¿De verdad hacen falta tantas cosas para tener un hijo?


“Así no se escapa y no le pasa ná, ayy mi niño”

Cuando uno se acerca a la madurez y su entorno cercano empieza a formar familias y tener hijos se da uno cuenta de cual es el esquema básico para seguir las pautas en la sociedad que nos rodea. Esto es: echarse novia durante unos años; pelearse de vez en cuando porque es la salsa de la relación, ya sabéis; casarse con un bodorrio o arrejuntarse; comprar una casa; tener un hijo y también un perro en el jardín moviendo la colita. Para que la felicidad sea completa hace falta un televisor de chorrocientas pulgadas y un Home Cinema para ver screeners de los manteros. Que es como comprarse un horno de leña para hacer sopas de sobre, pero este es otro tema. Si tienes esto eres feliz, esto es así aquí y en las pelis de Hollywood.


Dentro de este esquema también está el famoso viaje pre-bebé. Yo de esto no me había dado cuenta hasta que Wise en una conversación me hizo ver la luz: Todas las parejas que cumplen el esquema anterior siempre hacen un viaje al quinto pino, llámese Caribe o la Conchinchina, justo antes de tener un hijo. Porque luego no podrán. Sí, si alguna de vuestras parejas amigas, que el viaje más largo que han hecho en su vida es al Mercadona de las afueras, os dice un día que se van a Punta Cana, tened en cuenta que al cabo de unos cuantos meses os estarán llamando por teléfono para anunciaros que van a ser papás.


El problema es que ser papá hoy en día es una auténtica hecatombe. Yo no sé si seré padre algún día, pero si lo soy que alguien haga algo antes de que me convierta en otro padre histérico más. Antes de que nazca el niño el afán de todos los padres primerizos es el de comprar de todo para el niño. Para que no le falte de ná. ¡Cualquier cosa es poco para su niño! Así pues empiezan con las revistas pre-mamá, mamá, post-mamá y la madre que los parió. Que no se engañen, esas revistas están escritas por gente soltera que no piensa tener un hijo nunca y se ríen con risas malvadas en el fondo de su redacción. “Mwwwaahhaha haaahahah, ¡hoy he puesto que lo mejor para que se porten bien es castigarlos tres segundos y que prometan que no lo harán más! Mwwaa hahahaaa ¡Ya verás qué risas!” Sino, no se entienden los consejos que dan a los padres para convertir a los críos en auténticos dictadores, malcriados y consentidos.


Cuando se acerca la fecha de nacimiento del bebé es cuando el afán consumista se hace más patente que nunca. El temor a que el niño pueda tener algún problema si le falta algo. “¿Y si nace y no hay biberón?” Hija, para algo tienes la teta. “¿Y si nace y no tiene el Scalextric?” Disimula un poco, Paco. Los padres tienen esta costumbre: comprarle a los críos lo que siempre quisieron tener para ellos. Es una ley que se va pasando de generación en generación.


Seguidamente viene el gasto máximo. El sonajero, el tacatá, el cambiador de pañales, la bañerita, la cuna, el carrito de bebé de verano, el carrito de invierno, los biberones, las papillas, setenta kilos de pañales, juguetes para aburrir al más ocioso… ¡De todo! Luego la ropa para el bebé, que le durará dos días porque crecerá en nada, pero da igual, tiene muda para dos veces cada día de la semana o más. El asiento especial para el coche, otro más para el coche de los abuelos y además un calendario horario con las horas de trabajo de los abuelos, días de fiesta y vacaciones para ver cuándo pueden colocar al niño. Los abuelos, esos canguros sin sueldo.


