El Papa y los condones


“Qué cutis más fino, ¿usas DermoMani, verdad?”
“No, es DermoVagisil”

El Papa frit… Digo… El Papa de Roma ha visitado África. Así, a lo grande. Estaba el hombre aburrido allá en el Vaticano y se dijo a sí mismo: “Voy a dar una vuelta por África a dar consejos, sobre todo de lo que más domino: de sexo”. Y allá que fue con su Papamóvil y salió de su Papacueva. Lo primero que dijo el hombre fue: “No uséis preservativo hermaaanos, lo que tenéis que hacer es no fornicar que está feo” Claro, qué fácil es decirle a los demás que no forniquen cuando tienes 83 años y ya no se te levanta. Así cualquiera.


Siempre ha resultado curioso que unos señores que promulgan la castidad entre ellos, se sientan capaces de aconsejar a los demás qué tienen que hacer con su sexualidad. Esa obsesión que tienen solo puede tener una explicación. Tienen tan reprimidos sus instintos primarios que no pueden olvidarlo, es como cuando tienes hambre que solo te vienen imágenes de banquetes a la mente; pues lo mismo: están todo el día pensando en sexo. Pero como ya es tarde para ellos, ahora que se dan cuenta del tiempo que han perdido, pues hala, a decirle a la gente que no lo hagan fuera del matrimonio. Que entonces sí, una vez casados ya el despiporre. Sólo hay que ver los casados, se les ve esa cara de felicidad que da el fornicar cada día como si fuera la última vez. ¿O no?


Lo mejor de todo es que el Papa ha dicho que el condón no solo no deben usarlo, sino que invita al contagio del SIDA. Olé ahí. Y se ha quedado tan ancho. Eso, para las personas que controlan el tema, no es un problema. No se le hace caso al señor mayor que dice tonterías y tan tranquilos. Pero por lo visto este hombre tiene mucha influencia en África, yo no lo sé que no he estado allí, pero se ve que la gente le hace caso. Y eso es un problema porque la enfermedad es muy seria. Aquí el Papa dice que la gente no use condón y es como si se oyera llover, aunque creo que la campaña del Yo pongo condón con coco poco bombo molo lo bordo pocho mocho estaba patrocinada por la Iglesia. Después de ver esa campaña entraban unas ganas de hacerlo a pelo… Qué horror.


La Iglesia está en contra del condón porque están en contra de no desperdiciar ni una gotita. También lo está de la masturbación por el mismo hecho, todo lo que salga de color blanco del cimbel debe de ir encaminado a la procreación. Si no es para tener un hijo no malgastes tus genes. ¡Quién sabe! A lo mejor estás tirando a un Mozart o un Einstein. Como si los grandes personajes vinieran ya predestinados desde el propio huevo. Aunque en realidad a la gente le preocupa perder otro tipo de personajes: “Ala, ahí va el nuevo Bisbal, camino de la papelera, nos hubiera sacao de pobres” La gente es así.


Así pues, la Iglesia no progresa con el famoso Ratzinger Z; al contrario, va para atrás. Ha puesto en marcha el mecanismo de “puños fuera” y allá que ataca a todo lo que huela a progreso. Los paises africanos deberían invitar al señor Pepe Durex y al señor Manolo Control para que informen a la población y que tengan cuidado cuando mantengan relaciones sexuales. Y que repartan muchos condones. A ver si así frenan de una vez el avance de esta terrible enfermedad y otras muchas de transmisión sexual. Que no están en África para muchas bromas.


Actualización y reflexión final: Un post como este es evidente que trae controversia. Por lo visto las palabras del Papa no fueron exactamente como las pongo, tampoco pretendía informar ya que no es una web de noticias. De todas formas, al César lo que es del César. El Papa por lo visto dijo que sólo con dando preservativos no se hace nada, que hay que estar allí y ayudar. En eso tiene razón, lástima que lo estropeara diciendo que en caso dar solo condones podría incluso empeorar la situación, cosa que no veo cómo iba a empeorarlo. El condón no lo es todo sí, pero ayuda una barbaridad. Más información en los comentarios.

1 respuesta

  1. 08/04/2014

    […] perdidas y pecadoras. Como podréis imaginar ya… No, no hay ninguna canción dedicada al condón. Como si lo viera: “Como una polla y un beso, en un condón preeso…” Una gran […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.