Apuestas por doquier

apuestas

Por eso se retiraron los antiguos monitores, la de pasta que manejaban…

Cómo nos gusta el dinerico fresco, eh. Y si no tenemos que dejarnos la espalda para conseguirlo, mejor aún. Partiendo de esa idea nacieron las apuestas de azar. Empezando por La Primitiva, la Lotería Nacional o las apuestas deportivas encabezadas por La Quiniela. Hasta no hace mucho a lo único que se podía apostar en materia deportiva en España. Gracias a estas apuestas pudimos disfrutar de chistes como el mítico “Levante Las Palmas Equis” que ha hecho reír a varias generaciones de niños. Y muchos se han forrado, aunque no es mi caso. Principalmente porque sin jugar es muy difícil que te toque y eso de encontrarse quinielas premiadas por la calle no es muy habitual.

Y llegó Internet. O la masificación de Internet. Y la legalización del juego online, claro. Así que las apuestas deportivas se pudieron generalizar y, ahora mismo, Internet está repleto de páginas de juego online como esta. Y ya se acabó lo de solo apostar al unoequisdos y si gana o no gana un equipo el partido. Ahora se puede apostar por todo. Quién meterá el primer gol, quién dará la primera asistencia, cuantos goles meterá cada equipo, cuántos un jugador, quién será el primero en escupir en el césped o en qué minuto exacto pondrán un láser en la cara de Cristiano Ronaldo. Que no he visto lugar más fácil para camuflar a un francotirador que un Barça-Madrid, todo sea dicho.

Por supuesto, no se puede apostar solo de fútbol. También de cualquier otro deporte. En general lo suyo es apostar sobre deportes que conoces, por aquello de no dejar todo en manos del azar; pero si quieres poner dinero en el cricket, allá tú. Si te ves con fuerzas… Yo he estado buscando para jugar en el campeonato de petanca de la república de Malawi, pero no se puede. Soy un incomprendido. Hubiera podido colocar a un jubilado del parque de mi barrio y los machacaba a todos, seguro. Nadie apostaría por él, solo yo y… Muahaha. ¡Dinerico fresco! Pero no se puede. Bueno, y esto se consideraría trampas así que no es tan fácil forrarse.

Pero poder puedes. Es decir, ganar dinero se gana con esto. Sino la gente no jugaría. Es difícil, pero siempre habrá alguien que gane. Es como La Primitiva, ¿quien será ese único acertante de 6? ¿Dónde están los ganadores de primitivas y quinielas de estos últimos años? ¿Se esconden? ¿Se lo pulen todo en dos días? ¿Son ahora los que manejan los hilos en las sombras? Dudas que me asaltan. Así que apostando también se gana dinero y puedes llegar a ser alguien influyente. O no. No sé. Lo que sí que sé seguro es que para ganar mucho dinero apostando hay que poner también mucho dinero. Si tu idea era apostar la cadenita de la primera comunión o una moneda de cinco duros que guardas desde que llegó el euro, ese no es el plan. A no ser que apuestes a cosas loquísimas.

Mientras más demencial sea tu apuesta más podrás ganar de una sola. Los 5000:1 son la manera de forrarse con poca inversión de pasta. Eso sí, eso significa que es muy poco probable que pase. ¿Pero quién dijo miedo? Así pues me voy a poner a inventar apuestas de un momento a otro. Me la voy a jugar a quién va a ser el primero de un partido de tirarse un pedo sonoro que apeste al portero y provoque un gol en propia puerta. La otra apuesta será sobre cuantos periodistas deportivos preguntarán a los jugadores sobre el Balón de Oro de forma seguida en una rueda de prensa. Espero no quedarme corto. Veo los billetes. Veo el dinerito fresco asomarse a mi puerta. Lo veo.

2 dicen la suya

  1. Sex Shop dice:

    Muy buenoooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  1. 04/12/2013

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Por eso se retiraron los antiguos monitores, la de pasta que manejaban… Cómo nos gusta el dinerico fresco, eh. Y si no tenemos que dejarnos la espalda para conseguirlo, mejor aún. Partiendo de esa idea nacieron las apuestas d..…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.