Fauna del gimnasio: Visitantes habituales


Hoy os voy a hablar de los visitantes más habituales, o que se pueden llegar a ver en un gimnasio. Porque lo de habituales… En fin, sólo algunas pocas personas pueden decir que van habitualmente al gimnasio. Ves la lista de apuntados dentro de uno de ellos, pongamos el Gym Cachas 2000, tienen siempre nombres tan originales como este. Pues te fijas en la lista y ves mil personas apuntadas, incluso dos mil. Por lo menos, que quizá el nombre del Gym lo pusieron por el número de abonados, quien sabe. El caso es que de esas dos mil personas vayas a la hora que vayas siempre hay los mismos tres o cuatro que deben de estar todo el día allí.


Así que basándome en esa premisa enumeraré los personajes de gimnasio que te puedes encontrar en algún momento del día, por esas casualidades de la vida. Veamos.


1. El cachas: El cachas es el típico hombre que está en el gimnasio para lucirse y hacerte desmoralizar. Mientras tú coges tus pesas de 4 kilos, él se monta las pesas de 20, 10, 5, 2,5 y todas las de un kilo que haya sueltas y se las pone a cada lado de la barra. Que más que una barra de pesas parece un pincho gigante repleto de cosas, pero en fin, el tío se decide a levantarlas. Pero aún así, con todos sus músculos, le dice a alguien: “Perdona, ¿me la aguantas?” El tío mira asustado con cara de “¿Yo? ¿Por qué yo? Mira que hay gente…”, a ver quien le dice que no, a lo mejor te da un ostión y te deja apañado de por vida“Estoo, es que no me viene bien”. “¡La barra hombre! ¡A ver que te has pensado!”


Y va el tío a aguantarle la barra que no sé como tiene valor, como se le escape al cachas se van a tomar por culo los dos. Y va el tío, y hace: Hop, hop. Dos veces y ala, ya está. ¿Para eso va al gym? Dices, si ya está más que fornido, para ir y tirarse más rato colocando las pesas que levantándolas, casi que mejor no ir. Pero bueno, son cosas que no se entienden.


2. El primerizo: El primerizo es el entrañable chaval que nadamás entrar por la puerta del gimnasio ya tiene agujetas. Se apunta porque quiere ser un chico fornido y bien fuerte y se pone a hacer pesas como un poseso. Les enseñan la sala de cinta y bici y pasan de eso. “Bah, pa qué” Y se van a hacer pesas sin conocer sus limitaciones físicas. Poco a poco se dan cuenta de que no saben ni como funcionan las máquinas y acaban enredados entre cuerdas. “Perdón, señor monitor, ¿la salida de la máquina, por dónde queda?” Al día siguiente, después del esfuerzo, se lo piensan dos veces a la hora de entrar. Eso sí, están todo el día diciendo a su vecindario que van al gimnasio. “Sí, ¿sabes? Estoy lleno de agujetas porque ayer, ayer… ¡Fui al gimnasio! ¡Ja!” Como si no fuera todo el mundo. “Sí, yo también estoy apuntado, pero no voy nunca”. El primerizo corre mucho el peligro de volverse de los tipos de persona que dicen esta frase.



3. El monitor: El monitor es una pantalla que hay delante de los ordenadores que permite ver un sistema gráfico de ventanas muy mono. También permite ver películas, juegos y esas cosas multimedia.


3. Bis. El monitor: El monitor es esa persona que está allí para controlar que la gente usa las máquinas. Es decir, va allí, mira a la gente, les dicen cuatro cosas y se va. Luego está el que hace clases que ya tiene más faena que la de jugar al solitario como el de mi gym. El tío llega allí, se sienta delante del ordenador y ala. “¿Venías a?” “Quería que me hicieras una rutina de ejercicios” “Ah, ¿has venido alguna vez?” “No” “¿Tienes algún problema físico?” “No” “¿Qué quieres hacer?” “Ejercicio, si quisiera una hamburguesa iría al McDonalds de allá fuera” “Muy gracioso, ¿has visto mi brazo?” “Emmm, ssssí, señor”. “Perfecto así me gusta, pues bien, aquí tienes tu rutina” Después de darle al botón que pone: “imprimir rutina para pringados” Un faenón.


