Fauna del supermercado: Los "manguis"



Recupero la serie de posts sobre la fauna del supermercado, después de hablar de las señoras y los señores no había hecho ninguno más sobre el tipo de gente que suele acudir a los supermercados. Hoy hablaré de los “manguis”.



Los manguis son aquellos seres que acuden al supermercado a robar, no a comprar como la mayoría de las personas. Tienen otra forma de pensar y no creen que deban pagar por lo que allí hay expuesto, por lo tanto se lo montan como pueden para conseguir robar algo sin ser pillados.



Hay que tener en cuenta que muchos supermercados no tienen seguridad, así que a no ser que pille a alguien con las manos en la masa, ningún empleado se va a poner a correr ni a jugarse el tipo porque algún capullo decida robar. Que se la jueguen los que cobran por ello…



Sabiendo eso, los ladrones tienen mucho que ganar y poco que perder. Como mucho, les harán pagar la mercancia robada. De todas formas, los hay que lo pasan mal. Y es que hay muchos tipos de manguis:



El nervioso: dícese del mangui que está en la playa, no tiene dinero a mano y tiene una sed espantosa, acude al supermercado mirando a todos los sitios, se tropieza, tira cosas al suelo e intenta robar una coca-cola fresca. Problema, canta nadamás entrar. Además, intenta meterse la coca-cola fría en el bañador y eso empieza a sudar… Es pillado siempre.



El “yo no he sido”: dícese del mangui que roba todo lo que puede y más, lo mete en una mochila a poder ser y una vez es pillado lo niega todo completamente. Al final paga como debe de ser, pero finge irse a su casa indignado y harto de este sistema capitalista que hace que debamos pagar por todas las cosas y blablabla…



La cléptomana: dícese de la persona que tiende a robar por enfermedad. Suelen ser mujeres mayores de 60 años, a las que la vejez les ha traido las ganas de robar porque sí. Roban lo que pueden, como pueden y cosas que no les sirven para nada. Como por ejemplo, cajas de tampones. Suelen ser usadas por hijas cabronas que aprovechan la enfermedad de la madre para poder sacar lo que puedan gratis del supermercado.



El listillo: dícese del chaval joven que para hacerse el machito delante de los amigos decide robar en el supermercado. Suele robar algún chupachup de la caja o alguna cajita de Smint, es divertido pillarlos, porque así quedan mal delante de sus amigos. Pa’ listo yo.



El profesional: dícese de aquel hombre encapuchado que entra en el súper con una recortada amenazando a dos cajeras y preguntando por la caja fuerte. Suele no salirse con la suya, no porque algún reponedor se haga el héroe como en las pelis de Hollywood, sino porque aparezca toda la policía en la puerta, no lo tenga preparado (ya sabemos como somos en España) y acabe con una moto empotrado en alguna pared de alguna calle perdida después de alguna persecución policial cutre.



Y hasta aquí el resumen de los manguis de supermercado. Todo un mundo…

6 Respuestas

  1. astroben dice:

    vale, en éste te has superao

  2. Anonymous dice:

    yo soi de ” yo no he sido ” luego llego a casa i me parto el culo xd

  3. Elena dice:

    Yo también estuve trabajando en un supermercado, pero más pequeño, algo más “familiar” y de cajera-reponedora-lo que se precie.
    El caso es que las compañeras ya me advirtieron de un grupo de chicos, los que podríamos llamar “el listillo”. Me decían que guardaban la comida (normalmente algo de bollería o galletas para merendar) dentro del casco de la moto xD
    A decir verdad nunca los vi robar nada, aunque sí tardaban muchísimo en coger algo y les veía muy quietos delante de algo.

  4. nether dice:

    Mi novia es una “manguis”… y algunos amigos míos, pero yo no… lo juro por madonna

  5. Anonymous dice:

    Yo también he sido pequeño, y lo de robar… digamos que la leyenda que dice que en el corte inglés hay un cuarto donde te llevan los de seguridad si te pillan, es cierta, yo he estado, pero por suerte eramos pequeños y solo nos hicieron pagarlo todo.
    Luego con el tiempo descubres que los profesionales del robo trabajan en bancos, en el gobierno..

  1. 09/03/2013

    […] cosa. Porque 56 personas han votado a que alguna vez en su vida han robado algún caramelillo del súper. Gracias a que es muy difícil pillar a alguien mangando un caramelo han aprovechado esa […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.