Post navideño (II): Los adornos de la casa y balcones



Falta una semana exacta para nochebuena, mientras unos preparan todo para que haya regalos en Navidad, los demás preparamos o preparan todos los adornos de la casa para tener la casa de un color más navideño.



La casa se llena de espumillón y de motivos navideños, se coloca el belén o el arbolito de Navidad, o las dos cosas a la vez; se prepara toda la comida de las fiestas y se llenan los armarios,etc. Lo más curioso de todo es la forma de adornar la casa, cada maestrillo tiene su librillo y no hay ni una casa decorada igual que otra.



Las casas decoradas con buen gusto y que quedan bien no tienen gracia, no se puede uno meter con ellas, así que las obviaré y hablaré de las casas que convierten la Navidad en un puticlub de luz y color con espumillón. Dan mucho más juego.



Hay gente que se piensa que su balcón es una feria en la que mientras más luces pones más navideño eres. Ha habido casos de gente que al ver tal magnitud de luz en el balcón de una casa se ha parado a preguntar por el precio de los servicios prestados. Claro está que les echan con una patada en el culo, pero no me digáis que no pueden dar lugar a confusiones…



¿No os ha pasado alguna vez que ha habido un apagón en medio de las fiestas? Endesa se prepara a conciencia para estos días ya que las luces están encendidas en cuanto se hace de noche y es complicado ya que en invierno como todos sabreis, los días son más cortos… Además del peligro que corren los animales, o niños, de la casa al acercarse al balcón, se han dado casos de electrocutaciones caninas y felinas en sus propios balcones… Y no es coña.



Luego está la forma de decorar la casa por dentro. Si hay gente excesiva en sus balcones, aún las hay más que son excesivas en el espumillón. Y es que el espumillón no gasta luz, es decir, es más barato y se puede poner tanto como quieras. Tanto que se han dado casos de gente que parece que en vez de en su casa están en un tunel de lavado y el espumillón son las esponjas. Solo les falta el chorrito. También conozco un caso de Tarzán que lanzándose de liana en liana acabó en el comedor de la casa de un vecino de espumillón en espumillón. Fue tremendo.



Ponen el espumillón por los cuadros, encima de la tele, envolviendo las figuritas del toro y la sevillana, etc. Que no falte de ná. Y no es que le pase a gente desconocida, a mi de pequeño, que tenía el gusto en el culo, como me dieran espumillón lo colocaba por todos lados. Mi madre, sabia ella, decidía quitarlos en cuanto me veía despistado porque aquello era un atentado contra el buen gusto. Y qué razón tenía…



Es decir, que hay que decorar, pero con un poco de arte y sin pasarse que luego pasa lo que pasa…

1 respuesta

  1. tunena dice:

    un añico ha pasao desde este escrito… y cuanta razon tenias y tienes, pues hay cosas q no cambian con el paso del tiempo xDDD yo antes de acabar estas fechas, me hare una foto con un espumillon de tanga, pa darle otro uso menos convencional :P

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.