Un hombre se tira tieso 10 años


Y cuando digo tieso, quiero decir erecto, y no en rigor mortis, en plan que el tío ya estaba tieso para meterlo en su nicho y mandarlo al otro mundo. No. Resulta que un hombre de 68 años y unos días, que no sé exactamente cuantos son, ha ganado un juicio, y de paso un récord Guiness, contra una empresa llamada Dura-II que le puso un implante en el pene que le hizo tener una erección de 10 años de duración. Ahí es na.


Resulta que el tío se había hecho ese implante en el pene, a los 58 años, debido a que ya tenía problemas de erección debido a la edad, el mal vivir, y esas cosas que pasan. La mujer estaba un poquito harta y quería que su marido le volviese a dar caña, como en los viejos tiempos, en los que le quitaba las bragas-faja de cuello alto color carne de un mordisco y la fornicaba hasta dejarla tirada en la cama extasiada por el cansancio.


Claro, esos tiempos pasaron, y el hombre necesitaba una solución: Un implante con una pieza de acero y plástico para mantener la erección y luego volver al estado fláccido. Supongo que la pieza de acero sería para mantenerse tieso, y la de plástico para volver al estado normal. Pues se debieron olvidar la parte de plástico porque el tío se tiró 10 años marcando el norte a todas horas.


La mujer, claro está, no se quejó, todo el día le decía, mientras abría la puerta de su jardín: Charlesss, ven pacá que te voy a hacé de to menos pegarte. Y nada, el tío iba a hacer sus cosas y se lo pasaban genial un ratito. Pero claro, el problema venía después, en el día a día. Charles iba todo el día empalmado, literalmente. No es como esos amigos que tienes y le dices: Joe tío, qué salido eres, vas toldía empalmao. No. Este era de verdad, que cuando se giraba en la casa de golpe tiraba tres jarrones al suelo. Claro, a la mujer le compensaba los ratos de placer con el dinero de los jarroncitos, pero tampoco era plan.


Por no hablar de los problemas, duros problemas, y nunca mejor dicho, para mear. No sólo por el dolor a la hora de extraer ese líquido amarillento, si no por el tema de que apuntando al norte, su problema no sería dejar gotitas en la tapa, sino gotazas. Tendría que tener la tapa del water como un gotelé la mar de majo. Más de uno lo hubiera usado para decir que era arte moderno mientras se ponía unas gafas de pasta.


Además, la mujer, era una cachonda, y también nunca mejor dicho, y le usaba de toallero cuando estaba por casa. Cuando iba por la calle se le apoyaban las palomas, incluso un día se puso en la punta del cimbel un cuenco con alpiste. Eso sí, cuando se abrazaba a alguna amiga o incluso a algún familiar, la situación, claro está, era muy tensa. Imaginaos por un momento que le diga alguien: “Qué tieso estás”. ¡Y tanto! ¡Todo el día!


Total que el hombre al final ganó el juicio y le arreglaron su problema. Por ganar el juicio le dieron 400.000 dólares que no está nada mal y la mujer está que se sube por las paredes de la alegría. ¡Diez años fornicando como nunca y una jubilación de 400.000 dólares! Qué vejez que le ha tocado vivir…


La noticia la encontré en el blog de Marcel, muy dado a este tipo de noticias. La original está en MSNBC.

7 dicen la suya

  1. Paranoias dice:

    Creo que lo lei en otro sitio antes, pero la verdad es que el pobre hombre lo tiene que estar pasando mal, imaginate pa ir a la playa, o al gimnasio jajjaja.
    Ademas que tiene que doler no? Aunque bueno, seguro que así no tiene gatillazos jajaj un saludo

  2. Marcel dice:

    Gracias por el crédito morri. Muy buena esa imagen que colocaste para acompañar el post, yo ayer estuve buscando un buen rato y no encontré ninguna adecuada =/

  3. Dammy dice:

    Yo también llevo tieso bastante tiempo… Pero mi problema económico se solucionaría exactamente igual que el problema erectil de este buen señor…

    Un blogsaludo.

  4. Jean Bedel dice:

    Como dice Dammy, aqui mas de uno andamos tiesos tiesos, pero no de la merienda, como diria el Fiti, sino de la cosa de la guita …

  5. nosequemasda dice:

    Pues nada… habrá que ceñirse a la medicina natural. ;-)

    Hasta la próxima!

  1. 08/10/2013

    […] pequeña variante: “¡La paja, la paja!”. Pero parece que la amputación está cerca. Viagra en exceso, pene en […]

  2. 17/07/2014

    […] creado por ella en una de nuestras conversaciones en pleno delirio mental (muchas de las chorradas del post anterior salieron en una de nuestras conversaciones), apareció con Eufrasia de la mano. Su alter-ego de una […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.