No íbamos a pasar de cuartos y dimos la(s) campanada(s)


Foto AS

Lo reconozco, yo fui uno de los muchos españoles que pusieron a parir a Luís Aragonés. Incluso llegué a dudar de su condición de Sabio diciendo que no tenía ni puñetera idea. Nunca me alegré tanto de estar tan equivocado. Reconozco también, que fui uno de los osados que dijo que no pasaríamos ni de la primera fase. Vamos, fui tan derrotista que llegué a pensar que no llegaríamos ni a jugar la Eurocopa. Nunca me alegré tanto de acertar menos que Rappel con sobredosis de algo raro. Sí, somos campeones de Europa, quién lo diría. Yo aún no me lo creo, pero ole ahí sus bemoles. No he comentado nada de la Eurocopa durante la misma, pero hoy voy a resumir algunos datos curiosos que me han llamado la atención de esta Eurocopa. La ocasión lo merece.


– Ha sido la Eurocopa con más supersticiones por metro cuadrado entre la gente. No había visto nunca tanto cúmulo de creencias, amuletos y demás para dar suerte a la selección. En Salvados sacaron a un San Luís para dar suerte al equipo. En Cuatro tenían a Otto, el muñeco de vudú que pinchaban para dar mala pata a los equipos contrarios. Nadie se atrevía a modificar nada por si cambiaba la suerte… Y España ganó. ¿Por todo eso? Pues claro, los jugadores se tumbaban en el césped y Otto hacía el resto. Qué golazos metió.


– La competición nos dejó perlas en forma de frases históricas. Lineker hace muchos años dijo que “el fútbol era 11 contra 11 y siempre ganaba Alemania”. La final ha demostrado que no siempre es así. Pero la mejor frase de la Eurocopa, que pasará a los anales de la historia, es una de Podolski. Harto de que los jugadores tengan fama de entes faltos de inteligencia soltó esta genialidad:

El fútbol es como el ajedrez, pero sin dados
Podolski, luego dijo: Karpov, Karpov, hueles a Caldofran”



Para enmarcar. Echar una partida con él debía ser la repera cuando mataba a un peón con el caballo y contaba veinte.


– Al hilo con las supersticiones. Ballack, el jugador con nombre de voz que hacen las ovejas; es el jugador gafe de la historia del fútbol. Un segundón por excelencia. Ha perdido con esta cuatro finales importantes internacionales. Mundial de Corea 2002, final de Champions Bayer Leverkusen – Real Madrid, final de Champions Chelsea – Manchester Utd y la de ayer. Corren rumores de que él es Pepe Gáfez y se dejó las gafas de sol gigantes en casa de Alfonso Arús.



– Solo compro diarios deportivos en los eventos importantes. Y sobre todo cuando se gana. Por alguna razón que aún mi cuerpo no comprende compré el diario Marca. ¿Cómo se puede ser tan malo? Cuando ganamos la semifinal compré AS y era un diario decente pese a algunos forofismos como Guasch o Roncero. Pero Marca… Después de leer menciones a italianos o franceses como spaghettis y franchutes; ver como el director llama “Chulen” a Villar, en un ejercicio de peloteo absurdo vomitivo; y observar cómo tienen en nómina como articulista para la Eurocopa a Nuria Bermúdez me dije: “Nunca máis”. Para las críticas a la prensa deportiva recomiendo encarecidamente la lectura de La libreta de Van Gaal. No tiene desperdicio.


– Los partidos y la emoción no han evitado que pudiera hacer un chiste malo con los futbolistas. Sí, porque descubrimos que hay un jugador alemán que se llama porno, pero en alemán: “Metesaquer”. Sí, está al nivel del “Güiza güizauyuuu” que me ¿copiaron? en la COPE el día del Rusia – España. ¿Leen El mundo está loco o fue casualidad? Sea lo que sea, ambos huiremos de la lapidación social.


– Entre hoy y mañana la mitad de España será calva o tendrá el pelo de colores raros. El camino de Santiago estará más concurrido que nunca. Sí, mucha gente hizo promesas por si ganaba España la Eurocopa. Lo mejor era prometer una buena borrachera, Capdevila está dando buena cuenta de ello en el autocar de la selección. Sus soplidos de “tío, voy mal, otro cubata más y me caigoooogh hip” son para enmarcar. ¡Gran celebración!


Por lo demás, una Eurocopa para guardar en dvd o cualquier formato imperecedero. Nivelazo el que ha mostrado la selección y que ¡viva España!


Posts relacionados:


[La letra del himno: Análisis y propuesta]
[El fútbol y el trabajo: Las comparaciones son odiosas]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.