Nombres comerciales de mierda: Gel íntimo Chilly

Nombres comerciales de mierda es la sección que elige los nombres de marcas peor escogidos de la historia. En el primer post de la serie tuvimos a los míticos Condones Family. Hoy hablaremos del gel íntimo Chilly. Ahí queda eso.

crema chilly picante

Las cremas íntimas dan lugar a muchos chistes. Todos lo sabemos, somos como críos. Es la simple mención de algo sexual y el jiji jaja se hace en la sala. Como cuando éramos unos niños y venían a darnos clase sexual. “Ha dicho vulva jujuju” Y risas tontas por toda la clase. Hoy en día la cosa está más o menos igual. Sin ir más lejos en la recámara para la sección de anuncios al desnudo está el anuncio del Vagisil. Pero hoy toca hablar de una de las marcas más desafortunadas de la historia o la pionera en crear la primera crema íntima picante: Chilly. Con un par.

Porque yo, que soy mucho de imaginarme las cosas, me imagino el momento del brainstorming. Porque para mí todo parte de una tormenta de ideas entre unos cuantos publicistas y unos monos fumaos que nadie sabe como llegaron allí… Pero mejor no preguntar. Entonces me imagino al típico graciosete de la oficina lanzando la broma del siglo. Pero no la dice en voz alta. La escribe. Así pues, el responsable del departamento de marketing, que no es muy ducho en idiomas, lo lee: Chilly. Pero lo lee, no como vosotros avispados lectores, sino así: Chiyi. El graciosete la acaba de colar.

Muchos se miran con cara de “no puede ser” y el chistoso hace sonar ciertos “prrr” del que se aguanta la risa y a duras penas aguanta. El jefe de marketing anuncia que el nombre le encanta, le parece maravilloso y así se llamará la crema íntima que deja el frescor por esas zonas delicadas del cuerpo: Chilly. Y el gracioso se tiene que salir de la sala, alcanzar la puerta del lavabo y soltar una sonora carcajada que se oirá por los siglos de los siglos en las catacumbas de la compañía. “¿Qué es esa risa que oigo cuando tiro de la cisterna?” “El fantasma del que inventó el nombre de la marca para la cual trabajamos, Bermúdez, no pregunte más”.

Algo así tuvo que ser porque sino no hay quien se lo explique. Es como si el famoso grupo de música pasara a llamarse Red Hot Crema Íntima Peppers. Es decir, no. Hay cosas que no pegan. No vas a llamar a algo así crema íntima Wasabi en la vida. Porque si algo pica no lo puedes relacionar con una crema, ojo, una crema, que tiene que refrescar y aliviar picazones indeseadas. Un caso más de nombres desafortunados y que a pesar de todo ha dado visibilidad a la marca que ha dejado en nuestras vidas el famoso lema: “En lo más íntimo, quiero Chilly”. Y para el ojete una guindilla.

6 dicen la suya

  1. fossie dice:

    Si es que hay veces que el producto se recuerda mas por la gracieta que por el producto en sí y este es un claro ejemplo.

    Otro producto que resulta curioso es “Ymea silueta” que se supone que es un producto para perder peso pero yo cada vez que lo veo anunciado pienso que la forma de perder peso es meando cada dos por tres… vamos, ideal para la retención de líquidos jeje

  2. Manu Mateos dice:

    Solo una cosita. Chilly, en inglés, significa “fresquete”.

  1. 14/02/2013

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Nombres comerciales de mierda es la sección que elige los nombres de marcas peor escogidos de la historia. En el primer post de la serie tuvimos a los míticos Condones Family. Hoy hablaremos del gel íntimo Chilly. Ahí queda e…..

  2. 14/02/2013

    Nombres comerciales de mierda: Gel íntimo Chilly http://t.co/dZIRfkky

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.