena y se siente muy solo; para luego darle una hostia con la mano abierta en la cara. Crueldad con el soltero.

Mike Chadway en La cruda realidad: Protagonizada por Gerald Butler, que a alguna amiga mía ha dejado pegada al sofá viendo la película. Y no porque fuese la trama lo que le enganchaba, precisamente; ejem. Otro personaje ligón, además de machista y cínico. Por supuesto, no puede existir una persona así en la realidad. Con lo cual el personaje termina siendo, una vez más, alguien que se enamora de la chica que le hace cambiar, ver la vida de otra forma y casarse, casarse, casarse.

Y es que según Hollywood la boda es el fin fundamental de toda persona. A partir de ahí todo debe de ser cuesta abajo porque pintan la boda como el que tiene que ser “el-mejor-día-de-tu-vida“. Varias generaciones han nacido ya influenciadas por esta obsesión por el bodorrio espectacular y lanzan a millones de parejas a ello. Aunque no sea necesario. Aunque puedas “arrenjuntarte“. Aunque puedas considerar el mejor día de tu vida cuando nace un hijo tuyo y no una boda superficial con exceso de protagonismo… Sí, alrededor mío se está casando todo quisqui. ¿Se nota mucho?

Di la tuya

  1. 10/01/2014

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Julia Roberts, deja de casarte ya Llevo tiempo fijándome en la cantidad abrumadora de bodas que aparecen en todos los productos que vienen de Hollywood. No hay que ser especialmente perspicaz para ello, saltan a la vista cons..…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *