El porno en 3D


“Perdona, se te ha caído algo”

Si digo que el 3D está de moda no os voy a descubrir nada nuevo. La frase es: el 3D es… Oooh… Redoble de tambores… ¡EL FUTURO! ¿El futuro de qué? Pues no lo sé. Es el futuro, así a secas. Lo dice la gente, será que es verdad. El 3D con gafas y tal no es nada nuevo, es más, salas como el IMAX llevan muchos años con ello sin armar ruido y con una calidad superior a las salas de cine normales, pero… ¡El 3D es el futuro! ¿Me habéis oído? ¡El futuro!


Todo esto viene porque la película Avatar ha sido un éxito absoluto. Peli que, por cierto, aún estoy planteándome hacerle un post-parodia a pesar de que me gustó. Pero es que es tan parodiable… El caso es que cuando fui a verla con unos amigos uno de ellos me comentó algo en lo que todo el mundo ha pensado cuando ha visto una peli en 3D: “¿Te imaginas que hicieran lo mismo con el porno?” ¿Quién no se ha preguntado esto viendo Avatar? Así que ese amigo me recomendó hacer un post sobre el tema y hasta hoy no había encontrado el momento. Hasta que esta noticia me ha hecho arquear una ceja y decidir hablar de ello: Tinto Brass – que no es el nombre de un vino con gaseosa veraniego, pero podría- está dispuesto a rodar la primera película porno en 3D. Ole ahí, toma ya.


El director de cine italiano, de 76 años, ha anunciado que de inmediato se pondría a escribir el guión de la película. “Mañana por la mañana a primera hora estará listo” – declaró en petit comité. Que yo me lo imagino escribiendo el guión y otro corrigiéndole: “Ponle más Aaahh’s” “Yo le pondría un Ooohhgh aquí en medio y quedaría la mar de bien” “Bueno, pero no te olvides de un Uuh, como me gusta” La típica discusión en un guión de peli porno. Pero lo que debemos preguntarnos seriamente es: ¿Cómo será una película porno en 3D? Pensemos.



Metáfora manida

No sé si habéis ido alguna vez al IMAX a ver una película en tres dimensiones. Depende de la sala a la que hayáis ido para ver Avatar no es en absoluto comparable. Normalmente en un IMAX estás muy cerca. Mucho. Yo fui a ver una de dinosaurios y no jugaban demasiado a darte sustos, pero las fauces de algunos se acercaban peligrosamente. Aquí me pregunto yo, qué da más miedo: ¿un Tiranosaurus Rex con la boca abierta enseñando sus colmillos acercándose a tus ojos o el rabo de Nacho Vidal apunto de descargar? La respuesta es evidente. Viendo una película de Nacho Vidal en una sala en 3D provocaría una ingente cantidad de gritos masculinos en la sala: “¡¡¡NOOOO!!!” Y todos tumbados debajo de los asientos. Ya, si quieren hacer la proyección de la peli en plan performance que lancen litros de Leche Pascual al público y ya tienen la sensación 3D elevada al máximo.


Alguno dirá, bueno, a las mujeres que vayan a ver la peli a lo mejor ver en 3D el mango de Nacho Vidal no les parecerá mal. Pero… ¿Cuántas mujeres irán a ver una peli porno en 3D? ¿Una? ¿Ninguna? Así que es probable que lo que más se vea en 3D sean pechos femeninos recauchutados en formato panorámico. Todo en primeros planos. Que parecerá la invasión de los pechos, que si la actriz se mueve mucho la gente podrá sentir las tetas como si fueran tortazos en la cara. Plas, plas. De un lado y de otro. ¿Y las penetraciones? ¿Las harán con una cámara en la punta del cimbel del hombre y parecerá un documental de espeleología? “Y ahora nos introduciremos en la cueva húmeda del volcán femenino…” Sí, con estos eufemismos tan de relato erótico chusco.


En definitiva, parecen dispuestos a aplicar el 3D a todo lo audiovisual. Llegará un momento en el que no saldremos a la calle sin nuestras gafas 3D. Anuncios por la calle en 3D, camisetas con motivos en 3D, ofertas del súper en 3D, ¡hasta las personas pareceremos difuminadas cuando nos quitemos las gafas! ¡Todo en 3D! ¡Todo! La fiebre por las tres dimensiones no ha hecho más que comenzar. Y ya se sabe que cuando el porno entra en algo, entra hasta el fondo.

7 dicen la suya

  1. Tiberio dice:

    Esperemos que sólo sean modas pasajeras, pues el porno ya excede de lo meramente mete-saca, si a una gran ejaculatoria con riego aspersante al público, le sumamos escenas cuprológicas, acompañadas de una cierta aromaterapia, apaga y vamonos al cine con traje de aguas y paragüas…
    … ¿si te mojan (o te defecan)las palomitas te las repone la casa?.

  2. morri dice:

    Buenoooo, si metemos olores a condon usado y otros efluvios el cine no sé qué va a parecer ya. En cine convencional se habla de introducir el tema de olores, pero yo tampoco lo veo muy necesario. Tampoco hace falta tanta inmersión. Lo que eso sí, ir a ver porno con palomitas es algo raro, ¿no? La gente en esas pelis tiene la mano ocupada, y si se equivoca de mano al coger palomitas…

  3. Pablo dice:

    Jajajaja. Para qué comentar más…

  4. JK dice:

    Bueno, que conste en acta que el señor Tinto Brass tiene bastante experiencia en lo que a cine erótico se refiere y sus películas suelen tener guiones intereasantes. Como por ejempl "Monamour", que trata de una tipa que está muy buena y se pasa toda la película poníendole lo tarros al marido con un gabacho.

    Otra para recordar es "Cosi fan tutte" (así hacen todas) que también va de una tipa que le es infiel a su marido, aunque en este caso la tía se folla todo lo que ve a mano. Cuando el tipo se lo reprocha la mujer, aun encima, se cabrea y le dice que "quién es el para cohartarle su libertad de follar".

    Tinto Brass rules joder!

  5. xym40 dice:

    Recuerdo haber leído por ahí que se está haciendo una peli porno para verla en 3D, habría que informarse más.

    Pd: que no desaparezca el cine 3D, que mola :P

  6. morri dice:

    JK: No he visto nada suyo la verdad. Me falta cultura pornil. Pero de todas formas esos argumentos no serían tampoco la repanocha así a bote pronto… Pero habrá que echarle un tiento, o un Tinto.

    xym40: Pues es probable que lo hayas leído en el segundo párrafo de este post :P Donde enlazo a la noticia.