Conducir por el pueblo: Ir a echar gasolina


Hoy, siendo como es hoy martes trece en el que se dice que ni te cases ni te embarques, os voy a hablar de un tema en el que hay que embarcarse, aunque coger el coche no se parece mucho a una embarcación que se diga. Pero como el refrán se refiere a los viajes os hablaré de la odisea de echarle gasolina al coche. Algo muy importante si te vas a ir a algún sitio de viaje con tu vehículo, no como aquel que salió sin gasolina de casa y se hizo quinientos kilómetros sacando el pié por la puerta al más puro estilo Picapiedra. “¡Va mujée, saca los piéh tú también por tu laao! ¡Que asín hasemo má fuersa coñe!” Y allí que iban por el carril derecho de la autopistas con las suelas de los zapatos desgastados. Qué arte.


El caso es que la gente normal no hace eso, la gente va y echa gasolina. Y la echa ella misma. Que antes la cosa no iba así. Tú llegabas allí, aparecía un mozo con un mono a lo Fernando Alonso que en aquella época se decía, mono a lo Senna, y te atendía. Que a veces no sabías si habías llegado a la gasolinera o a un campeonato de Formula 1, pero en el que los mecánicos llevan riñonera. Gran invento para el mundo de la gasolinera eso de la riñonera. Que supongo que sería una especie de juego macabro del vocabulario, en una especie de alegoría para enseñarte de antemano que lo que van a hacer en cuanto te pongan la gasolina será sacarte un riñón para poder pagarla.


La cuestión es que en aquellas épocas pretéritas existían los mozos gasolineros que llegaban, te saludaban y te preguntaban cuánta gasolina querías poner. Dos mil pesetas que era lo básico, ahora con 12 euros intentas echar gasolina y hasta la máquina cobra vida, se sale de su sitio chorreando gasolina y se te parte delante de tu cara. Así tal cual. Pues bien, en todas las gasolineras tenían a sus mozos bien entrenados en el arte de la manguera, la de trabajo hecho que tendrían algunos subsaharianos si les tocara hacer esa faena… No tendrían ni que enseñarles. Total, que los chicos colocaban la gasolina mientras tú mirabas el contador de los litros subir a la par que el dinero que te costaba.


“Lleno, por favor” solían decir los clientes. “Vacía, gracias” decían los mozos al vaciarte la cartera. Como aquella serie de Alfredo Landa tan maja en la que estaba Miki Molina de garrulo camionero que se intentaba ligar a la hija del gasolinero, qué gran serie… Y luego la gente se mata por ver House, Heroes y Perdidos. Con lo bien que estaría una edición en DVD, de coleccionista ojo, con todas las temporadas de Lleno, por favor. Con un ticket de descuento en la gasolinera del barrio. La cuestión está, nostalgias absurdas de series malas aparte, en que había una época en la que echar gasolina era un trabajo, y remunerado. Todo eso pasó a la historia.


Ahora estamos en el mundo ideal para una empresa, estamos en los mundos mágicos de IKEA. “¿Para qué contratar a unos chicos jóvenes que monten armarios si la gente no se queja por tener que montárselos con un manual la mar de complicado?”. Pues si funciona con los armarios, ¿por qué no va a funcionar con la gasolina que sólo es meter una manguera en un agujero? Lo más gracioso es que en IKEA los armarios tampoco es que sean muy caros, y tampoco es que sean muy buenos, pero eso es otro tema. El caso es que en la gasolinera se ahorran unos cuantos sueldos, pero el precio de la gasolina no deja de subir. ¡No quiero ni pensar a qué precio estaría si aún trabajase gente poniéndote la gasolina!


Así pues, ahora nos toca a los clientes, hace unos años ya de eso, a ponernos la gasolina nosotros mismos. Vas a la taquilla, le dices cuanto quieres, te abren el grifo y le echas gasolina al coche. Ojo con los tipos de gasolina, que hay gente que le echa diesel a coches de super95 y otros que echan super98 a diesel y ya la tenemos liada. Hubo uno que se le había olvidado qué gasolina echaba su coche e hizo un mejunje de las tres y se fue tan ancho. El coche aún está preguntándose por qué le tuvo que suceder a él. Y suerte que ahora ya todas las gasolinas son sin plomo, que al menos contaminan menos, pero antes que eran con plomo menuda gracia estar todo el día en contacto con ella. Que llegaban los mozos a casa a contarle el día duro de trabajo a su mujer y ella: “Joe tío, eres un plomo”. Y él: “Eso, contaminao y encima cachondeo leches”.


