El colegio: Los barracones

Hoy recupero la serie de posts del colegio para hablaros de los barracones. Aunque de todas formas, en el colegio en sí yo nunca estuve en barracones, sino que estuve en el instituto, pero bueno, viene a ser lo mismo. El caso es que los barracones en los colegios viene a ser el no va más de lo cutre, el súmum de la vulgaridad, pero ¿qué contaría yo si hubiese estado en un instituto pijo?


Pues menuda gracia, imagináos que vengo por esas casualidades de la vida y os digo: “Sí, el insti era una mierda, ¿sabes? Un día al barrendero del pasillo se le olvidó coger una colilla. ¡¡Qué fuerte!! Menosmal que iba a mi pista de tenis en mi minicarro de golf y no la pisé. ¿Os imaginais? Qué fuerte pisar una colilla con tus propios pies”. Claro, para el club del pijerío funcionaría, pero la verdad, que asquerosamente insultante sería…


El caso es que yo no estuve en un instituto con tres pistas de tenis ni con piscina climatizada ni con profesoras como la Elsa Pataky en los Serrano. Mi instituto era normal, tirando a cutre, y en el bachillerato conviviamos en un cuchitril llamado barracón y en el que en algunos casos le llamaban clases. Supongo que sería porque había pizarra.


En los barracones apenas cabían personas, si nos apretábamos un poco al igual en el pasillo cabiamos dos. En verano hacía más calor de la cuenta y en invierno más frío de la cuenta. Eso sí, teníamos nuestros calefactores que de vez en cuando algún compañero de clase se encargaba de hacerle sacar humo. No sé si habréis oido hablar de intoxicaciones por inhalación de humos de silicona quemada sacada de los cristales, pero nosotros debimos estar apunto de salir en las páginas de sucesos más de un día…


Además, los barracones tenían las paredes de papel de fumar. Aquello porque tuvimos suerte en los dos años que estuve allí que no vino una racha de viento, que sinó se la lleva como la casa de los tres cerditos. Eran tan finas las paredes que podías asistir a dos clases a la vez sin darte cuenta, incluso pegarte puñetazos con el alumno que estuviese al otro lado, en un pique sin fin hasta que los profes se dieran cuenta…


El caso es que aquello era de vergüenza, nosotros ya nos conformábamos porque dentro de lo que cabe almenos podíamos amoldar el barracón a nuestro gusto, había un pasillo un poco más ancho por un lado que del otro (por los golpes) y una puerta de clase no se podía cerrar. Pero al fin y al cabo era entrañable, de todas formas, creo que no debe de permitirse estas condiciones en un colegio y como ya ocurrió con las quejas de los Altos Colegios, al final, si protestas, te acaban dando lo que mereces.


Posts anteriores del colegio:


[El colegio: la salida de la escuela]
[El colegio: los repetidores]
[El colegio: la fila india]

10 dicen la suya

  1. Manuls dice:

    Yo nunca estuve en barracones, mi colegio y mi instituto eran edificios, el segundo un edificio bastante antiguo pero molaba mazo (habia sido anteriormente una cárcel) y el primero tenía una especie de tarima flotante en el techo que nosotros nos ocupábamos de descubrir :D

  2. O.k.,o.k.! dice:

    Yo di clases en barracones: escuela de adultos, 40 alumnos sacándose el graduado escolar, de los cualesunos 30 o más eran rapaíllos de barrio (Neng!), en una miniclase-barracón. Lo chungo es que no eran las clases sólo en el barracón, sino que TODA LA ESCUELA se hizo con barracones ‘provisionalmente’ y estuvo así 8 años

    :O

    Por cierto… Cnfesión: yo estudié en el Sa Palomera ;)

  3. morri dice:

    ¡Osti! En el Sa Palomera, yo en el S’Agulla jejeje, que era el conocido como Blanes III xDDD De todas formas, cuando fui ya no era lo que era antes, que antes aquello según lo que contaban parecía un reformatorio xDDD Pero no, los 4 años que estuve yo , de 3ero d ESO a 2ndo Bachillerato no fueron nada del otro mundo.

  4. a10nso dice:

    Yo tb estudié en el Sa Palomera y por supuesto que estuve en los barracones. Lo curioso del caso es que las “clases” que tenia alli eran las de electrotecnia y por suerte nunca incendiamos el barracón…raro!

  5. O.k.,o.k.! dice:

    El s’Agulla creo que ni existía en mi época (’86-’91) …¿dónde está?

  6. morri dice:

    El antiguo Carles Faust, está en la carretera de Lloret, cerca del Serrallarga XD Se llamaba Blanes III pero no sé, al igual tampoco existia en esa época. A ver si coincidiste con mi hermano en el Sa Palomera XDDD Que estuvo él 2 años XDDD Mi hermano tiene 33 años casi xD

  7. O.k.,o.k.! dice:

    Buh, yo 37 ;*)

    Sí, el Serrallarga sí me suena, y lo de Blanes III igual…

    No tengo mucha memoria para según qué cosas (que me entran por una oreja y me salen por la otra, ya en su momento) xD

  8. Nenillo dice:

    No eran para tanto!

    Yo recuerdo que según que día cercano al verano eran muy frescos y en general se estaba bien. Al ser tan fina la pared te sentías cerca de “la libertad” xD

  9. Nenillo dice:

    He encontrado fotos del famoso barracón!

    http://aaffnetwork.hn.org/sagulla/

  10. Anonymous dice:

    Ostras!

    Yo tambien he estudiado en el Sa Palomera, y todavia me acuerdo cuando empezaron a construir los barracones!

    De eso hace ya como que diez años, todavia siguen alli?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.