Los mosquitos


Chiste del recomendable blog El chiste de MEL

Tengo los dos brazos de mi cuerpo – y porque no tengo más – que parecen los de un yonki de chándal ardilla y voz aletargada. No es porque haya tenido algún tipo de desconexión neuronal que haya hecho que de repente la heroína sea algo atractivo para mí, sino que yo he resultado atractivo para ciertos animalicos entrañables llamados mosquitos. Y una tarde tonta, hicieron de mis brazos una opípara cena. Pudieran haber avisado con tiempo, me saco sangre, se la pongo en un vasito y que beban de ahí. Que yo soy muy buen anfitrión, pero ellos no, ellos van a las malas. Y yo también sé ir a las malas, qué se habrán pensado. Por desgracia, que un humano intente picar a un mosquito con un palillo de dientes no suele funcionar muy bien.


Los mosquitos nos rodean en verano. Nos atacan de forma invisible, con nocturnidad y alevosía, mientras dormimos, mientras nos despistamos… A penas podemos percibirlos porque no son ruidosos, ni tan tontos, como las moscas. Porque las moscas son tontas de cojones. En serio. Hacen ruido, giran dando vueltas, se acercan hacia ti todo el rato y a pesar de que se frotan las patitas como tramando algo en realidad son inofensivas. Mirad cómo son, que ante la frase típica: “¿Tú eres tonto o comes mierda?” Te contestan: “Las dos cosas. Bzzz”. Así que aún no se sabe por qué la evolución no ha hecho mella en ese insecto.


Pero los mosquitos… ¡Vaya si son listos! Aprovechan la noche en la que dormimos plácidamente para montarse los banquetes. Pican en nuestro brazo, inoculan su liquidillo, y si pueden, de paso, nos enchufan alguna enfermedad chunga; y luego se llevan nuestra sangre para zampársela. A las fans de Crepúsculo con el rollo de los vampiros quizá les mola, y bueno, como ya tienen el gusto atrofiado, les puede gustar cualquier mierda. Pero a los demás mortales no. Y además suelen ser silenciosos, excepto los trompeteros que tocan la trompeta y se les oye de lejos cuando tocan alguna pieza de jazz. Van de incógnito y tienen un color bastante claro con lo cual su vuelo es difícil de distinguir. En definitiva, las moscas son bastante inútiles, pero los mosquitos están hechos expresamente para putearnos a base de bien.


No conformes con eso, gracias a la fantástica globalización, ahora también tenemos al mosquito tigre entre nosotros. El mosquito tigre algunos pueden pensar que es como el ligre. Ese cruce de león y tigre. Uno imagina que es sencillo poner a fornicar un león y una tigresa, porque más o menos se dan un aire… ¿Pero cómo leches hicieron para que un tigre se jincara a un mosquito? ¿Consiguieron sujetar al mosquito con algo? ¿Usaron la máquina de Cariño he encogido a los niños para reducir al tigre y que hicieran una caidita de Roma? ¿O fue el mosquito el que se jincó a una tigresa? ¿Gritó: “Te vía inoculá como no ha hesho un tigre en tu vida, groar”? ¿O simplemente me he planteado estas preguntas para hacer chistes fáciles cuando en realidad sé que se llama así porque… huele a tigre?


En realidad nada de eso es cierto. Acabo de descubrir América. Y el fuego. Y que el hombre camina erguido con dos patas, excepto cuando va borracho. En realidad, el mosquito tigre se llama así porque tiene las patas y el tórax repletos de rayas blancas y negras, lo que le da un aspecto atigrado. Y sobre todo se llama así porque tiene una mala leche que no veas. Este mosquito pica de día, no se espera a la noche, y no tiene piedad. La verdad es que es un mosquito muy peligroso y si eres alérgico una picadura de este bicho te puede dejar apañado. Es capaz de desplazarse 100 metros por sí solo, pero gracias a los transportes humanos se ha conseguido desplazar a muchos lugares alejados de su hábitat natural. De ahí a que esté en España. Ya sabéis, si veis un coche que parece que va solo por la carretera… Ahí lo tenéis, un mosquito tigre de vacaciones a la playa con su prole.


Así que id con cuidado en este caluroso verano, porque los mosquitos no tienen piedad alguna. Poned vuestras mosquiteras, encended vuestros aparatos anti-mosquitos y no dejéis las llaves del coche puestas, que luego se propagan por ahí. Y sobre todo y ante todo, no intentéis acribillarles con palillos de dientes; las visitas entran y piensan que acabáis de inventar el bailé del canapé invisible. Y no.