Ahora los conductores de a pié también somos expertos en poner la gasolina, y es más, ahora por fin sabemos en qué lado del coche está el agujerito por donde se pone ese líquido de lujo. Que luego vienen los problemas que si la manguera no llega, que si gotea gasolina, que si no enciendas ese cigarrillo… Porque mucha gente no lo tiene en cuenta, como los amigos de Zoolander en la película homónima, pero hay que ir con mucho ojo de no provocar incendios en las gasolineras. Que cada vez te dicen que tienes que apagar más cosas. Que piensas, ¿y todo este tiempo que no se tenía que apagar la radio nos estábamos jugando la vida? Es igual que los médicos. Que de un día para otro te dicen que no es bueno comer cualquier cosa que antes sí lo era y dices: “¡Y todo este tiempo engañados!” Ya veréis ya cuando le encuentren algo malo a la soja, la de depresiones que habrá. Pues lo mismo ocurre con la gasolinera, ahora se tiene que apagar hasta el móvil, no vaya a ser que la radiofrecuencia y el bluetooth salte la gasolina en chispas y se vaya todo a tomar por culo.


Total, que ir a echar gasolina se ha convertido en una realidad, es verdad, vas a echar gasolina. Tú mismo. Sin intermediarios. Como nos despistemos, un día de estos, nos entregan los coches en plan Lego y ala, todo el mundo montando pieza por pieza en el concesionario de vuestra marca favorita. Tiempo al tiempo.

17 dicen la suya

  1. Nissae dice:

    A mí más que la gasolinera por fuera me gusta la gasolinera por dentro, ahora como no dejan vender tabaco está to lleno de preservativos, pelis porno y el aro vibrador.. que yo sinceramente tengo que hacer un esfuerzo para no empanarme leyendo los títulos!!

  2. María dice:

    y de papas fritas,de dulces,chocolatinas,regalitos tontos…me encanta.
    Un profe decía que el no iba a gasolineras donde no se la echaran,que podiamos exigirlo por eso mismo,por que en el precio se supone incluido el servicio…
    mua!

  3. Duffman! dice:

    Para mierda son las famosas “maquinas” de 24 horas que hechas el dinero alli. Al servidor se le quedaron 50 eurillos de nada enganchados allí dentro.Hasta el dia siguiente no pude ir a buscarlos,si es que… . Ah por cierto! Creo que os olvidais de los famosos Radiocassete a 2 € de Peret y Manolo Escobar,entre otros …normalmente estan al lado de las pelis porno xD y suelen tener mas años que la gasolinera. Saludos!

  4. Angie dice:

    incluso ya hay algunas gasolineras en las que no se necesitan ni dependiente que te cobre porque el propio surtidor está provisto de pago automático con tarjeta de crédito. Dentro de ná, bastará con comprarse una tarjeta de saldo de gasolina, como las de los móviles de tarjeta, y que hasta se podrá comprar por internet, y bastará con ir directo al surtidor, meter la tarjeta en una ranurita, y servirse lo que quiera, según el saldo que tenga en la tajeta, claro.Pos mira, ahora que lo pienso.. no estaría mal oye, igual me voy corriendo a patentarlo, jajajaja!

  5. María dice:

    otia las cintas de casette…ahi encuentras “joyitas” que ni en el rastro

  6. wise dice:

    Fue una lástima perder a esos mozos de gasolinera, ¿ande andarán sin su dosis de gas-oil en el ambiente? ¿ Habrán emigrado con el mono (en todos los sentidos) a las refinerías para no perder hilo oloroso?

  7. morri dice:

    Nissae: Pues sí, tendría que hacer un post aparte para la gasolinera por dentro.

    María: Pues tu profe cuando vaya a encontrar la gasolinera así ya se ha quedado tirado en la carretera… xD

    Y sí, maría y duffman, lo de las cintas de cassette son míticas pero es lo que le digo a nissae, eso irá en el post de los interiores gasolineros xD Y Duffman, al menos salvaste los 50 euros, que sino… No está la cosa pa tirar 50 euros.

    Angie: Exacto, ya puedes patentar la tarjeta prepago de gasolina y luego tienes que montar una gasolinera y forrarte. Lo malo es que cuando lo vayas a tener todo hecho ya se usarán los coches eléctricos :P

    Wise: Pues fijo, seguro que ahora están todo el día aspirando gasoil para seguir “endrojaos”. Lo majos que estaban con su olor por todos laos, yo creo que ya tendrían la pituitaria en forma de surtidor. Pobrecicos.

  8. Lucía dice:

    Pues es verdad que prácticamente han desaparecido las gasolineras donde te atienden, pero aún resisten algunas… que tienen unas colas !!!

    Por cierto, un comentario : Miki Molina no hacía de camionero en “Lleno por favor” si no de empleado de la gasolinera precisamente. Y los que se querían ligar a Lydia Bosch eran el camionero y el otro dependiente de la gasolinera, Jesús Cisneros.
    Creo que sí que haría falta esa versión en DVD para refrescar recuerdos.

  9. morri dice:

    Osti Lucía, es verdad! XDDD ¡Que la editen ya o que la suban al emule y al youtube a la vez! “¡queremos de recordá!” Menudo lapsus, la memoria me falla, la edad… Aaay.

