La gente que le chilla a la tele


Circula una leyenda urbana sobre las primeras películas de cine en la que aquellos ingenuos primeros espectadores se asustaron al ver una locomotora acercarse a la pantalla. Los Lumière consiguieron sorprender y espantar a un público poco acostumbrado a ver imágenes en movimiento fuera de la realidad. Poco después, algunos de los primeros espectadores televisivos se asustaron al ver las primeras televisiones en sus casas: “¡Paco! ¿¡Qué me has traío a casa!? ¿Una caja con la cabeza de un tío que habla? ¡Paco no me asustes eh! ¿Ya has discutío en el bar por el fútbol?” Aquellos primeros telespectadores fueron pioneros en discutir con la tele, una costumbre que se ha extendido hasta nuestros días.


Hoy en día la gente no se asusta por cosas así, sin embargo muchos continúan hablándole a la tele como si de una persona humana se tratase. ¡Incluso a veces las maltratan! Cuando no funcionan le dan golpes y le gritan: “¡Venga! ¡Funciona! ¡No te hagas la longuis!” Los aparatos también sufren amigos, y ante tales torturas vuelven a funcionar como por arte de magia. Pero el tema que nos ocupa no es si la gente habla o no, como esa gente que le habla a las plantas como si fueran colegas de toda la vida: “Ay, Maru, ¿te cuento la última que me ha soltado mi enredadera?” El tema que nos ocupa hoy es esa gente que le grita a la tele a lo bruto, que desgarra sus cuerdas vocales desgañitándose soltando alaridos que escucharían en cien kilómetros a la redonda. Pero que no sabe que la tele es sorda.


Uno de los motivos por el que estas personas le gritan a la tele suele ser el fútbol. Este deporte siempre provoca agresividad, nervios y tensión a todo aquel aficinado que lo vive. En el terreno de juego al menos un árbitro te puede oir aunque sea de pasada, pero gritarle a una tele: “¡¡Cabróoonn!! ¡¡Tu madre tiene rabo!! ¡¡Cerdo, ladrón, vaya robo!! ¡Joputa! ¡Tus muertos pisoteaos en bicicleta eso era fuera de juego!” no funciona demasiado. Supongo que como método anti-estrés y de canalizador de energías feng-shui debe ser útil. La próxima vez que una pija ociosa se apunte a un curso de chacras, malos karmas y historias raras con incienso, que piense que el fútbol inventó eso mucho antes y que gritarle a una tele hija de puta es mucho más relajante que todos los yingseng ceregumil, ying y yang y yayatouré juntos.


Pero no solo de gritos futbolísticos vive el hombre, también los políticos se llevan lo suyo. ¿Qué utilidad tiene gritarle a un telenoticias? Ojo, eh, que ni escuchan lo que dicen los políticos contrarios a sus gustos. Aparecen en pantalla y ya están gritando: “¡Chorizo! ¡Embustero! ¡Zapatito a tus zapatos! ¡Hililloghssh de plashhtilinaasshh!” A cada uno le gritan lo suyo. Y es que ser político es la profesión que más se asemeja a la de un árbitro de fútbol. Siempre que se puede, se les insulta. Algo habrán hecho.


Eso sí, si hay algo que sin duda alcanza el súmum de los chillidos de estas personas gritonas televisivamente son los concursos. ¡Es todo un espectáculo ver el Pasapalabra con una persona de este tipo! “¡Panegírico! ¡Que era panegírico! ¡Concubina! ¡Que era concubina! ¡Sinergia! ¡Que era sinergia!” Y era panadero, cofradía y sarandonga. Son ese tipo de personas que creen que lo harían mucho mejor que los que están en la tele concursando, que son unos inútiles, y seguramente no pasarían ni la primera prueba de casting. Normalmente suele coincidir que son las mismas personas que dicen que si fueran presidente del Gobierno arreglarían la crisis en dos patadas.