Ahora viene la pregunta: ¿De verdad? ¿De verdad hace falta taaaaaanta cosa para tener un hijo? Claro, así no me extraña que la gente diga: “Uy, un hijo ahora no, que no tengo dinero suficiente” ¡Normal! Si para tener un hijo tienes que gastarte los ahorros de media vida para chorrocientas cosas que el Corte Inglés decidió que necesitaban los niños… Pues sí, hace falta un dineral. Entonces yo me pregunto, ¿qué leches hacían en la prehistoria? ¡Sin pañales y sin Ikea aquello debía ser el caos! “¡Unga! ¡Pacongo! ¡Ya me ha ensuciao tu hijo la moqueta de piel de Dientes de Sable recién pelada! ¡A ver si le pone un tapón en el culo que se caga por tos laos!” Todos los días discusiones, ¡si es que no sé como ha llegado la humanidad tan lejos!


De todas formas, no hace falta irse a la prehistoria para darse cuenta que lo que se hace hoy en día antes de tener un hijo, sobre todo el primero, es demencial. Estoy seguro que con mucho menos gasto y mucha menos histeria se puede criar un hijo, es más, ¡ya lo hacían hace 20 o 30 años!. Eso sí, si alguna vez tengo uno que alguien me recuerde este post cuando le compre a mi hijo la mansión de Playmobil

13 dicen la suya

  1. Anonymous dice:

    Morri, lo has clavao…lo del viaje a la conchinchina es absolutamente cierto. A mí cuando me lo dicen es que me ponen de los nervios.EN realidad, me dan mucha lástima, porque si eso es vida, oiga, que feliz soy estando muerta.
    Aclaro: evidentemente no tengo niños voluntariamente y a mi edad ya el arroz está más que pasao aunque viendo lo de las madres postmenopáusicas…(el colmo del egoísmo).
    En realidad mi teoría de toda la vida ha sido siempre la misma y la voy confirmando conforme mayor me hago, aunque la gente se rasgue las vestiduras: se tienen hijos por puro egoísmo. Ya sé que suena fatal, pero es así. Antes lo reconocían ( "así tendré alguien que cuide de mi cuando sea viej@", pero ahora con las residencias, eso pasó a la historia) .
    Ahora, porque hay que seguir las modas (casita,perro y niño) y sobre todo llenar nuestro vacío existencial ( yo no necesito muñequitos que me hagan sentir llena,me lleno yo sola con mi vida propia).
    Salud.

  2. pily dice:

    Q gran verdad!!!! q la gente necesita de todo para todo y x todo!! pero x favor…!!
    En tiempos anteriores ni pañales ni ostias, una toalla reliada y vas q xutas, lavar y poner otra vez!!
    Aunq tmb supongo, xq no me e encontrado en esa situacion (y espero tardar en hacerlo) q debe acer ilusion, xo no volverse loc@s!!!

    Muy buena reflexion y muy acertada!!!

    Nos vemos…

    Besos

  3. Niamh dice:

    ¡¡REAL COMO LA VIDA MISMA, TE LO DICE UNA MAMA DE 2 NIÑOS MUY PEQUEÑOS!!(yo soy de las que se fueron a Punta Cana meses antes…). Y te digo otra cosa…¡con el segundo hijo, la cosa mejora, no es tan estresante ni se da tanta importancia a cosas que realmente no son imprescindibles!¡y por cierto, que viva la teta!(pena que no puedan tomarla hasta los 18 años…la de la madre, digo, que de las ajenas ya tendr´´an oportunidad…).Muy bueno, morri.

  4. Ѕilυiα dice:

    Cuanta razón tienes… es que es un gastocontinuo, comuniones que parecen bodas, regalos que vamos… ya los quisiera para a mi… Menos mal que no me gustan mucho los niños…

  5. morri dice:

    Anónima: Gracias ^^ Lo del viaje tiene el mérito Wise que fue la que me lo hizo notar en su momento. Lo de tener hijos de todas formas no siempre es por egoísmo. Hay que tener en cuenta que ya simplemente por instinto o por la supervivencia de la especie es necesario tener hijos. Eso sí, tener hijos post-menopausia sí que puede ser egoista o peligroso porque el hijo puede tener poco tiempo a su madre dependiendo de lo que viva. Por otra parte, a veces es más egoismo si no se tiene por no querer renunciar a cierto nivel de vida para compartir con el hijo. A veces es así, el problema es que lo venden con lo de: "Es que no tengo dinero" Cuando están siendo hipócritas y lo que no quieren es renunciar a su estilo de vida, que me parece genial, cada uno tiene su filosofía de vida, pero que no lo vendan así. Y tienes razón en que mucha gente los tiene para llnar el vacío existencial, o en el colmo del egoísmo en parejas que van mal: "Para ver si con el niño tenemos algo en común y nos reconciliamos" Ole ahí. Saludos y muchas gracias ^^

    pily: Sí, lo malo de la toalla reliada es lo poco higiénico del tema XD Al final te sale más caro cambiar de toalla cada vez que el niño se caga. Eso no quita que a veces se vuelvan especialmente histéricos con tooodo lo que rodea el niño. Y gracias ^^

    Niamh: Gracias! Y tanto, que viva la teta. Luego nos preguntan a los tíos que por qué nos gustan tanto, ¡si nos introducen al vicio desde bien pequeños! Y sí, el tema es sobre todo con el primer hijo, con el segundo la gente ya va de vuelta y además, todo lo que sobró para el primero ya está para el segundo XD Saludos!

    Silvia: Uf, lo de las comuniones es tema aparte. Pero es que ya los agasajan a regalos desde bien pequeñitos, que ni se enteran de l oque tienen, y no valoran casi nada porque lo tienen todo. Gracias ^^

  6. necro dice:

    jajaja la mansion playmobil (todavia existen esos juguetes, aca en Mexico ya son especie en extincion, ahora solo se ven los odiosos lego)….

    yo de niño moria de ganas por el castillo playmobil… aaah que tiempos aquellos cuando desear todavia era util… o inutil porque yo nunca tube mi castillo

    respecto a lo de los recien nacidos cuanta verdad, me a tocado ver cada cosa y como le digo a un amigo, me burlo ahorita porque cuando este en esa posicion lo mas seguro es que haga las mismas babosadas

  7. Volcano dice:

    Tienes toda la razon.. para mi los ninos son una razon de ser.

  8. Anonymous dice:

    Tienes toda la razón!!! Solo hay que echar un vistazo a los catálogos de las tiendas de bebés…hay cosas que ni yo sabía que existían! El consumismo, el gran problema de nuestra sociedad…

  9. morri dice:

    necro: Yo era absoluto fan de los playmobil y ya a mi sobrino lo he aficionado XD Soy una ma.. buena influencia. Aunque está más interesado en las consolas…

    Volcano: Gracias :)

    Anónimo: Gracias ^^ Sí, yo creo que se compran todas esas cosas por simple inercia consumista. Ahora, quizá, con la crisis, la gente se calma.

  10. wise dice:

    Claro hijo, además te adelanto que con el viaje a Cancún pre-bebé, no es que te salga mejor el bebé, es que al menos te sale algo por narices: con la presión de las demás parejas que sabes que están haciendo lo mismo que tú, luego no te sale ná y a gastar más en terapia psiquiátrica y gimnasia tonificante de suelo pélvico; Si al final logras el pimpollo, te saldrá con cara de mala leche, de tanto darle al ventolín para aguantar el tiro. Tanto viaje y no has visto ni el cocotero de plástico del spa. Aish…

  11. morri dice:

    wise: Si es que al final tienen los hijos por presión social, ya ni porque quieran tenerlos. Como si fuera una tele de plasma: "Eh que el vecino ya tiene una". La gimnasia tonificante de suelo pélvico tiene que ser para verla XDDDD No saben qué hacer ya para sus traumas XDD Qué cosas.

  12. Miguel dice:

    Tío me encanta tu blog, acabo de descubrilo y estoy enganchado. No pares de escribir.

    Saludos,

    http://www.pabuscar.com

  1. 25/08/2016

    […] chino, llamado Prin Gao, estaba en la sala de espera de un hospital aguardando el nacimiento de su hijo. Por lo visto no quiso entrar al quirófano o allí no se lleva lo de entrar a grabar esa orgía de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.