4. El flipado: El flipado es aquel que se coloca una pesa de 4 kilos en un brazo y se pone a hacer bíceps mirándose al espejo poniendo caras. “Uaaammmm” “Uoooommm” Y se gusta. Se gusta tanto que se mira y se relame en el espejo mirando sus brazos ardientes de sudor. Se mira y se dice: “Porque me gustan las mujeres que si no me fornicaba a mí mismo”. Y sigue caminando por el gimnasio sin parar de mirarse por el espejo, que no se choca con las máquinas porque se las sabe de memoria, y procura no chocarse con el cachas, por lo que pueda pasar. Luego cuando se va a la ducha y se desnuda, procura no mirarse en el espejo. Hay cosas con las que no se pueden hacer pesas.


5. El gritón: El gritón es el hombre que no sabes si está haciendo pesas o corriéndose directamente. Estás tan tranquilo en tu máquina cuando de golpe escuchas: “Uorrrghhhhhhhhhh” “Grroaoaaarrghhhh” “Aaarruuuuummmppfff” “Uaaarrghhh” Y dices, joe, ¿donde me he metido? ¿Han abierto la jaula de los gorilas? No sabía que había un zoo tan cerca… En fin, que te das cuenta al final que es un tío que está rojo perdido, que si se pone más rojo al final lo colocan de baliza en la carretera y que está gritando levantando sus pesas con un esfuerzo sobrehumano. Que dices: ¿Es necesario? No. Pero ellos gritan.


6. La tía buena: La tía buena siempre aparece en cualquier post clasificatorio que valga. En mi gym al estar en la Universidad, eso escasea, pero en cualquier gym del mundo se pueden encontrar varias musas del gimnasio. Y me explico con lo de musas. Cuando pasa una tía de estas por la zona de pesas y se queda, digamos, más de 10 segundos, es como si les viniera a todos los tíos la inspiración que nunca han tenido y se ponen a realizar pesas a una velocidad de vertigo. Se oye al gritón gritar más que nunca: “Iiioooaaaajjjrjrghhh” Y se forma un ruido de máquinas increible. Ella pasa de largo que para eso iba a hacer aerobic. Muchos de ellos se apuntarán a aerobic aunque siempre habían jurado que era de mariconas.



7. El salido: Y aquí viene el salido. El salido es aquel chico que va al gimnasio a ver carne, sea la que sea. Si es gay lo tiene bien montado porque en el vestuario se va a poner las botas, aunque debe ser un sufrimiento, imaginad lo que sería contenerse (sino fuerais gays) en un vestuario repleto de chicas. Es duro, nunca mejor dicho. Si es heterosexual el salido lo verás aparecer por todas las zonas más aeróbicas, a las chicas no les suele gustar hacer muchas pesas y están haciendo bici, en aerobic y cosas así. El salido estará en todas fijándose en uno y cada uno de los culos y tetas que aparecen por allí. Hasta el punto de sabérselos de memoria. Provoca no poco resbalones con el reguero de babas que va dejando por el gimnasio. Es un peligro subirse a la cinta de correr después de él.


Y hasta aquí la clasificación, seguro que hay más, muchos más. Pero los dejaré para una futura segunda parte de fauna del gimnasio. Por ahora, habéis leido bastante, si habéis llegado hasta aquí. Descansad. Ya sabéis, esto del gimnasio agota.

27 dicen la suya

  1. Zuviëh dice:

    En momentos como estos, bendigo mi cuerpo asqueroso. El salido iba a volver a su casa sin mandíbula entonces. :P

    PD. Que conste en acta, yo no soy agresiva, simplemente me dan asco ese tipo de gente.