Aunque lo mejor es verlos cuando ven alguna película o serie de televisión. Son los eternos salvadores de los personajes. Si ya deberían saber que la rubita tetona, actriz secundaria, en cuanto que se quede a solas en la casa de campo el psicópata la matará: “Ay, ya voy yo sola a por leña, no hace falta que me acompañéis”. O ese actor secundario que enseña la foto de la novia: “Después de la guerra nos casaremos” ¡Ya se sabe! ¡Van a palmarla en la siguiente escena! Pues nada, ellos gritan: “¡¡Cuidao!! ¡No vayas por ahí! ¡Que te va a matar! ¡Pero…! ¡Nooo! ¿Pero qué haces inútil? Ya está, ya la ha matao, si es que mira que la avisé”. Ellos a lo suyo, la sordera de la tele nunca les hará desistir.


Cabe preguntarse por qué lo hacen. ¿Se sienten solos? ¿Necesitan un desahogo? ¿Qué fina linea separa el chillar a una tele con terminar tirándola por el balcón? ¿Algún día conseguirán que alguien se siente al lado suyo a ver cualquier concurso? ¿Y en el cine? Bueno, en el cine ahora chilla cualquiera que no pasa nada. Eso sí, ver la tele con una de estas personas tiene que ser un tormento, supongo que solos estarán mejor, al fin y al cabo, la tele es la única que les comprende.

11 dicen la suya

  1. Patri dice:

    Supongo que depende de cómo si que se vuelve un poco incómodo ver la tele con alguien así. Pero si pasa de vez en cuando creo que se hace bastante ameno e incluso te ries bastante.
    Yo tengo un amigo que a veces también se “enfada” un poco con los árbitros. Y hasta una vez rompió las lamas de un sofá.:P

    Pero supongo que estas cosas están ahí para pasar un buen rato al recordarlas.

    Besos Morri

  2. Venacas dice:

    Jajjaja mu buena Patri yo tambien lo conozco alrompedordelamasporunpartidodefutbol jajja!

    Ya me explicaras el remedio desestresante yayatoure, no lo habia escuchao nunca jajja.

    PD: Mu bueno el post!

  3. Anonymous dice:

    Jajajaj “Ying-Yang y Yaya Touré”

  4. Lamia dice:

    me confieso
    yo soy una de las que le chilla a la tele.
    Durante los eventos deportivos en otras circunstancias no
    y si me siento liberada

    jajajajajajaja
    soy una mujer iracunda y frustrada

    supongo que el televisor tiene que aguantar mis gritos

  5. morri dice:

    Patri, Venacas: ¿Quién será esa persona que conocéis ambos? Si es que hay cada uno por ahí…

    Lo del ying-yang y yayatouré es una técnica milenaria de relajación que pronto se pondrá de moda.

    Lamia: Di que sí. Vamos a hacer ahora un gritones televisivos anónimos a ver si confiesa más gente ;) Total, si los de dentro de la tele gritan, ¿los de fuera por qué no habrían de hacerlo? ¡Pero solo si estáis solos! :P

  6. el loco de perez dice:

    – O sea, que le gritaba a la tele solo por llamar la atención!

    – No loco, me parece que no te estas enterando de nada!

    – … Solo por llamar la atención!

    Es todo cuanto debo decir morri.

    Un saludito!!!

  7. morri dice:

    el loco de pérez: ¡¡No sería por eso!! ¡¡No sería por eso!! ¿Me oís? ¡¡Por eso!! Podría ser.

  8. Anonymous dice:

    Bueno, me declaro culpable con el tema del futbol particularmente(aunque no tan exagerado xD).
    Si es tipica la de los consejos inutiles… “no entres alli”, “no abras la puerta”, “es que no te das cuenta que ese es el asesino!”
    No se dan cuenta que es ficcion, digo yo xD.

    Juan L.

  9. Anonymous dice:

    genial, si que le gritamos

  10. Anonymous dice:

    Soy una de las ke le hablo a la tele….me siento identificada…y voy dando indicaciones de lo ke tienen ke hacer…o decir…es una tonteria lo sé….tambien le hablo a mi perro y luego contesto como si fuera él…un caso…creeis ke necesito ayuda?
    LA NIÑATA

  11. morri dice:

    Juan L: Sí, con el fútbol es exagerado. Casi nadie se salva XD

    Anónimo: Gracias :)

    La niñata: A lo mejor tienes poderes telepáticos con el perro y habla por tu cuerpo :P A lo mejor necesito ayuda yo también…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.