P.D: Es muy probable que durante la lectura de este post hayan sufrido algún tipo de picor psicológico en el cuerpo…

15 Respuestas

  1. Elennim dice:

    Buf, de verdad… Hace tiempo que no sufro a los mosquitos, pero tengo un bocao de tábano que me pica desde hace dos semanas :S

    Ahm, me ha encantao la postada XD

  2. Patri O. dice:

    Jaja Morri, has tenido cada puntazo en esta entrada…como lo de las moscas y el ¿eres tonto o comes mierda? y lo del gusto atrofiado de los crepusculeros, ay, si no fuese porque no me gusta reirme leyendo lo habría hecho bien a gusto ^^.

    yo el otro día al irme a dormir me encontré uno y lo maté después de esperar y esperar a que se dignara a posarse en algún sitio; cuando me iba a meter en la cama vi otro, así que otra vez; y ya metida y con la luz apagada empiezo a oir el solo de trompeta de uno más…repetimos la historia. Me metí a la cama con ideas de genocidio mosquitero rondándome por la cabeza, vamos, que si me hubiese picado alguno se habría quemado, porque ya me hervía la sangre.

    ***

    vale, ya me he tranquilizado.

  3. Circu dice:

    Jo, pues algunos somos afortunados y no les gustamos a las mosquitas (los mosquitos, pobres, no atacan. Tanta mala fama y son tan tiernos como un trozo de pan). No se si es por la textura, el olor o que. El sabor no, que es igual (confirmado).

    La otra teoría es que a los que nos gusta la sangre nos ven como iguales y nos respetan o algo xD

  4. morri dice:

    Elennim: Yo no los sufría demasiado, pero los últimos años alguna picada cae, y eso que vivo en un piso alto. Y gracias, ya os imagino rascandoos :P

    Patri O: Muchas gracias ^^ Ánimos y calma, no te sulfures demasiado, que ya hace suficiente calor y cuando uno se mosquea se le suben los calores. Pero… ¡A por esos mosquitos traidores! ¡Duro con ellos!

    Circu: Yo antes no les gustaba a las mosquitas, pero de unos años a esta parte me han cogido el gustillo. No sé si por cambio de hábitos en la alimentación o que tengo las feromonas locas, pero el caso es que ahora me pican. Y me cago en todo, todo sea dicho.

  5. jane dice:

    Yo también soy de aquellos a quienes los mosquitos eligen entre 28 personas de una habitación. No sé qué atractivo nos ven pero es como si para ellos fuéramos el George Clooney o la Julia Roberts. Propuesta: ¿Y si nos juntamos los afectados y hacemos una Liga contra los jodidos mosquitos (LCJM)?

  6. morri dice:

    jane: Quizá si nos juntamos muchos en la misma habitación, los mosquitos se vuelven tan locos que no saben a quién picar y caen desplomados al suelo por un cortocircuito neuronal. Todo sería probarlo.

  7. xym40 dice:

    Lo de los mosquitos tigre ya me enteré en una revista hace un par de años :P

    Me acuerdo de aquella vez, estando en el río que cruza Burgos, me picaron unos mosquitos, y al día siguiente me levanté con dos picaduras en el brazo.. ganas de arrascar y jurar a los mosquitos xD

  8. Miss Lorraine Black dice:

    Tienes suerte de no estar entre aquellos pobres a quienes los mosquitos de todas las clases le persiguen. Sin ir más lejos, había uno donde tenía el ordenador, picándome ahí, y otro en mi dormitorio, también picándome. Si hicieran agujeros parecería un colador, pero sobre todo en las piernas. Digo yo, de qué sirve depilárselas maravillosamente si luego vienen esos bichos para jodértelas vivas? ¬¬

    Me plantearé dejar de utilizar la Braun (versión antigua de mi madre xD) a ver si dejan de picar así. Si es así, lo publicaré como tesis doctoral "El pelo, esa gran barrera"

    Saludos morri, y gran post =P

  9. morri dice:

    xym40: Es que los mamones pican sin avisar ni nada. Y de repente te notas la hinchazón y ya no hay nada que hacer, ya se han hecho el festín.

    Miss Lorraine Black: XDDDDDD Bueno, así tienes excusa si algún chico se lo encuentra en cierto momento íntimo y se te ha olvidado pasarte la cera. "Mira, que es que me pican los mosquitos, y es la única manera" Claro que con tanto pelo a lo mejor no te pican ni los mosquitos ni los moscones :P Saludos y muchas gracias! ^^

  10. Malagueña dice:

    Y lo peor es cuando te metes en la cama y estas empezando a dormir y oyes ese zumbido, y dices: joder ya vino el mosquito nocturno a damrme la noche. Enciendes la luz y no lo ves… ASi hasta que te hartas y dos cosas o te vas a otra habitación o pasas de él ( a ver si se aburre el jodio) jeje :)

  11. morri dice:

    Malagueña: Sí, los muy mamones desaparecen en cuanto enciendes la luz. Pero vuelven a aparecer en cuanto apagas. Normalmente cuando pasa eso no se puede hacer nada, acabas con la picadura seguro.

  12. Silvia dice:

    Hola! quería saber quién es el autor del gráfico que tiene un gran mosquito que trata de picar a una persona que corre? gracias!

  1. 09/01/2014

    […] malditos!! ¡¡Morid!! ¡Ahora ya no reís tanto cuando picáis, eh!” Porque con los mosquitos no se puede hacer como con las moscas. Es una cuestión de “o ellos o yo”. Y hombre, yo […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.