Espiando que es gerundio


Pantera Rosa -> Pink Panther -> ¿PP? Todo tiene relación

Hace unos días saltó la noticia, cual grácil rana, desde el diario El País. ¡La Comunidad de Madrid tiene espías a cascoporro! El tema es un poco farragoso, así que no me voy a poner a explicar todos los entresijos de la trama de espías. Primero porque hay tanto informe que abruma y segundo que yo tampoco me he enterado de gran cosa. Unos se espían a otros, el otro espía aquel, el de más allá tuvo un informe y no lo leyó y el otro vio Informe Semanal el sábado por la noche. Un lío. Así que si os queréis informar mirad Escolar.net que tendréis para rato.


Yo he preferido imaginarme qué pasaría si los políticos del PP no se mandaran espías los unos a los otros y fueran ellos mismos los encargados de espiar a sus compañeros. Sería fantástico. ¿Se imaginan a Rajoy y Gallardón vestidos de Mortadelo y Filemón? ¿Quién sería quién si Rajoy se parece más al superintendente con barba? Un momento… ¿Y si lo es y está camuflado? ¿Y Esperanza Aguirre? ¿Cómo se lo montaría para pasar desapercibida? ¿Usando calcetines del mercado de esos de rallas rojas y negras junto con sus zapatos de no-quieras-saber-el-precio? Investiguemos.


Si Rajoy se dedicara a espiar profesionalmente seguramente utilizaría métodos clásicos. Es un hombre muy conservador y seguramente usaría el mítico zapatófono de Superagente 86 para comunicarse con los compañeros. “No me quito a Shapatero ni en el puñetero teléfono” – diría seguramente protestando por su suerte. Además se ocultaría de incógnito como los clásicos espías: con una gabardina. Pero en serio, si yo tuviera que recoger a un hijo mío al colegio y se acercara Rajoy con una gabardina, me entraría miedo: “Dame un beshito shavalín que hay camarashh” “Sheñoraa, ¿quiere ver mi programaaa?” Tendría pinta de señor de puerta de colegio que da mal rollo, sin duda.


Esperanza Aguirre es muy liberal, pero no en el sentido que todos pensáis pillines. En el sentido de liberalizar mercados. “¡Todo privado! ¡Todo para mis amig…! Digooo, ¡todo privado para la libertad de los ric…! ¡Digo de la gente! ¡Del, eejj, del pueblo!” Algo así dice. Con lo cual para vestirse de incógnito necesitaría un abrigo Armani o algo así, porque ella de esas cosas no lleva que por algo le cuesta llegar a fin de mes. Eso sí, se pondría sombrerito y su parecido razonable sería sin duda Carmen Sandiego. ¿Alguien se acuerda? Dooonde se escooonde, Carmen Sandieegoo. Perdón, me ha dado por cantar. Ella sería igual, con su sombrerito, su gabardinita y buscando informes aquí y allá. De todas formas, por buscar conspiranoías, ¿no es un poco sospechoso que la palabra espiar empiece por la esp de Esperanza? ¡Chan! ¡Chan! (Música de descubrimiento importante en una película) ¿Casualidad? Ummm.


¿Y si Gallardón fuera espía? Con esa cara de empollón eterno que tiene seguro que llegaría lejos a poco que se esforzara. Sí, porque todos los demás espías lo tomarían por tonto, por empanado: “Mira el cuatro ojos que no se entera de nada” Y en realidad las gafas son de infrarrojos que lo ven todo y él sabe que ese espía lleva esa tarde unos calzoncillos de ositos amorosos. “¡Ja! Mucho agente 007 pero luego mira, todavía su madre le compra los calzoncillos” Y así gana a los demás espías, haciendo que los otros piensen que no se entera de nada y que está en babia. Es un truco infalible. Para vestir no le hará falta vestirse de incógnito, nadie repara en él, y si se viste de incógnito en realidad canta más que sin ello. ¡Los diarios con los agujeros de los ojos están muy vistos!


En todo esto parece que ni Aznar ni Fraga están metidos en el ajo. ¿Pero y si lo estuvieran? ¿Y si hiciéramos una película de espías con todo esto? Ni Brad Pitt ni Robert Redford en Spy Game lo hubieran hecho mejor. Fraga sería el jefe que está a punto de jubilarse y justo en el día de su jubilación recibe la última misión. “Elegí un mal día para dejar de fumar, ¡carallo!” Y Aznar sería ese agente doble que no sabes nunca con quién está, pero en realidad es un agente infiltrado de la CIA y lo descubren por sus altos conocimientos de inglés. “Lluuu noouu naaauuu, Bush is mai frien, bicós is mai frien, ripit güiz mí” Alguno que otro lo confundió con Muzzy.


Próximamente este film estará en los mejores cines. Yo no me lo pierdo, preparen las palomitas y pónganse cómodos, esta película es de las largas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.