Los consejos de los que cumplen más de cien años


Gracias a los avances de la ciencia y de la medicina tenemos actualmente a una generación de personas que han llegado a los cien años de vida. Antes, cuando había algún abuelo longevo que cumplía años todas las televisiones iban allí a entrevistarles. Y sí, les llamaban abuelos aunque no tuviesen ni hijos, a las personas mayores se les presupone la abuelez, si no tienen nietos se les pinta. Ahora, aunque es más normal que hayan personas centenarias, siguen yendo a darles la brasa.


Como todo el mundo quiere llegar a la máxima edad posible, y a poder ser en plenas facultades, los periodistas que se acercaban a hablar con estos señores mayores les preguntaban por la clave de su longevidad. La CLAVE. Así, en mayúsculas. Porque si han llegado a tan viejos es porque tienen algún secreto bajo llave, algún poder especial o un pacto con el diablo, del que además ellos son conscientes. No porque la naturaleza les ha obsequiado con más años de vida, no. Es porque ellos tenían un plan, y así han conseguido llegar a los cien años.


Los pobres abueletes cuando se encuentran en tal situación, con tantos periodistas de programa de tarde preguntando chorradas a su alrededor, contestan lo que buenamente pueden. La entrevista normalmente es una cosa así:


– “¿Qué cuaa e el secreto de mi longevidá dise?”
– “Sí, abuelo, dígame”
– “Pue mire, yo usaba el Jess Extender y no vea lo que se me alargó”
– “No, abuelo, no era eso a lo que me refería, sino a sus años, a sus cien años”
– “Aaah, haber empezao por ahí, pue mira, mi secreto son las pipas, como muchas pipas, toda la vida comiendo pipas, y así he llegao a los cien, fíjate”




Y ya está, esta es la noticia. O sea, a ver… Las pipas. Es decir, comes pipas toda la vida, y voilà, llegas a los cien años como una rosa. O sea, toda la vida comiendo quicos, para esto. Para que llegue un señor mayor y te fastidie todo tu plan diciéndote que la clave de la longevidad, el santo Grial que ha buscado la ciencia toda la vida, son las pipas. Ni más ni menos que las pipas.


“¡Pipas Facundo, lo mejó del mundo!”


Sí, abuelo sí. Esto es lo que pasa cuando se preguntan chorradas a personas anónimas en la tele. ¿Qué va a decir el hombre? ¿Lo que más ha comido en la vida? ¿Cómo que el secreto de la longevidad? ¿Es que han hecho una estadística entre todos los centenarios para comprobarlo? Mañana sale un estudio canadiense que prueba que las pipas son claves para una vida sana y duradera, fijo. Y al día siguiente está el planeta entero repleto de cáscaras.


Y eso cuando alguna de esas personas oye bien y puede hablar, que es cuando tiene más sentido una visita periodística. Pero muchas veces va la tele a su casa, y están los pobres – o las pobres mejor dicho, porque son muchas más mujeres las que llegan a esas edades – que no pueden ni moverse y hay un nieto que le grita al oído. “Que dice el de la teleeee que como estáaa” “¿Qué dice? Me acabo de cagá encima” “Ay, qué cosas tiene la abuela, siempre ha sido muy chistosa” No es plan de sacar así a tu abuela en la tele, un poco de dignidad para ellos, que no han vivido tanto para eso.

Di la tuya

  1. 29/09/2013

    […] de por vida. El caso que nos ocupa hoy es de dos ladrones que pretenden salvar su alma por 100 añitos robando a otro todo su botín. Vean y observen el momentazo porque esta noticia loca viene […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.