Depilarse las ingles (encuesta acabada)

Pelos en una tarta

Pelos en una tarta

Estoy ahora mismo como un niño con zapatos nuevos con el cambio de lugar del blog. Para estrenarlo os voy a hablar de ingles, que siempre es un tema muy interesante. Hay un debate en la tele y ¿de qué hablan? De ingles. De ingles y pubis. Pubis por aquí, ingles por allá. A la gente le gusta hablar de pelos. O no, pero da igual. El caso es que aquí os traigo los resultados de una encuesta muy peliaguda. Para ilustrar esta encuesta preparé una aplicación en la que meter los resultados y que me hiciera unas gráficas muy guapas. Y diréis: “Coño, eso lo hace el Excel Y yo: “Ya, pero estaba aburrido”. Quería prepararlo para que trastearais vosotros mismos con la aplicación aquí dentro de la web, pero por ahora solo os pongo las imágenes. Todo llegará. Así pues, aquí están los resultados de la encuesta, nada más y nada menos que después de 532 votos.
Parrús tapadoComo podéis ver en la gráfica superior (me siento un poco como presentando un PowerPoint) la opción más votada ha sido la de… ¡Mantener la selva! ¡Pelos por doquier!  ¡El gato acostado! 127 votos del total han ido a esta opción. Pero si nos fijamos un poco más, veremos la diferencia entre los hombres y las mujeres. Es la opción más votada entre los hombres: 89 votos. Sin embargo, para las mujeres esta ha sido su cuarta opción con 38 votos. Una de dos, o los hombres son más dejados o las mujeres, que han votado mucho más la opción “y a ti que te importa”, tienen en esa opción la versión peluda (77 votos frente a 36 masculinos). Porque… ¿Qué motivación puede tener alguien por decir “a ti que te importa” en una encuesta anónima? Es algo que siempre me he preguntado seriamente… Así pues, por lo que parece, los 80 están volviendo.

Sin embargo hay otra respuesta que desdice completamente el anterior párrafo. Tenemos 121 votos en la opción “al cero”. Y en esta la cosa está más repartida: 61 chicos por 60 chicas. Son todo lo contrario que los anteriores, se dejan todo calvito calvito. Como si fueran recién nacidos. A lo peli porno. Bueno, según me ha contado algún amigo, que yo esas cosas no las veo. Según dice, están tan pelados que parecen pelotas de goma rebotando en un frontón. Pap, pap, pap. Ya. Qué cosas dicen.

Las barras al menos no tienen pelos

 

A pesar de todo, como vemos, la encuesta ha estado bastante repartida en general. Sin ir más lejos la opción “Sólo me hago retoques” ha sido votada por 113 personas. Por 70 chicos y 43 chicas. Son esas personas que se depilan las ingles, pero solo un poquito. Lo justo para que el matojo no se les vaya de las manos y sus parejas terminen usando machete para encontrar algo que tocar. Que una amiga mía le pasó, se dejó un día la mata, y al cabo de 3 días de haber ligado le apareció un tío entre las piernas. Le tuvo que decir: Dr Livingstone, ¿supongo?”

Amor de parrús

Nos quedan las opciones más votadas, que son las más elaboradas. En general, la gente no se lo curra. Al menos para el día a día. Las brasileñas solo las llevan 40 personas y todo chicas. Menos dos chicos transgresores, 38 chicas lectoras de esta web se hacen el llamado, comúnmente, frenazo de carretera. Y nos quedan los 16 lectores que más se trabajan sus respectivas ingles. Siete chicos y nueve chicas se hacen dibujitos. Qué sé yo, una flecha indicando el camino, un Belén ahora que viene la Navidad, un efecto sombra con la forma de su propio pene… Váyanse ustedes a saber. El caso es que con este tipo de personas, como empiecen a ponerlo de moda… Las peluquerías púbicas, o como un amigo y yo queríamos inventar: las parruserías van a ser el negocio del futuro.

Lo malo es que esta encuesta tiene un pequeño fallo, la pregunta no estribaba tanto en si la gente se depila o no, sino cuando. ¿O cuantos votos creéis que hubiera tenido la opción “sólo si creo que esa noche voy a follar”? Así pues, esa pregunta la dejaremos para más adelante – junto a la de si los pelos del culo abrigan o no -, para cuando ya hayáis olvidado el mundo púbico, de los pelos y demás. Para las próximas semanas os dejo una nueva sobre un tema menos escabroso, pero no deja de ser una pregunta personal. ¿Habéis hecho dieta alguna vez? ¡Ale! ¡A votar que estrenamos casa!

8 dicen la suya

  1. andrea dice:

    eres el mejor..

    • tiberio dice:

      Personalmente me es indiferente el que haya matojo o no,;también, de vez en cuando, viene bien un cambio de look.
      Por razones obvias veo mucha página warra, lo que más apesadumbra mi alma, no son los ppi (pendejos per inch) del parrus, más bien frondosas “arboraciones” en los adyacentes (entiéndase la cueva de jade y/o la estrella de la muerte).

  2. morri dice:

    andrea: ¡Qué aseveración tan categórica! Gracias, no se merecen :$

    tiberio: Cierto es. Como dice un refrán: Matojo alrededor, te lo comerá otro señor. No sé si era un refrán, pero una guarrada suena más seria así.

  3. andrea dice:

    a mi,la verdad,cada vez que te leo,me sacas una sonrisa..eres bueno,y la gente necesita de vez en cuanto algun que otro entretenimiento,y tu blog es la mejor manera de pensar que tal vez no somos tal y como pensamos..te he liado..jeje

  4. Sara dice:

    No sabía nada de la mudanza del blog, ¡me acabo de enterar! Vaya putada lo de las entradas “censuradas”… Esperemos que aquí no tengas ningún problema:P

    El post me ha encantado. Me he reído mucho. No se yo el futuro de las parruserías… eso sí, sería divertido ver los dibujos que pide la gente jajaja:)

    • morri dice:

      Sí, fue una putada que las borraran, pero aquí las he recuperado todas ya. Están republicadas. Seguramente en Blogger las republicaré sin el texto y con el enlace al post aquí.
      Muchas gracias por lo del post ^^ Me alegro de que te haya gustado. La parrusería es el negocio del futuro, nosotros pondremos unos cuantos dibujos de muestra. Los típicos: corazoncitos, flechas que apuntan hacia abajo… Para el día de los enamorados nos forramos.

  1. 11/01/2014

    […] le parece maravilloso y así se llamará la crema íntima que deja el frescor por esas zonas delicadas del cuerpo: Chilly. Y el gracioso se tiene que salir de la sala, alcanzar la puerta del lavabo y […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.