  2. luca- dice:

    Se te ha olvidado el más clasico.
    El apuntado: es esa persona con una gran fuerza de voluntad, hace planes con als 12 uvas, si, joder, estoy barrigud@ y mirarme en el espejo es como leer hasta la mitad un libro de Corin Tellado. Reune todo el coraje y se va a un gimnasio, habla con el monitor, le pesa, le mide, le mide la grasa corporal, le prepara una tabla de lo más indicado para todo lo que quiere reafirmar (hay quien cree que un gym es un cirujano plástico) y reune todo el valor para pagar la cuota de un año. Cuando sale del gimnasio se siente como si ya hubiera hecho un millón de ejercicios….cuando reuna más valor, empezara a ir al gimnasio, ya tiene comprado el chandal, las deportivas y unos guantes de alterofilia..quiza cuando pase el año ya no pueda devolverlos aunque no los ha estrenado

  3. morri dice:

    Zuvieh: Dí que sí, un buen golpe a tiempo quita una baba del culo rapidamente.

    luca: No lo he puesto pero hablo de él, el que se apunta y no va, aunque tú lo has definido bien como el que no va hasta que lo tiene bien preparado todo. Al igual en la segunda parte cuando la haga, salen los nuevos que podáis poner y de los que tengo por ahí apuntados.
    Saludos.

  4. Hugo Denis dice:

    Lo que me he reído XDDD

    Pero te has olvidado decir que el 95% de los que van son los típicos bakalatas y garrulos con media neurona que se funde mientras comentan con sus compañeros la última carrera de F1, las tías que se han tirado el fin de semana (mentira todo) o lo hijo de puta que es Eto’o.

  5. Mikaela dice:

    Buajajajajajajajaj!!
    Morri, me encanta leer tus comentarios.

    Y los que hacemos aerobics en casa? brincoteando enfrente de la pantalla y sudando la gota gorda.
    Somos una raza diferente. Seguro!

  6. Tito Kokin dice:

    También está el intencionado, que es el que siempre tiene la intención de ir a un gimnasio y al final acaba comiendo donuts delante del monitor de su ordenador. Si total ya hace ejercicio con el ratón y el teclado….

  7. maerbale dice:

    yo estuve dos años yendo y tuve q dejarlo por falta de tiempo,(antes de convertirme en una adicta a las pesas, xDD). eso sí, me harté de ver cuerpos danone con cerebro petit – suisse xD.
    pero yo no me encuadro en ninguna de esas categorías, eh? pertenecer yo a ese tipo de fauna? Ja! vamos anda…xDD…yo iba x eso de la mens sana in corpore sano, por supesto!

  8. Angie dice:

    también está la que va super-megafashion-conjuntada!!! jajaja! mayas rojas con una raya en el lateral en azul marino, top “enseña-ombligo plano” en los mismos colores, cinta para el pelo a juego también, deportivas (a juego también; tiene varias para poder combinar, según el modelito del día..), etc… ah!! y por supuesto… todo nike!!! juasjuas!!!

    Y en el extremo opuesto… la “zarrapastrosa” que va con las mallas que tienen las culeras hasta dadas de sí, jajaja, y que se planta la camiseta anchota más vieja que tiene en casa, y hasta va medio despeiná….

    (categorías ambas, que puedes encontrarte también en en género masculino)

    PD: sigue así, morri! que tus “clases de risoterapia” son muy saludables y esas, por suerte.. no agotan nada!!!

  9. Anonymous dice:

    Lo mas triste es la gente que va i se mete de todo para impressionar.

  10. Nissae dice:

    Y si alguna vez os habeis apuntado a aeróbic.. no habeis flipado con la persona viejuna (60 largos) con calentadores y una cinta en la cabeza (solo le falta una pluma) ahí la primera dando unos botes de impresión? que piensas.. pero yayaaaaaaaa…

  11. morri dice:

    Hugo Denis: Pues no sé, yo al gimnasio que voy no hay tanto de eso, supongo que será por ser de la uni. Yo creo que hay de todo. Hay flipadetes y hay que van a hacer deporte y ya está.

