Javi Navarro, ese animal

De todos es conocida la dureza con la que se emplean los defensas del Sevilla contra cualquier equipo. La fama de la zaga sevillista viene de lejos, aunque no les viene mal ya que es una de los equipos menos goleados de Europa. Javi Navarro es un jugador violento, y no es nuevo de ahora, ni del año pasado, vean sino la foto que ilustra el post, agarrando del cuello a Luís Enrique hace unos añitos… Si todo esto lo mezclamos y lo aderezamos con un chorrito de derby sevillano ante el Betis, se convierte en un cocktail molotov que ni en los disturbios franceses.

Dani ha acabado lesionado, para un mes, debido a la entrada durísima de Adriano, que no fue expulsado ni amonestado. Sí que lo fueron Maresca y Javi Navarro. Éste último no lesionó al jugador verdiblanco, pero sí estuvo apunto de dejarle sin carnet de padre. Reconozcámoslo, Dani no es una hermanita de la caridad, es un jugador provocador que busca el enfrentamiento con las defensas rivales. Por esa razón lo hinchan a palos, pero una cosa es esa, y la otra es agredir con mala fe.

Agredir al estilo Javi Navarro, tirar la pierna y esconder la mano. O tirar el codo y esconder la pierna. Como ustedes prefieran. El año pasado lanzó el codo a Arango y luego dijo que fue un lance del juego. Lo lanzó. Que no nos creemos que fuese fortuito; es como decir que el codazo de Pablo García a Deco en el Madrid – Barça fue casualidad. No. Nadie se lo cree. Ayer soltó la pierna a la entrepierna de Dani, y le pudo hacer mucho daño, como al jugador suizo del Turquía – Suiza.

El caso es que el jugador sevillista se justifica, una vez más, como si no fuera con él la cosa. Como me han comentado, ahora empezará la campaña de lavado de imagen en la que ayudará a cruzar a viejecitas los pasos de peatones. Vean, vean sus declaraciones en Marca:

“El empujón que me da hace que levante la pierna más, si lo rozo es algo mínimo. El lo hace bien, se tira, se retuerce, es su fútbol. Está claro que el gesto lo hice y que podía no haberlo hecho quizá, pero si a alguien le tengo que dar explicaciones es a mis compañeros, que los dejé con uno menos”.

Yo no sé vosotros, pero yo vi clara la agresión, al igual que vi clara la de Arango, al igual que está clara la imagen que ilustra el post agarrando el cuello de Luís Enrique. Javi Navarro, ese animal.


Post publicado anteriormente en Notas de Fútbol.

3 dicen la suya

  1. Noel dice:

    Una bestia parda. La cara de Luis Enrique no tiene precio…

  2. Anonymous dice:

    fijate que si Dani no le da el empujón, nada de esto hubiera ocurrido

  3. Chiringui dice:

    Este es un pedazo de cabrón, pero el Dani ese también es para ahogarlo en la taza del vater, le iba a hacer el tatu de la oreja con escarpa y maceta.

    Vaya pareja de mongos que has mentado en tu blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.