Frases a decir cuando te quieren vender rosas


“Cómprame una rosa frejca” Origen

En mi comunidad autónoma es tradición esto de regalar rosas el día de mi cumpleaños. No es porque el día de mi nacimiento sea motivo de júbilo por aquí, sino porque casualmente es el día de Sant Jordi, el 23 de abril. Ese, y no otro día, es el día marcado para regalar rosas a las chicas. Pero una serie de personas pakistaníes han querido ampliar esa ancestral tradición a todos los viernes y sábados noche en cuanto que te ven lo suficientemente cerca de una mujer. Ellos creen ser algún tipo de alcahueta que pone la situación a favor del ligue nocturno. “Régalale una rosa, que fijo que cae” – deben pensar. Sí que cae sí, pero desmayada por ese rancio olor.


Pero ellos no se rinden fácilmente. Se acercan sigilosamente, prácticamente no se les ve llegar y colocan suavemente el ramo de rosas pochas delante de tu nariz, sin decir ni pío. Tú les miras, con gesto condescendiente, con los labios entrecerrados y un ligero movimiento de cabeza que denota un “no, gracias”. Pero seamos serios, eso pasa la primera vez que los ves. Las siguientes setenta veces que los ves en la misma noche entran ganas de soltarles algún tipo de bordería o frase graciosa, para que por lo menos sea algo distinto el momento. Al fin y al cabo, el gesto condescendiente termina cansando.


Así pues, todo hombre que ha pasado por esta situación ha tenido la tentación de soltar por instinto la típica frase prevista para rechazar la rosa: “No, ya hemos follado”. Frase ya manida en este tipo de situaciones, que ha provocado no pocas discusiones de pareja y también, polvos fallidos. Nunca es recomendable pasarse de gracioso en según que momentos. Además, provocan no pocos temores entre la muchachada cuando estás con un amigo tomando algo y ves llegar al hombre de las rosas y lo miras como diciendo: “Cómo se te ocurra ofrecerme una rosa, me tiro de un puente”. Y es que hay muchos que se han replanteado su sexualidad después de un momento así.


Así que pretendiendo hacer de esto cierta labor social, os voy a proponer diez frases para decirles a los vendedores de rosas. Generando, de esta manera, momentos inolvidables para los vendedores, y algo de conversación entre vuestros amigos o en pareja. Allá vamos, pues:


1. (Para la chica) “No, si capullo ya tengo uno aquí al lado todo el día”.


2. “No, es alérgica”. – Si pregunta a qué, contestar: “A llevar una rosa toda la noche en la mano y no tener donde dejarla”.


3. Puedes regatear: “No, es que si costaran más baratas… Un euro es muy caro”. Si te las rebaja a 50 céntimos: “Siguen siendo caras”. Si las vuelve a rebajar: “Es alérgica”.


4. “La rosa procede de unos arbustos espinosos y floridos pertenecientes a los rosales. ¿Qué fue antes: el color rosa o la flor rosa? Siempre me he preguntado esto, y usted que las vende quizá me podría sacar de dudas…” – cansar y dormir al vendedor funciona. Que no domine el idioma y no haya entendido ni papa de lo que has dicho también puede pasar. Así que después de eso es probable que te diga: “Un euro rosa, un euro barato”.


5. “Si me asegura que esta noche follo gracias a comprarle la rosa, se la compro”. Es importante que no esté al lado la chica en ese momento. En caso contrario, el vendedor podrá asegurar que esa noche no mojas con toda seguridad.


6. Hay una forma cruel de comportarse para evitar que vuelva. Sacar la cartera, simular que buscas dinero durante un buen rato y luego mirar hacia otro lado diciendo: “Vaya, no tengo suelto”.


7. (Para la chica) “Si le digo la verdad, ni aunque me regale el ramo entero tendría ni una mínima posibilidad de ligar conmigo esta noche” – si lo dice diciendo la verdad esto es un absoluto rompe egos masculinos.


8. “He visto rosas más frescas en la tienda de 20 duros de la esquina”. Para ser sinceros, esas rosas nunca tienen buena pinta.