    Mikaela: Muchas gracias. Sí, a mí la gente que hace aerobic mira, pero los que hagan Batuka… Aayy, un día hablaré de la Batuka XDDD

    Tito Kokin: Sí, algo así ha dicho Luca- y también yo mismo en el post lo he comentado de pasada sin entrar en la clasificación porque considero que esos son la mayoría.

    Maerbale: Claro, mens sana in corpore sano, hay que tener eso en cuenta siempre. Y sí, en el gimnasio hay cuerpos danone con cerebro petit-suise pero también hay cuerpos irrecuperables que hacen lo posible por hacer algo que también se ven muchos.

    Angie: Muchas gracias. Sí, los chicos no suelen ir muy llamativos pero suelen llevar camisetas sin mangas para poder admirarse a sí mismos sus brazos en el espejo. Las chicas que van rollo Madonna en su videoclip la verdad, que se queden en casa. Y las que van normal son las musas XDDD

    Anónimo: Eso es muy triste, cuando lo dejan luego están ahí todo fláccidos xDDD

    Nissae: Las abuelas del gimnasio creo que va a ser un post especial para ellas de fauna del gimnasio xDDD

  12. Angie dice:

    Batuka? qué tienes tú “en contra” de la Batuka, Morri??!! ehhh, ehhhh? jajajaja! Pos yo me declaro fiel seguidora de la Batuka!!! jajajaja! que voy 3 veces a la semana y, pa mi gusto, es infinitamente más divertida que el aerobic, que ya se ha quedado un poco anticuao! fue el boom en los 80-90 pero ahora, mejor un poco d batuka, no? jajajaja

  13. Anonymous dice:

    Yo sería una mezcla entre el apuntado y el primerizo. Apuntado porque mi gimnasio está cerca de la universidad y la verdad es que las cuotas son muy baratas, hasta da pena no pagar. Alomejor te cuesta un año 80 Euros, de risa. Y primerizo porque como no voy casi nunca pues siempre me siento un novato. Antes de entrar ni si siquiera por la puerta ya tengo agujetas. Es horrible!

    Por cierto hay algo que no se si pasara en tu gym pero en el mio ocurre muy a menudo: es el llamado “efecto el calefaccion”. Yo voy poco la verdad, soy mas de deportes al aire libre. Pero las veces que me pasaba me chocaba el tremendo calor que despide el gimnasio. Solamente con pasar por la puerta notabas un chorro de aire caliente que te abrasaba y cuando estás dentro ya ni hablamos. ¿Por qué ponen la calefaccion a tope en un Gym?. Siempre he pensado que lo hacen para vender más botellas de agua.¿A que si?

    PD: te leo desde hace más de un año y medio y por fin me decido a comentar. Sigue asi!

  14. morri dice:

    Angie: Yo?? Naaaada, no tengo naaada en contra de la Batuka XDDD Cuando me haya visto algún capítulo entero haré un post algún día XDDDD

    Inflamable: Muchas gracias, me alegro de que te hayas animado. Lo del efecto calefacción no lo he visto yo en mi gym, el mío es del que ponen el aire acondicionado que a veces tienes que ir con ojo XD Pero normlamente la temperatura es buena. En el tuyo lo harán para que la gente sude más y se piensa que hace más ejercicio xDDD

  15. Angie dice:

    jajaja!!! mu bien, mu bien! pues espero impaciente ese post batukiano…! jajaja! que será tan divertido como todos! saluditos desde Sevilla!

    PD: el día que lo veas, como te pegues la hora entera sentao, entonces supongo que sí que te parecerá bastante aburrido. Si te gusta bailar y soltar adrenalina, entonces te gustará! ;-)

  16. Alfonso Jiménez dice:

    Yo tal vez pueda ser de las pocas personas que puedan decir que voy a gimnasio habitualmente jajaja La verdad es que el gimnasio me gusta mucho (llevo varios años). En mi gimnasio los habituales somos como una gran familia x’DD

    Muy buen post ;)

    Un abrazo crack!

