Comprar un coche de segunda mano

coche de segunda mano

Yo soy un gran defensor del transporte público aunque dispongo de vehículo propio tal y como se dice en los currículums. Tengo coche no. Dispongo de vehículo propio sí. Aún así, tener coche tiene muchas bondades tales como la libertad de movimiento y la posibilidad de ser sustituto de una cama en situaciones que, digamos, lo requieran. Guiño, guiño, codazo. Y para algunos trabajos o vas en coche o no vas. Y el absentismo laboral está mal visto. Así que, ¿qué hacer si quieres comprar un coche y no te quieres gastar el pastizal que piden por uno nuevo? La segunda mano es tu amiga.

Muchos coches están de segunda mano y están perfectamente funcionales. Además más baratos aunque los coches tienen tendencia a seguir una gráfica de parábola invertida. Esto es: cuando te lo compras está al precio más alto y conforme sale del concesionario va soltando billetes por el tubo de escape. Si tiene 20 años está tirado de precio, pero cuando cumple 50 puede costar hasta más que de salida. Incluyendo la inflación. La magia del vintage.

Pongamos por caso que queremos comprar un coche de 20 años. Más faltaría que quisiéramos ahorrar y nos dejáramos un dineral en un coche de exposición. Así que lo primero que puedes pensar es irte a tu concesionario más cercano a ver qué hay de segunda mano. Y que te atienda un comercial con ganas de vender y llevarse su comisión. Yo siempre me los imagino como a Stan de Monkey Island, aquel mítico vendedor de barcos. Con esos vehículos de ocasión rodeados de banderolas recién sacadas de coches de choque.

Si ese tipo de venta te agobia y lo prefieres te puedes buscar un buen servicio web que te liste bien ordenaditos una cantidad de coches de ocasión que difícilmente podrás abarcar. Con sus fotos y sus más información aquí para que puedas enterarte hasta del más pequeño de los detalles que el vendedor haya querido explicarte. Hay gente que se los aprende y hace comparativas mentales espectaculares. Un amigo se sabía las especificaciones completas de más de 100 coches distintos antes de elegir. Cilindrada, par motor, potencia… Luego le pregunté, ¿cual escogiste? Y me contestó: “El blanco”. Cosas que pasan.

La segunda mano es una gran manera de encontrar el coche que mejor se adapta a lo que requieres sin necesidad de dejarte un dineral que sabes que vas a empezar a perder a la salida del concesionario. Y hasta te puedes encontrar unas monedillas en el cenicero de regalo.

2 dicen la suya

  1. 20/06/2013

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Yo soy un gran defensor del transporte público aunque dispongo de vehículo propio tal y como se dice en los currículums. Tengo coche no. Dispongo de vehículo propio sí. Aún así, tener coche tiene muchas bondades tales como la…..

  2. 09/01/2014

    […] poner a Messi de central y le dejaron la parte de atrás como un bebedero de patos. Así pues, su coche (que también era robado) fue mangado con celeridad por el otro ladrón. Su cara debió de ser un […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.