Yo es que sólo lo veo haciendo zapping


“¡Hago chas y aparezco en tu zaaapping!”

Hay una costumbre, arraigada entre los consumidores habituales de telebasura, de justificarse continuamente diciendo: “No, es que lo veo haciendo zapping”. Para mí, que me digan esa frase tiene la misma credibilidad que me digan: “mi mando está poseído por un demonio y cambia por su cuenta a Telecinco cuando sale Jorge Javier Vázquez”. Es decir, cero. Sin embargo, estas personas no se cansan de decir este tipo de cosas cuando deciden hablarte de un reality o de algún cotilleo. Su conciencia les quema y no pueden reconocer que jamás soportaron los documentales de la 2.


Todo sea dicho, los documentales de la 2 son un coñazo. Que alguien lo diga ya. ¡Son un maldito coñazo! Nadie los ve, que no mientan en las encuestas. Pero no porque no le gusten los documentales, es porque son un rollo. Que se pongan alguno de la BBC y verán. El problema es que los documentales de la 2 son el justificante comodín de todos aquellos que ven telebasura y se sienten culpables por ello. Es como aquel camionero rudo de perpetua barba de cuatro días que le gusta hacer gimnasia rítmica con cinta en casa y necesita mostrar su condición de macho a todas horas bebiendo cañas, eructando sonoramente, fumando puros y escupiendo en la acera con el palillo en la boca. Pero en realidad es un tierno corderito que disfruta con sus saltos gráciles mientras canta: “Laaa laa laaaa” Con voz angelical. Entrañable.


Casualmente la gente que dice esto de los zappings furtivos termina viendo un programa de telebasura. Nunca dicen: “Nooo, es que haciendo zapping, pillé Saber y ganar y me quedé enganchado” No. Saber y ganar no engancha a nadie haciendo zapping, Saber y ganar lo ven… ¡Porque son seguidores! No se pierden ni uno. Tienen en su casa hasta un póster con las fotos de los ganadores y un altar con Jordi Hurtado al que le rezan todas las noches para que mantenga su piel tersa y suave que no envejece nunca. ¿Pero la Noria? ¿Operación Triunfo? ¿Eso? Eso lo ven haciendo zapping. Van haciendo zapping durante medio minuto, pam pam pam pam, llegan a donde están haciendo La Noria… Y ahí se queda durante toda la noche. Eso es hacer zapping para ellos.


Y no mienten, ojo. Lo que pasa es que lo venden como si: “Eh, que llegué de casualidad, lo vi justo en el momento en el que cuentan la biografía de la Belén Esteban, con ella incluída llorando a cámara con el botox desprendiéndose de sus labios; luego venía un debate con la morsa y el facha en el que no se oía nada; y terminó con un striptease del hermano de Dinio soltando la minga debajo de una toalla, pero fue casualidad Claro, una casualidad de dos horas. Como para perderse algo. Pero ellos nooo, no ven telebasura. Por favor. No les insultéis.


Así pues, ¿por qué lo hacen? ¿Qué clase de elitismo pretenden demostrar? Si lo ven, lo ven y punto. Y que no vengan con excusas de zappeo porque no cuela. O lo típico de estar hablando de un Gran Hermano y decir: “El tío aquel que se lió con la otra y luego se fue al Caribe, se trajo una mulata y cómo se llamaba… Ummm, quee no me acueeerdo”. Como si no se acordara del nombre, porque claro, no lo ve. Se sabe la vida entera, pero el nombreee… “Es que pa’ los nombres soy mu’ malo”. Ya.


Seguro que muchos de estos luego se compran el Pronto para estar al día. Y lo ponen dentro del Playboy para que nadie sospeche, que está a su vez dentro de la revista de coches. Dejen de ocultarse, consumidores de telebasura y revistas del corazón, en excusas baratas. Salgan a la calle y griten a los cuatro vientos: “¡¡Veo Sálvame!! ¡¡El tomate nunca debió desaparecer!! ¡Jorge Javier Vázquez es mi Dios!” Y poneros una camiseta con un mensaje que ponga: “Yo también aplaudí a Belén Esteban en un programa de televisión” Todo será mejor a partir de ahora. Podréis limpiar vuestra conciencia. Ánimo.

2 dicen la suya

  1. 28/01/2013

    […] lo normal en estos casos es hacer zapping. Si algún día tengo hijos, por mi madre que hago zapping si sale una peli de estos personajes por […]

  2. 09/01/2014

    […] que son y cuesta ponértelo en la oreja y no sentir que te has equivocado y tienes el mando de la tele. Si no fuera por la pantalla táctil más de uno se equivocaría al salir de casa. Llamó a su […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.