9. “Mi religión me impide comprar rosas”. Si te pregunta qué religion es esa dile: “La antirosalogía”.


10. “Por decimoséptima vez en la noche: NO. ¿Es que no se acuerda usted de las caras de nadie? QUE NO.” Y entonces juntas las nueve anteriores en una sola o le dices que ya has follado. Que ya está bien.


Bonus: Mirar el ramo de rosas y decir: “Si te piensas que porque vengas con un ramo tan grande voy a dejar que me lleves al huerto lo llevas claro, pakistaní; no soy tan fácil” Y miras hacia otro lado con desdén de ofendido.


Con estas frases tendréis para unos cuantos días. Eso sí, la paciencia que tienen estos vendedores es digna de admirar. Y deben de vender, porque cuando uno los ve cada noche es porque algo venden. Todavía hay esperanzas en la rosa como método de ligue.

10 dicen la suya

  1. Tiberio dice:

    Hemos de suponer que el pakistanese vendedor,por cuestión extrapolable de mayorías,sea muslím en sus creencias.En la operación de trueque deberíamos traerle,como a un manso,al terreno especulativo de la procedencia de las florescencias,haciéndo hincapie en una muy alta probabilidad de que las rosas hayan sido fertilizadas y regadas con excrecencias de gorrino.Con un poco de suerte,el indoario,puede darse a la fuga tirando el ramo de rosas,que podemos aprovechar para nuestros propósitos de empuje y moje.
    Otra opción es ,dado el pequeño tamaño que tienen estos capullos,indicarle que si regalamos uno de éstos,la moza va a pensar que hay cierta proporcionalidad en el asunto de los capullos,que a la mujer el tamaño sí le importa,ya que la rosa es metafórica;que si quiere triunfar en el negocio va tener que vender troncos del brasil o cosa por el estilo,algo más fálico.
    ¿ Aceptas rublos ?,puede que sea más efectivo para disuadirle.

  2. morri dice:

    Tiberio: Buenas opciones sin duda. Lo del tamaño de la rosa a veces puede ser contraproducente. Luego le terminas regalando un cactus gigante y te trata de fantasmón. Lo de los rublos puede funcionar, se pueden usar también sextercios pero cabe la posibilidad de que siga sin entenderte y vuelva a decir "un euro, rosa barata" y tan ancho.

  3. Jean Bedel dice:

    Entiendo que todo el mundo se tenga que ganar la vida como pueda, pero son muy pesados los vendedores de rosas. La nueve para mí es la mejor :-)

  4. morri dice:

    Jean Bedel: Y tanto. La 9 tiene relación con Aramis Fuster y su religión la Aramlogía, pero no encontré el video donde lo decía para enlazarlo XD Una pena.

  5. Calintz dice:

    Yo tengo la costumbre de soltar un chascarrillo que pilla de sorpresa a los que no suelen salir con los habituales de mi círculo, cuando se acerca un moro/chino/lo-que-sea con la puñetera rosa ofreciéndola, le suelto un "no gracias, no es necesario, ya me los he follado a todos", lo cual deja ojos como platos en las féminas que nos acompañan… xD

    Por cierto, un blog genial el tuyo, llevo bastante tiempo y nunca me había animado a comentar nada.

  6. morri dice:

    Calintz: Muchas gracias ^^ No os cortéis, que en los comentarios se saca mucho jugo mientras más seamos.

  7. Gatoo dice:

    Muy buen postm me he reido mucho XD,

    llevo como un año leyendote ya, y oye, eres un maquina!

    una sugerencia para los lectores, que es la que uso yo siempre.

    Cuando te ofrecen la rosa, la cojes, les dices: gracias ;)

    o..

    Oye, si me la regalas… ¡Claro!

    Un aplauso y saludos, es el mejor blog que he visto nunca, y te leo cada semana!

  8. morri dice:

    Gatoo: Muchas gracias ^^ Se me ha ocurrido una nueva que la voy a poner de bonus al final del post XD

  9. jose dice:

    Yo una vez le dije a la gitana "yo te compraría una, pero es que tengo cáncer" y se fue.

  10. Santiagooooool dice:

    Me encanta la de que ya me las he follado,a todas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.