Manual para domingueros (III): Cómo vestir

Tercer capítulo del manual para domingueros. El anterior fue “Cómo aparcar un coche”. 
Indumentaria solo apta para
domingueros de nivel superior
Querido dominguero. A estas alturas de manual usted ya tiene el dominio absoluto de la sombrilla, siendo capaz de mantener la integridad física de sus vecinos intacta; y un control afinado de la maniobra de aparcamiento, imprescindible para coger sitio en la playa en el mismo remolino de la ola. Ahora debe ir un paso más allá. No se debe conformar nunca con ser uno más del montón y vestir de cualquier manera. No debe conformarse ni siquiera con vestirse. La indumentaria del dominguero es lo que le define como persona y nunca jamás debe dejarla al azar. ¿Tiene dudas? No se preocupe, en este manual estamos en todo.
Empecemos por la cabeza. ¿Cree usted que debe dejar esas neuronas tan valiosas para un dominguero al alcance de cualquier rayo solar? ¡Nunca jamás! Un buen dominguero que se precie debe llevar siempre un gorro de cualquier tipo. Puede usar una gorra de visera procurando poner ésta en la parte frontal. Domingueros poco acostumbrados a estos menesteres llegan a ponerla de lado o hacia atrás, terminando en una situación paradójica en la que terminan usando sus manos de visera mientras miran al infinito entrecerrando los ojos. No querrá ser usted uno de ellos. Algunos congéneres suyos son muy transgresores y se colocan un pañuelo en su lugar; si quiere estar por encima, no olvide colocarse además un loro al hombro.
Origen de la imagen
La camiseta no es imprescindible. Un buen dominguero sabe cuando hace un calor infernal y la comodidad está siempre por encima de cualquier criterio estético. ¿Tiene usted una barriga cervecera tan esférica que cuando se tumba boca arriba en la playa los chavales la usan para darse impulso para dar volteretas? No lo dude: no se ponga camiseta. Si tiene pelo en pecho, en este manual damos por supuesto que no se lo depila. ¡Menudo dominguero estaría hecho si lo hiciera! ¿Verdad? Riámonos ruidosamente de esos metrosexuales de mierda. Muestre al mundo esos pelos que el Señor le ha dado junto a esa cadena de oro que no se vería tan bien con una camiseta encima. Y si puede, sáquese una pelotilla del ombligo; le hará ganar puntos para ser un gran dominguero de manual.
Si no tiene más remedio, póngase camiseta. Pero nunca jamás con mangas. No. Ni manga corta. Puede usar cualquier tipo de camiseta sin mangas, pero si quiere mantenerse auténtico use las Imperio. Además, con estas camisetas nunca tendrá que preocuparse de si se le cae encima un manchurrón de la paella del chiringuito. Con manchas es mucho mejor. Además, tienen la particularidad de permitir que se sigan viendo los pelos del pecho y la cadena de oro. Punto a favor. Ni se le ocurra ponerse camiseta de manga corta ni camisa del mismo estilo. Esos que las llevan luego están llenos de ronchas en el sobaco provocadas por el sudor. ¿Es eso estético? Jamás. Usted como dominguero debe ir con la axila suelta; así será mucho más fácil rascársela con la mano y luego olérsela disimuladamente. Como está mandado.
Recuerde siempre vestirse de cintura para abajo. Sí, hace calor; pero no querremos salir a la calle tan cómodos como en casa. Ahí puede usted pasearse a lo colgandero tanto rato como desee, pero es recomendable ponerse pantalones al salir de casa. Como dominguero tiene dos opciones: para salir por la tarde a dar un paseo tiene la opción bermudas que se abrochará hasta el sobaco, aproximadamente; en cualquier otro momento del día ha de usar bañador. Siempre bañador. Ligeramente ancho, para andar cómodo y seguir colgandero el máximo de tiempo posible. Y por supuesto, dejando un espacio de aire fresco en la parte posterior. Si se agacha y no se le ve la raja del culo, usted no es digno de este manual.
El calzado no lo puede descuidar. Para grandes caminatas siempre puede llevar bambas, pero entonces ha de ponerse calcetines. Y no de cualquier manera. Súbalos hasta bien entrada la tibia. Que se vean. Sino, ha de llevar sandalias atadas a los lados. Esto es muy importante porque así cuando le haya dado el sol durante un rato considerable podrá lucir sus sandalias aunque no las lleve puestas. La marca que queda es el glamour del dominguero. Cortarse las uñas no es imprescindible. Es más, no es necesario. 
Para acabar no puede dejar de lado los complementos que todo dominguero que se precie ha de llevar. Primero: un diario deportivo debajo del brazo. Da igual si es el Marca o el Sport. Lleve uno. Sino, ¿de qué va a hablar sentado en la tumbona en la playa? No es obligatorio, pero siempre da un aire de dominguero de postín el llevar un palillo de dientes en la boca. Nunca se sabe cuando un calamar a la romana va a quedar pegado entre dientes. Una mochila nunca está de más y cuando vaya a la playa lleve la nevera. No. No esa blanca y grande que tiene en la cocina. Más que nada porque sería una pena que se le cayeran esos bonitos imanes y se perdieran. 
Cuando cumpla con todos estos requisitos estará cada día más cerca de ser un dominguero de los de verdad. De los de calidad. Por encima de todos los demás. Pero no lo olvide, un dominguero que se precie de serlo ha de tener todo a juego y sin duda una de ellas es su mujer. Así pues, en el próximo capítulo veremos cómo ha de comportarse su mujer allá donde vaya. Sobre todo, cómo ha de gritar a sus hijos. Esté atento a estas páginas…

5 dicen la suya

  1. Patri O. dice:

    aaaah domingueros…definitivamente una raza superior.

  2. morri dice:

    Sin duda terminarán por dominar el mundo… Con todo lo que eso implica.

  3. Electrotelco dice:

    Para cuando la 4ª entrega? jajaja muy buen blog ;)

  1. 11/01/2014

    […] ya se hayan hecho todas las combinaciones posibles entre Sol, Mar, Playa, Cielo y Arena. Hay hasta campings con nombres como Caballito de Mar, pero incomprensiblemente no hay ninguno que se llame La Medusa […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.