Los shorts

Culotte tejano, a mí no me engañan

Culotte tejano, a mí no me engañan

Enseñar o marcar culo está de moda y ya no hay vuelta atrás. En invierno están los leggins de exteriores que dejan poco lugar a la imaginación y cuando llega el verano emerge la temporada de shorts. O como yo prefiero llamarlos: los culottes tejanos. Nalgas al viento, las muchachas salen por las calles alegres y dicharacheras mostrando sus encantos a todo aquel que quiera verlos. Ir con medio culo fuera es tendencia y mira para otro lado que tu novia acaba de engancharte.

Sí, el culotte tejano es un gran generador de discusiones absurdas de pareja:

Cuando el short gana al tanga

Cuando el short gana al tanga

“Cariño, ¿en qué piensas que estás tan absorto en tu mir… AH”

Es entonces cuando tu novia gira la cabeza y ve aquello en lo que estás “pensando”. Claro, tú qué vas a decir:

– “Yo, en nada… Ehm, ¡en darte un beso!”
– “¿En darme un beso? ¡En comerle el culo a esa so cerdo!”
– “¡Que no cariño! ¡Que yo solo tengo ojos para ti!”
– “¡Pues mírame a la cara cuando lo digas, serás… ¡Pero que me mires a mí!”
– “Ay”.

Todo mal. Por eso la clave principal es que si has mirado una nalga traviesa y exploradora es que empieces tú la conversación. No lo ocultes, nadie se lo va a creer. Lo mejor es empezar así:

Al revés no sirve

Al revés no sirve

– “¿Has visto esa, cariño? Va con medio culo fuera, puej” – un puej es muy importante.
– “Ay, es verdad. Madre mía como van las niñas hoy en día”
– “Pues esa no es tan niña, ya ves. Por lo menos tiene 30 tacos. Ala, veenga, ahí toda la celulitis bailando…”
– “Es que ya no hay gusto ni decoro ni ná de ná”
– “Ay, como tú no hay nadie pichurri”
– “Qué mono eres, ven aquí tonto y deja de mirar”

Criticar une mucho y evita posibles discusiones futuras descontroladas que no sabes a donde pueden ir. Pero no dejan de tener razón, cuando alguien muestra el culo al mundo lo muestra todo. Con el culo va todo el pack. Si hay celulitis se ve. Fantástico, gente sin complejos. Si hay pelos, también. Que todo puede pasar, recemos muy fuerte para que esta moda no se extienda entre el mundo masculino. Pófavó.

Los recortes han llegado hasta en el mundo de la ropa. Los pantalones cortos siguen costando lo mismo – o más – pero la cantidad de tela es cada vez menor. Si uno calcula los costes de forma global, ojo al ahorro. ¿Hasta donde llegará la reducción de ropa? ¿Dentro de 20 años en verano saldremos todos a la calle en pelotas? ¿Es por eso que Terminator venía del futuro completamente desnudo? ¿Podrá uno sentarse en el metro sin toallitas? ¿Es verdad que cuando una chica se tira un pedo con unos shorts sale por ambos lados y se distribuye la peste? ¿Vestirán en el futuro con compresas tejanas? Soy un mar de dudas.

2 dicen la suya

  1. 09/07/2014

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Culotte tejano, a mí no me engañan Enseñar o marcar culo está de moda y ya no hay vuelta atrás. En invierno están los leggins de exteriores que dejan poco lugar a la imaginación y cuando llega el verano emerge la temporada de..…

  2. 27/08/2014

    […] de ropa interior serán tan turbios de mostrar a actores famosos enfundados en corpiños, corsés y culottes. Me sé de un ex-director de diario de tirada nacional que podría recomendarlos sin problema […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.