  10. Dark angel dice:

    en mi pais todavia te atiende el mitico hombresito

    “5000 de gas super por favor”

    es toda una ayuda

  11. Dalia dice:

    Aqui igual, además me gusta asi porque el servicio es bueno, no veo a mi tio(yo no se conducir tampoco puedo, mis padres no tienen ni idea de como se conduce su auto, asi que mi tio esta en el volante) salir del auto, y no se si sepa el procedimiento…no va. Los establecimientos mayormente tienen un minimarket y yo soy una amante de la publicidad(se ven bebidas, helados, golosinas, casi de todo) no dudo en entrar al ver una buena vitrina. Por cierto, yo vi esa pelicula y fue todo muy patetico, mi amiga no dejaba de reirse: Jajajiji…ya ves que la belleza y fumar mata..jaja.

  12. silent-control dice:

    Morri, me da la sensacion de que tienes morriña de una epoca pasada que sin tanto avance tecnologico y sin tanta ostia (perdon por la expresion) las cosas eran mas puras, las gasolineras, la tele y sus dibujos la musica era pura, y lo reflejas todo el rato, incluso te podias comprar un piso y que te hechasen la chofa de una manera cordial e incluso te hacias colega del chofero, y esas esperas en las gasolineras de salou y calella y lloret de mar en el puto 124 de vacaciones(como runfaba) mientras escuchabas mocedades o mecano, que le vamos hacer las cosas se han modernizado y se han vuelto frias, ahora estamos en la epoca de dinios pipis y tarjetas, comisiones y gasolineras automaticas, y de boris izaguirres dandonos lecciones, adaptarse o morir, asi que hoy como hace un buen dia me ire de fiesta y me adaptare y bailare al son del perreo, en que se ha convertido algo, vivan las morenas.

  13. EX-Gasolinero dice:

    Hola a todos, soy un lector asiduo de este blog, y es la primera vez que escribo, y debo decir que este post no me ha hecho mucha gracia que digamos.
    Hace unos años trabaje de expendedor en una gasolinera y os puedo asegurar que es el peor trabajo en el que he estado, y he probado muchos duros: agricultor, albañil, etc. Pero más que por el trabajo en si POR TENER QUE AGUANTAR A LA GENTE. Algunos son lo peor, se quejaban de que se tenian que echar la gasolina y me lo decian a mi como si yo fuera el dueño de la BP, incluso muchos se iban cabreados a “buscar otra gasolinera donde te sirvan”, y lo que no saben es que a mi me importa un p*to carajo, yo lo que estaba deseando era acabar para irme a mi casa.
    Lo que mas me jodia es que la mayoria eran el tipico gilopoyo con un BMW, es que no lo entiendo!, un tio superforrado que lo tiene todo y se queja por enchufar una p*ta manguera a su p*to coche! INCREIBLE.
    Ya se que todo el mundo no es igual, la mayoria llega bien, pero por cuatro capullos te amargan el dia, se quejan más que un viejo sin tabaco. Es un curro muy chungo, sobre todo los dias de fiesta, es muy duro tirarte la noche del 24 y 25 de diciembre dentro del surtidor al lado de un puticlub con tu novia, MUY CHUNGO.
    Ya se que os importa un carajo todo esto, yo por lo menos cuando llego a un sitio de estos trato con respeto al currante, porque encima de que el pobre esta jodido no es plan de que le llegue un imbecil a amargale el dia.

    Un saludo.-

  14. morri dice:

    Dark Angel: Ya os llegarán las máquinas automáticas ya…

    Dalia: Tenéis servicio para todo mira que bien.

    Silent-control: Bueno, nada más lejos de la realidad, aunque hacer el juego de palabras con morri-morriña está facilete la verdad es que no tengo ninguna nostalgia ni morriña de tiempos pasados. En la gasolinera en concreto menos porque no tengo coche propio y las veces que echo gasolina son más bien pocas. Era un tema como otro cualquiera.

    Lo de hablar de temas pasados es divertido, pero no echo nada de menos la verdad XDDD Y la tecnología me interesa por mi futuro trabajo que vaya mejorando.

    Ex-gasolinero: Vaya, siento que no te haya gustado el post. De todas formas no me he metido con los gasolineros ni nada por el estilo. La verdad es que es un trabajo que tiene que ser una mierda, estás en lo cierto. Y luego lo del trato con el público es lo de siempre, cuando estás atendiendo a la gente las posibilidades de que te aparezca un gilipollas son muy altas.
    Saludos.

  15. María dice:

    la gente se piensa que solo tiene derechos…yo cuando toy trabajando me vuelvo antisocial totalmente.

  16. Kotinussa dice:

    Yo paso todas las mañanas por una gasolinera de Repsol donde son todas chicas las que te atienden. Y no me refiero a que estén en una ventanilla cobrando, sino que están fuera, poniendo la gasolina. ¿Es eso corriente en otros sitios o es una excepción?

  17. morri dice:

    María: Normal, yo en el súper en verano me he encontrado con cada inútil de la vida…

    Kotinussa: Pues sí, yo creo que es la excepción, porque por aquí atienden pero detrás de la ventanilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.