Noticias locas (XIV)

¡Vuelve la sección de noticias locas! Después de un período de barbecho bastante potente – desde octubre – vuelven las noticias locas con las últimas barbaridades que han sucedido en este mundo que como todos sabéis, está loco de remate. Como siempre, las noticias estarán aderezadas de la más sana manipulación y sazonadas con un ligero toque de exageración, por aquello del show, el chascarrillo y porque Telecinco ya lo hace y es un medio supuestamente serio. Así que vamos allá.
Mariah Carey lleva a sus perros al psicólogo. Esta buena mujer que fue conocida por conseguir el récord mundial de imitadoras en Lluvia de Estrellas, ha llevado a sus perros al psicólogo porque va a tener dos hijos. Por lo visto los llevará porque se pueden poner celosos. Lo que no dice es que los lleva porque están hartos de escucharla cantar “Ken liii” todos los días y repetirse delante del espejo: “Yo era una diva, yo era una diva, ¡sigo siendo una diva! ¡Queredme!” Y ponerse a besar el espejo. Los perros sufren del síndrome del Amigo Pañuelo Canino y están fatal. “Y encima me cuenta sus mierdas y no puedo montarla, soy un puto pagafantas, ¡guau!” – le dijeron un día al psicólogo. 
Un hombre lleva 37 años sin ducharse. Ni ducharse, ni lavarse los dientes, ni el culo ni nada. Nada. 37 años a palo seco. Tal cual. Fundiéndose todo uno con el medio ambiente. Lo hace porque hizo una promesa: No se ducharía hasta tener un varón. Tiene siete hijas. Y una mujer sin nariz. A pesar de todo, el hombre vive feliz, sobre todo porque en el autobús siempre le dejan sitio para sentarse. Bueno, sitio para él, y para todos los que quepan. Hasta el autobusero se marcha y le dice: “Conduzca si quiere, no se preocupe” Y el hombre tan contento: “¡Deme un abrazo!” “¡No! ¡No es necesarioooghggh!” Y muere ahogado de la peste. A día de hoy ya no parece que vaya a tener un hijo varón y se llevará al otro mundo sus ladillas. Será el primer humano que huela mejor descompuesto que en vida. “Al menos entonces no podrá levantar los sobacos” – apostilló delante de un periodista el último autobusero vivo de la zona.
La ciudad de Leicester admite que no está preparada para un ataque zombi. “No son zombis, son infectados”  Vale, que sí. Para ti la perra gorda. Un ciudadano de Leicester, en Gran Bretaña, pidió expresamente al ayuntamiento, amparándose en la ley de la libertad de información, que explicara a la ciudadanía si estaban preparados para un apocalipsis zombi o no. Tuvieron que admitir que no. Que les comerían a todos los cerebros. El hombre admitió sentirse más tranquilo: “Al menos lo reconocen, la cosa está fea”. Seguidamente, terminó por decir que a él siempre le habían gustado mucho más las chicas zombis “porque son mucho menos superficiales, me querrán por mi cerebro”. Los del ayuntamiento se descojonaron vivos y pensaron en gastarle una broma y presentarse todos disfrazados de zombis delante de su casa. El problema surgió cuando uno comentó que el zombífobo estaría preparado con escopetas y no podían arriesgarse. Un locurón.
Un funcionario ruso se come 35000 rublos al ser descubierto aceptando un soborno. “Qgué pgafa, tgenía hamgbrempf” Y acto seguido escupió unas treinta monedas cantando a la vez una canción repetitiva y haciendo lucecitas con los ojos. Mientras tanto un compañero seguía estirando del brazo como si de una palanca se tratase: “¡Te dije que estaba la máquina caliente!” – le gritaba a otro con visible jolgorio. El hombre fue pillado in fraganti en el lavabo mientras se zampaba el dinero en billetes de 5000 rublos. Un policía que estuvo en el momento se alegró de que no hubiera decidido ocultarlos en el culo. “Más que nada porque venía de comer y ya lo de ir a buscarlo al lavabo me dio bastante mal rollo” – dijo en perfecto ruso que he podido traducir gracias a la magia de inventarte las declaraciones.
Una yegua le destroza la cara por intentar abusar de ella. Un hombre tuvo que ser ingresado de urgencia por graves traumatismos en la cara y también en el corazón. Una yegua a la que intentó darle su amor le dio calabazas de la única forma que saben darlas las yeguas: de una coz tremenda en toda la cara. Ahí no hay ni “Te quiero solo como amigo” ni “No eres tú, soy yo” ni un mísero Contigo no, bicho. Nada. Coz que te arreo. Y eso que el hombre se había esforzado duramente por mantenerse de puntillas un buen rato para alcanzar a la yegua. Pues ni por esas. Para el hospital que es tarde. Con la cara destrozada y la polla fuera. Aún le hizo un favor la yegua: después de eso, al menos nadie lo reconocería por la calle como el follayeguas. Podrá empezar una vida anónima nueva con una nueva cara donde en ningún establo lo puedan reconocer.
Y esto es todo. Así son las cosas y os las hemos contado como nos ha dado la real gana. Hasta la próxima edición de las noticias locas, continuará la programación habitual. Pueden ir en paz constatando nuevamente que el mundo está realmente loco. Fatal de lo suyo.
P.D: Anteriores versiones de noticias locas aquí: [Noticias locas]

Di la tuya

  1. I don’t even know how I ended up here, but I thought this post was great. I do not know who you are but certainly you’re going to a famous blogger if you aren’t already ;) Cheers!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.