Soplando se arregla todo

Image hosted by Photobucket.com

Cualquiera de vosotros, sufridos lectores, habréis sufrido (valga la redundancia) algún problema con algún aparato de la casa. Llámale DVD, llámale tele, llámale ratón. Claro está, a nadie le gusta que se le estropee nada y es un engorro el arreglarlo, sobretodo cuando no se sabe cómo y se ha de llevar a la tienda. Y encima no tiene garantía el aparato en sí.


Pues hay una solución muy sencilla. Todos la sabemos, todos la usamos, y es, practicamente, infalible. Soplar. ¿Quien no ha intentado arreglar alguna máquina de la casa soplando? ¡Todo el mundo! Que se estropea el dvd, un par de golpecitos, y soplar al lector. Que se estropea la radio, un par de golpecitos y un soplido al altavoz, e incluso a la platina lectora de cassettes (parezco Juan Cuesta dándole la vuelta a las frases). Que se estropea el ratón, se quita la bola y se sopla. Que se estropea la tele…


¡Ojo! Que todo lo demás ha podido parecer irónico, que soplas y no se arregla, y si le pegas golpes menos. Pegarle golpes es como un arreglo a corto plazo y un destrozo a medio plazo y aún le doy mucho tiempo. A lo que iba, ¡el televisor se puede arreglar soplando! A un amigo mio le pasó. Hablando por el Messenger (por cierto ya ha salido la versión 7 sin beta) eramos tres y de repente uno dijo: “No me va el televisor”. Y un amigo mío le contesta: “Sopla, verás como se arregla”. Empezamos a descojonarnos vivos diciendo, venga va, todo se arregla soplando…


Pues mi amigo, el del televisor estropeado, tardaba en contestar. Cuando volvió vino diciendo: “¡Acabo de soplar y se ha arreglado!” Increible pero cierto, abrió la tapa, sopló y volvió a funcionar el televisor. Con esto se demuestra, aunque solo sea con un ejemplo, que soplando se puede arreglar cualquier cosa. Y no me vengais con método científico y contra-ejemplos, ¡funciona y punto!

8 dicen la suya

  1. Dwarven dice:

    pos como los cartuchos de juegos de las consolas antiguas,q si no funcionaban soplabas y to arreglao

  2. arispiq dice:

    y hasta mi pc, escuchaba un ruido raro dentro de la torre y el ordenador no se encendia, nada.. abro la torre y soplo y r e q u e t e s o p l o, cierro.. y…ooh… funcionaba otra vez :P

    y esto me paso hace dos dias eh!!

  3. O.k.,o.k.! dice:

    De ahí el amor en el mundo anglosajón a los blowjobs

  4. morri dice:

    En el mundo anglosajón y en el latino también! jaajajaj
    Lo de los cartuchos si me llego a acordar lo enchufo en el post, era buenísimo, todos lo hacíamos! El soplar era la magia!
    Arispiq, es que es real, ya lo digo yo, el soplar lo arregla todo! jajaja :P

  5. Elizabeth dice:

    Ostras, no me había dado cuenta que, cuando el secador de pelo no funcionaba, soplaba y volvía a funcionar! Creo que esto de soplar-cuando-algo-se-estropea viene en los genes jejeje
    En cambio, cuando se estropeó la tele, en vez de soplar le di unos golpes y se murió para siempre. Y si le hubiese soplado?

    Saludetes! ;)

  6. lavirgenpita dice:

    Pues yo tenía una tele que duró unos cuatro años a golpes. La imagen se achataba y con unos buenos golpes se volvía a ver bien. Hasta que llegó el temido momento en el que de un golpe murió del todo.Cosas de la vida.
    Por cierto, yo también hacía lo de soplar en la consola, jiji.

  7. Mari dice:

    Pues mi amiga y yo cuando eramos unas chiquillas,jugabamos a su Nintendo de 8 bits(que fallaba mas que una escopeta de caña),al Super Mario 3,que nos encantaba y nunca nos lo podiamos pasar.Un dia,ella se lo pasó y de la alegria cuando mato al bicho del final,dio un golpe en la mesa diciendo:¡Bieeeen,me lo pasé!……..y la consola se pilló y no pudimos ver el deseado final.XD

  8. Anonymous dice:

    Mi historia no está relacionada con ningún aparato eléctrico…pero sí con fuego…y soplando no se arregló(pero bien que lo intentamos)
    Soy estudiante e ibamos a hacer de comer…horas antes habíamos limpiado todo el piso (cosa rara pero cierto). Mi compañera limpió la hornilla y los fuegos.
    Cuando encendimos uno de los fuegos vimos que no salía bien sino que se encendía por una parte y por la otra no…así que soplamos para que se extendiera por la parte que no se encendía…lo malo fue que no se como se prendieron los tres fuegos restantes y finalmente se unieron todos en una gran llama que ardía…(pensaba que salíamos ardiendo) y sin otra cosa que pensar comenzamos a soplar para intentar que una pedazo de llama se apagara…pero no funcionó…menos mal que una de mis compañeras tuvo idea y cortó el gas…todo fue un susto.
    Lo que vengo a decir es que es un instinto el que tenemos el de soplar para arreglar todo…cosas de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.