  17. ALBERTO dice:

    Muy bueno, yo estoy en la linea de mantenimiento, ni mucho ni poco. Indiferencia es lo que rezumo jaja.

  18. Negra cabreada dice:

    No sé qué me ha hecho reír más, si el post o los comentarios xDDDDDD

  19. volframia the slayer dice:

    casi me meo de risa Lolz esos.
    uff los salidos sonde lo peor, deberían estar enla cárcel :-s T_T.
    hay otra fauna….de esas niñas que se ven gordas y viven con yogurth ser y galletitas de salvados y hacen más de lo que pueden, je las anoréxicas :D
    que cada día se pesan, y están obsesionadas con esos temas y con las calorías o.O

  20. Juan Carlos dice:

    Morri pisha ere un crack!!! jajajajj que idolo! un saludo

  21. Albert dice:

    En este post tampoco podía faltar la alusión homófoba, el chiste del marica y la actitud machista. Mi única duda es: ¿Como puede una mujer leer esto y encontrarlo divertido? :S
    -Aunque me gusta la alusión que haces de la falocracia del machista: aman tanto su falo y su olor corporal que si pudieran se follarían a si mismos. Esto lo sabemos tod@s (supongo) no se puede despreciar al marica de turno sin un maricón redomado ^^

  22. morri dice:

    Albert: Tienes un problema con la homofobia, en serio. Háztelo mirar. Nunca he sido sospechoso de homofobia, excepto para los que buscan ofenderse porque sí. ¡A ver si no se va a poder decir nada de gente gay sin decir "tengo un amigo que es gay" y "son todos maravillosos"! Un poco de sentido común joder.

  23. Anonymous dice:

    Cuando yo iba al gimnasio las pesas taban arriba, y el tatami abajo, y nosotros ibamos a hacer tae kwondo. Te cambiabas en el vestuario y los cachitas de turno siempre te soltaban alguna tontería como : oye yo siempre me pongo ahí. Y chorradas semenjantes, hasta que te veían el cinturón marrón o más tarde el negro, entonces se callaban.

    De todas formas fue una buena experiencia por que hice muchos amigos, y que pelearamos por deporte no significa que luego lo hicieramos fuera del tatami , aunque me quedé con ganas de darle un par de lecciones a más de un cachitas, pero no hubiera sido justo.

  24. Dolmance1981 dice:

    Yo soy bisex y voy con asuidad al gym, nunca he tenido ningun problema con nadie porque controlo mis propios instintos, y en cuanto al comentario de morri en su articulo, me ha hecho gracia, no hay que ofenderse por cualquier chorrada, hay que hablar de todo con naturalidad los gays y bisexuales somos iguales a los heteros y si alguno se ofende ya lo hace diferente, y de ahi salen los guettos

    X cierto, si, me pongo las botas de ver cachazas pero los prefiero vestios porque completamente desnudos dejan mucho que desear, se ve que los ciclos y anabolizantes (se te ha olvidado hablar de los ciclados) les encoje el cerebro y el miembro…

    UN SALUDO

  1. 11/03/2013

    […] podría decir que echar un polvo lo puedes hacer en cualquier sitio. Solo es necesario un poco de forma física según lo que quieras hacer, tarzán, y… Falta de vergüenza ya que hay sitios en los que las […]

  2. 17/05/2013

    @Strambotic A ver qué os parece este que escribí hace ya unos años sobre el mismo tema :D http://t.co/Zm7VPaddNy

  3. 02/07/2014

    […] se está duchando. “Ahí va, qué gorda… La barriga” Los dueños de los gimnasios lo saben bien y por esa razón durante esos meses las matrículas son gratis. La matrícula de un […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *