Breve resumen de esto de la Navidad (es un decir lo de breve)


Hoy, ya que es día 25 y es exactamente Navidad os haré un breve, o no tan breve, resumen de lo que son las fiestas navideñas en general día por día como si fuese un diario en el que la mayoría de la gente se va a poder sentir identificada. Y es que al fin y al cabo en estas fiestas todos acabamos haciendo lo mismo y si quisiera hacer un resumen corto podría ser este: “Nos pusimos de comida hasta el culo y bebimos hasta perder el conocimiento”. Esos son los mensajes de paz de la Navidad… Paz, porque estará todo el mundo durmiendo la mona, la taja y reposando los kilos de comida en el estómago. Beurp. Perdón, un calamar.


La Navidad da el pistoletazo de salida el día 22 de diciembre, el famoso y conocido día de la salud. En él se hace el sorteo de la Navidad y la mayoría de la gente se tira la mitad de la mañana viendo un sorteo aburrido e insulso en el que no te toca nada. Luego aparecen unos cuantos actores contratados por los telediarios que dicen que les ha tocado la lotería y lo celebran con champagne. Nada más lejos de la realidad, la lotería es una leyenda urbana y nunca toca.


Luego viene el primer día de comilonas, la Nochebuena. Supongo que lo de Nochebuena viene porque después del atracón de comida que te pegas en la cena acabas pasando una noche buena de eructos, indigestión e insomnio. En ella la gente tiene tendencia a cantar villancicos de postín y siempre son los mismos. Yo me pregunto: ¿No componen nuevos villancicos ya? Como se entere Kike Santander el año que viene saca un disco que se llame la Villanzuka, les pone bases de reggaeton sobre el sonido de zambomba a los peces en el río y nos pone a una tía buena bailando con coreografía. Eso sí que sería un bombazo.


Al día siguiente, por si fuera poco la cena de Nochebuena, llega la comida familiar navideña por excelencia. ¡Cómo si te quedara estómago para más! Lo mejor de todo es que en la comida de Navidad se suelen comer muchas cosas que sobraron de la noche anterior y entonces piensas: “Cohones, con la de cosas que comimos anoche, ¿aún había más?” A veces tu madre saca la comida hasta de debajo de las piedras… Aún así haces un esfuerzo titánico y te comes todo lo que hay y te preparas para no cenar. En tres días.



Pero en Cataluña por ejemplo hay una tradición más. El día 26 es San Esteban y también es fiesta. Y lo que es mejor, también va relacionado con comida. No sé que tenía este hombre por los canelones, pero debió ser un fan enfervorecido de ese plato. Se crean canelones para alimentar aproximadamente a tres levas del ejército y aún así te sobran. Por ese motivo durante los días siguientes hasta fin de año se come del canelón del propio canelón creado a partir del canelón, del canelón anterior mezclado con un poco de canelón del año pasado del día de San Esteban. Y aún así, sobra.


Otra fecha señalada de estos días tan entrañables es el día de los Inocentes. Este es el día 28 de diciembre y tiene la particularidad de celebrar la fecha en la que se mató a todos los niños recién nacidos por orden de Herodes, orden por la cual se lavó las manos Pilatos. El primer hombre con nombre de batería y de movimiento sonoro del aparato respiratorio. Se celebra un día sádico de la historia de la humanidad de una manera curiosa: haciendo bromas a nuestros semejantes. Es el único día del año en el que decir una mentira sobre cualquier tema va a ser más difícil de colar que cualquier otro día del año. Así que si pretendes crear una historia ficticia y que parezca real, no la hagas este día.


La próxima fecha festiva de la Navidad es el día 31 de Diciembre. Se acaba el año y hay que celebrarlo. Las mujeres se pasan el último día del año metidas en la peluquería para prepararse un peinado que les durará lo que duren serenas. La gente está más dada a querer fornicar para empezar el año con buen pie. Todo el mundo va borracho y en casa también hay comilona con 12 uvas incluidas. Si consigues sobrevivir al vómito al día siguiente tendrás una resaca de tres pares. Hay gente inconsciente que decide que es el mejor día para comer churros después de la comilona, el alcohol y el cansancio. Los churros suelen salir a la misma velocidad a la que entran pasadas unas horas.


Al día siguiente, o al año siguiente, decides despertarte a la hora de cenar. Con las lagañas pegadas y restos de vómito por la comisura de los labios miras a tu lado y te das un susto al ver la/el callo que te has ligado. Él/Ella a lo mejor piensa lo mismo, pero es Navidad y hay que ser solidario. Siempre estará la excusa del alcohol. No cenas porque no está el estómago para muchos trotes.



En los días siguientes te dedicas a recorrer tiendas en busca de regalos para tus familiares. No sabes qué comprarles, nunca se sabe qué comprar. Así que acabas comprando algo para tus padres que sirva para la casa y algún regalo suelto. Prohibidos los regalos de corbata para el padre y batidora/licuadora para la madre. Tu abuela te la encontrarás por alguna lencería comprándote calzoncillos. Y calcetines. Son las fechas adecuadas para renovar el cajón de la ropa interior.


Así que vienen los Reyes y llegan el día 5 de Enero. El día 6 se dan los regalos y el día 5 vas a la cabalgata donde algún niño con mala leche te dejará sin dientes debido a un caramelazo. Los más pequeños de la casa estarán contentos de darle la carta con sus pedidos a un tío de 40 y pico años largos, concejal de urbanismo, disfrazado con ropas chillonas y con una barba postiza. De mayores en vez de darles la carta les darán los impuestos y les dará más utilidad. Lo más seguro es que te acabes peleando con alguna mujer mayor en busca de un caramelo que quedó en territorio comanche.


Y una vez finalizados Reyes vuelve la realidad del trabajo o de los estudios. En el caso nuestro de los estudiantes llega el estrés real de la llegada inminente de los terribles exámenes y ya veremos como salen. Pero acaban de empezar las Navidades y hay que disfrutarlas. ¡Feliz Navidad!

7 dicen la suya

  1. Angie dice:

    bueno… he de decir que, para mi, ya ha caido la leyenda urbana de que la lotería de Navidad no le toca ha nadie y que los que salen en la tele son actores… a los tíos de mi compañera de trabajo le han tocado 150 millones de pesetas!! suerte que en mi casa… estams bien todos de salud! jajaja! que es lo que todos decimos cuando no nos toca!

    Me ha encantao tu post!!! me he jartao de reir ;-)

    Un abrazo desde Sevilla y Feliz Navidad!

  2. maerbale dice:

    pues todavía estoy reposando la cena de nochebuena y la comida de navidad…que el día 22 será el día de la salud, pero a mí estas reuniones familiares me la quitan a marchas forzadas…vamos, que yo ni lotería, ni salud, ni na (y luego que por qué no me gusta la navidad ¬¬)

  3. morri dice:

    Angie muchas gracias. Qué suerte los tios de tu compañera de trabajo, ya se podrían estirar algo y enviarme algo a mi casa xDDDD

    Maerbale: Oooh, no te gusta la Navidad. Normal que las reuniones familiares te quiten salud, pero nada, tú come y bebe y no pienses, ya verás que bien se vive borracha xDDDD

  4. María dice:

    me encanta la navidad!!

  5. Nissae dice:

    No se si será muy normal por ahí arriba.. pero aquí el viernes 22 celebramos la llamada,”Cena de la amistad”, en que elegimos precisamente el fin de semana alterior a la aborágine de las fiestas para empezar con buen pié y con trocitos de colesterol ya nadando por nuestras venas…

    Y ja sabeis.. “Qui no fa la vespra, no fa la festa”

    Feliz navidad!!!

  6. maerbale dice:

    aquí el 22 es el día de la champanada entre los universitarios, para qué queremos cenas XDDDD desde las 11 de la mañana bebiendo, jeje

  7. morri dice:

    María, eres faan de la navidad :) Dí que sí.

    Nissae: El caso es comer, sea el 22, el 23 o el día de la berenjena, da igual.

    Maerbale: Dí que sí, nada de cenar, donde se ponga la botellita de champagne por persona que se quite todo lo demás XDDD Luego no se acuerda nadie de lo que ha hecho y a los 9 meses los disgutos pero bueno, se ha pasado bien xDDD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *