Los teletimos de la madrugada


En el submundo de las televisiones locales apareció hace unos años el fenómeno de los teleconcursos. Estos consistían en hacer una pregunta chorra y fácil y que la gente llamara para intentar llevarse unos eurillos sueltos. Por supuesto las llamadas son a un número en el que te clavan más de un euro por minuto. Por todo esto a los dueños de Telesierra, una de las cadenas clásicas de la emisión de teleconcursos y cuyo nombre da grima solo de decirlo, la condenaron por mantener más de treinta minutos esperando a los que llamaban. Mucho antes de eso, estos concursos ya eran conocidos como teletimos.


Vista esta condena judicial y los antecedentes las cadenas generalistas dijeron: “Coño, un timo y nosotros no lo conocíamos”. Se pusieron manos a la obra, no era suficiente con cobrar por los sms para decir en pantalla: “NORIA Ma Antonia Iglsias tiene bgote. Maruchi tqm” o “DEC La tngo ms lrga k Dinio. Maruchi tfm”. Ahora también querían forrarse a base de llamadas nocturnas de gente solitaria con necesidades económicas. Así pues, aparecieron en todas las privadas, La Sexta, Cuatro, Antena 3 y Telecinco los fantabulosos teletimos nocturnos. Además han marcado tendencia, aproximadamente el 50% de la programación de la TDT son teletimos, nocturnos y diurnos, con lo cual abrazamos el futuro con orgullo y emoción. ¡Que entre ya el apagón analógico! ¡La TDT es el paradigma de la televisión de calidad! Pegjj. Perdón, una arcada.


Los teletimos están presentados por gente joven y dicharachera. Con capacidad de improvisación, con aguante para mantenerse despiertos toda la noche sin endrogarse. Esperemos. Todos ellos son chicos y chicas majetes, con sonrisa simpática y juntan mucho las manos. Mientras hablan a pantalla se agachan y juntan las manos delante de su barriga a lo Jordi González por alguna razón inexplicable. Y sonríen. Sonríen mucho. Sonríen tanto que dan miedo. “Vamos chicos, que es muy fácil, a veerr, oro parece plata no es, ¿cuál es la palabra oculta?” Y preguntan cosas sólo aptas para premios Nobel.


Lo peor de todo es su efecto hipnótico. No sé qué tiene la noche que como te quedes mirando un buen rato un programa de estos te entran ganas de llamar. Es como con la teletienda, que después de ver como anuncian las maravillas de la licuadora Timiturmix 2000 te entran ganas de comprarla. “Yo siempre quise hacerme zumitos de todas las frutas posibles” Mientras miras la tele con ojos llorosos de emoción. Con esto es igual. Estás tumbado en la cama viendo el teletimo y alguien se equivoca al decir la palabra de la sopa de letras y tú pensando: “¡Maldita sea! ¡Era manzana joder! ¿Voy a tener que llamar yo y decirla?” Craso error. Esas cosas se piensan, pero no se hacen. De ese pensamiento a un deshaucio por impago hay un pasito muy pequeñito.



Sin embargo la gente llama, que no quiere decir que llamen para concursar. Hay dos tipos de personas que llaman a estos programas: los que lo hacen para intentar ganar y los que lo hacen para soltar improperios en directo. Los primeros son entrañables porque intentan por todos los medios conseguir el dinero. Algunos están un poco sordos, otros son lelos: “Dígame una ciudad de cuatro letras que empiece por V” “¡Barcelona!” Ni cuatro letras, ni v, pero qué más da, lo importante es participar. Algunos incluso, logran el premio.


Los segundos podríamos clasificarlos en dos tipos. Los primeros son unos gañanes que están con amigos y le dice uno al otro: “A que no hay huevos nenn, a que no hay huevos…” – se bebe un chupito de vodka – “A que no hay huevos nenn, ¿esto ya lo he dicho? A que no hay a que llamas a la tele y le dices a la perra esa que es una zooooorra” Y llaman y se lo dicen. Señorita, es usted una zorra. Muy bien chaval, enhorabuena, ya eres un hombre, ahora ya puedes ser considerado macho cabrío. El segundo tipo son esas personas solitarias que ven la tele de noche con una mano en el mando y la otra en el mango. Salidos, amigos, salidos. Los dueños de los programas lo saben y ponen a tías tetudas con escotes prominentes para que así llamen y les puedan decir: “Que tetashshh tienessshshhh” “Ay que tonto, pero conteste a la pregunta, ¿por el caminito VA CAminando un bichito…? ¿Qué es?” Su paciencia no tiene límites. “¡Vaya ubres!” “¿Y las ubres las tienen las…?” “¡Te comería toogghh!” Nada, sin remedio, para uno que podía ganar.


Pero esto es lo que triunfa en la tele queridos lectores. Si no triunfara, hace tiempo que lo hubieran quitado. Mucha gente se pregunta, ¿y no es esto ilegal? Pues quien sabe, todo el mundo está de acuerdo en que es como mínimo alegal. Está bordeando el límite. Lo que sí que es seguro es que es basura de la buena.


Un post como este no podría terminarse sin un par de ejemplos de este fenómeno televisivo. Primero os pongo un ejemplo en el que adivinar marcas de coches no es tan fácil como parece:





El segundo video es de alguien que por fin consiguió ganar. Pero aún así no se libra de ser timado. Mirad lo bien que cuenta esta chica el dinero, como la vean en algún banco la contratan fijo:





P.D: Ambos videos están extraídos del programa APM (Alguna pregunta més?) de TV3. Aunque es de la televisión catalana al ser zapping tiene muchas cosas en castellano así que no os preocupéis por el idioma. Hay muchos videos de programas enteros aquí: [APM] Recomendable 100%.

13 Respuestas

  1. Paco Barranco dice:

    Hola.

    Excelente post, que acabo de “menear”.

    Salu2
    Paco Barranco

  2. morri dice:

    Muchas gracias Paco. Me alegro que te haya gustado tanto el post ^^

  3. TEMPLARIO dice:

    Jeje, que cosas pasan en la tele; a veces lo he visto, pero la verdad no he llamado, huele a timo a la primera.

    Me parecio bastante gracioso el primer video, marcas CONOCIDAS de carros, y NUNCA lo adivinaron, jeje.

    Muy buen post, hace pensar…

    Un saludo.

  4. Boro dice:

    Buenísimo el post. Si es cierto que muchas veces me han entrado ganas de llamar mientras pensaba. ¿Y si me llevo los “4500 € asegurados”?

    Todo un dilema.

    PD: Ahora que recuerdo, hay en una cadena de TV alemana (DSF) un concurso de estos. Pero con una peculiaridad: la chica se va quitando prendas de ropa conforme los concursantes aciertan respuestas…

  5. Anonymous dice:

    Lo que es admirable o sorprendente o sencillamente inexplicable es como esa gente (generalmente chicas pechugonas) pueden estar en frente de una camara e improvisar por hs sin absolutamente nada mas que preguntas estupidas.

    PD: Los alemanes si que saben xD

    Saludos.

    Juan L.

  6. morri dice:

    Templario: Muchas gracias. El video ese es brutal porque las marcas que dicen no son nada extrañas, y hay por lo menos 12 distintas para acertar. ¡Alguna tenía que ser!

    Boro: Muchas gracias ^^. Ay pillín, que vas buscando por el satélite a ver en cuales ponen tías en pelotillas ehh :P Si hicieran eso aquí en España sólo llamaría la gente para decir barbaridades, por eso no lo hacen.

    Juan L: Bueno, tampoco dicen gran cosa. “Venga chicos llamad” “Va, que tengo mucho dinerito” y “Tengo toda la noche vaa” así que tampoco hay que estrujarse mucho los sesos. Ellos supongo que lo ven como la oportunidad para empezar en la tele, aunque dudo mucho que después de hacer eso tengan mucho futuro. A lo mejor de tertuliano del corazón.

  7. Inés Perada dice:

    Nos quedamos con las ganas de saber que marcas eran…porque si no estaban esas, a saber…¿alguna de Sri Lanka o de Chiquitistán?

    El Apm es genial, yo lo veo desde Zgz y es uno de los mejores programas de la tele, y de los más currados…

    Salud.

  8. morri dice:

    Inés Perada: Seguramente las marcas serían Timiat, Estafeat y Tocomochoult. Seguro. Y estamos totalmente de acuerdo, el APM es la releche.

  9. una seguidora dice:

    Llarga vida a l’APM!! Un dels millors programes, sens dubte… Felicitats pel bloc, el llegeixo sempre que puc i m’encanta :)

  10. morri dice:

    una seguidora: ¡Llarga vida! Moltes gràcies ^^

  11. Public enemy dice:

    Este tipo de cosas son las que me hacen perder la fe en el género humano xD

  12. Escort Madrid dice:

    Toda una teleestafa y además esperpéntica.

    :(

  1. 09/03/2016

    […] paso del tiempo, se ha demostrado que ese estudio tenía menos base científica que una tirada de Tarot de Sandro Rey; pero la semillita de la ignorancia había sido inoculada en la sociedad. Y por […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.