El karaoke


No sé si alguna vez habréis ido a esos lugares de la subcultura urbana que son los karaokes. Sí, esos locales en los que la gente con menos vergüenza sale a cantar y la gente con más vergüenza se queda sentada riéndose de los que han tenido agallas para salir a la tarima y desafinar como unos posesos.


No hace mucho, fui con la cena de la radio a uno de estos lugares lúgubres. Sí, son sitios oscuros, con poca luz para que no veas demasiado a la gente del público si sales a cantar. Ya se sabe, es un lugar donde si sales a cantar puedes pasar vergüenza, pero si estás de público puedes sufrir de una terrible sobredosis de vergüenza ajena.


Lo mejor de un karaoke… Antes de seguir, supongo que en vuestra mente una vez llegados a este párrafo es preguntaros, ¿salió morri a cantar? Para sacaros de dudas, sí. Pero podéis seguir leyendo. Como iba diciendo, lo mejor de un karaoke es que una vez vayas a salir el de antes sea absolutamente penoso cantando. Que desafine a más no poder y haga el ridículo más espantoso que hayas visto nunca desde las canciones de Cañita Brava en el Semáforo. Si sales después de uno de esos, tu ridículo es mucho menor.


Y pensarás, ¿cómo? ¿Hay gente acaso en los karaokes que cante bien? Pues sí. Bueno, dentro de lo que cabe, claro. Y si no tenemos en cuenta las palabras de uno de mis técnicos de sonido, que el incauto decía que yo no lo hacía mal, bueno, y él es cantante en sus ratos libres… En fin, que sí, que hay gente que sí que canta más o menos bien. Y lo que es peor, se conocen entre ellos, se saludan y dicen, fua, hoy te has salido colega.


Así de triste. Hay gente que va a los karaokes a enseñar sus dotes de cantante y quizá, de esa manera, haya algún productor que abrumado por el alcohol decida grabarles un disco. Porque eso sí, en un karaoke hay mucha gente borracha. Pensad que hay que deshinibirse antes de salir al escenario, pequeño, pero escenario; y la gente no sale así como así si está serena.


A mí, lo que más me gustó del karaoke es la selección de canciones. ¿Quieres alguna de Operación Triunfo? Están todas. Literalmente. Todas las canciones de Operación Triunfo, y para encontrar una que no sea de triunfito te las ves y te las deseas. Eso sí, al final encuentras algo decente para cantar y hacer el mínimo ridículo posible. Mirando, eso sí, una carta que te ponen que cuando llegas dices: “Estoo… Que no quería nada de comer, sólo venía a por unos cubatillas y a cantar un rato”. Y no, lo que te ofrecen no es la carta de aperitivo sino la de canciones. Ojo con eso.


Y sobre todo, cuando cantas, básicamente acompañado, nadie se atreve a salir solo normalmente… Cuando cantas, mientras miras la letra te aparece un videoclip cuyo parecido con el real es pura coincidencia. Unos videoclips, más guapos… Nosotros en mitad de la canción hablábamos de lo bien realizado que estaba el video y cuanto nos animaba a cantar, quizá por eso nos cortaban antes la canción… Eso cuando no había alguno de nosotros que cambiaba la letra de Laura no está soltando un “Que la fo..n” o un “Y si te como el ch…” en vez de “Y si te como a besos…” Un espéctaculo en toda regla señores.


Así que ya sabéis, si vais a un karaoke, bebed como cosacos. No dejaréis de pasar vergüenza ajena, pero por lo menos al día siguiente no os acordaréis.

2 Respuestas

  1. tunena dice:

    tu…. siempre dando el cante. la foto del water deberias haberla guardao pa algun post sobre papel del ogt, q es de lo poco q te falta ya :P

  2. O.k.,o.k.! dice:

    Logré hacerme la lngis l bastante durante la cena de empresa com para que no hubiera karaoke. Un par de las “nenas” me intentaron liar para así arrastrar a más gente con mi prverbial locuacidad y amor por el sarao, pero allí pincharon XDDD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.