Encuesta de insultar a los otros conductores acabada

Insulto incorporado de serie
La tradición de esta web dice que en año nuevo se ha de cambiar la encuesta y poner una nueva. Para empezar el año con preguntas nuevas que formularnos. Así que se podría decir que cambiar la encuesta para esta web es el equivalente a los saltos de esquí para la gente sin resaca. Espero que estéis todos preparados, que no haya nadie por ahí abrazándose a la taza del water ni pidiendo POR FAVOR que nadie chille, cuando en realidad están todos hablando a volumen normal. Así pues, después de despertarme gracias, una vez más, a mi vecino el de la batidora, os traigo los resultados de la encuesta de los insultos. Allá van.
En total ha habido 500 votos exactos. Un número redondo, que siempre me he preguntado, ¿si fuera ahora 501 sería un número triángulo? En fin, que esos han sido los votos de los sufridos lectores de esta web que en su mayoría son prudentes y solo insultan a los otros conductores en caso de cometer alguna barbaridad. Como por ejemplo, meterse debajo del parachoques, atropellar a viandantes o, oh my god, ¡sacarse los mocos en el semáforo! Los que han votado esa opción han sido 158 personas que representan un 32% del total, y así dicho en porcentaje suena tan serio… No olvidéis que estamos ante un estudio sociológico mundial, luego las universidades canadienses me pagan una pasta por esto.
Domingueroooo
Prosigamos, 78 personas han votado la opción de ser peatón e insultarlos a todos. Estas personas deberían viajar a Italia en cuanto tengan la ocasión ya que podrán desahogarse en cada paso de peatones. Eso sí, que insulten en italiano que siempre es más gracioso: “Vaffanculooo” – con las yemas de los dedos unidas mirando hacia arriba. Luego están los 69 lectores que insultan a todos porque son unos inútiles. Sin distinción de raza, sexo o religión. Todos los demás conductores son unos auténticos negados para la conducción, no como nosotros que conducimos siempre de puta madrPOM. ¿Qué ha sido ese golpe? Sabía yo que no debía escribir un post mientras conduzco, aunque la ley no dice nada de que esté prohibido. 
A pesar de todo, hay 67 conductores que van absolutamente relajados en el coche y no insultan a nadie. Esperemos que no se relajen tanto que se duerman y reciban los insultos de todos los demás conductores a la vez… Tenemos también aquí a 53 lectores que son peatones y pasan olímpicamente de los coches. Ni les insultan, ni les dicen nada. Cruzan la calle tranquilos, van por su acera y que los de los vehículos se peleen entre ellos. Entre estos dos grupos, tenemos a 120 lectores relajados, armoniosos y carentes de mala leche. Un bravo por sus nervios templados o a su doctor por recetarles Tranquimazín. 
El muñeco no siempre
es simpático
Para acabar nos quedan los 43 que insultan porque así se desahogan, es un método menos invasivo para tranquilizar los nervios y el estrés que las pastillas, todo sea dicho. Hay 19 votantes que reconocen que ellos no insultan porque en realidad les insultan a ellos. Son gente con vocación de árbitro de fútbol. Y para acabar los 13 que solo insultan si se les va a oír porque está la ventanilla bajada. Aquí he de decir que yo quería poner otra opción, y era que solo insultaran con las ventanillas subidas, para los que insultan con miedo; pero me di cuenta tarde: tenían que haber estado ambas opciones.
Y esto ha sido todo. Aunque hay muchos lectores relajados y diplomáticos, hay un montón que sí que insultan a diestro y siniestro porque insultar relaja y tonifica. ¿Qué pasaría si todos esos insultos se dijeran cuando uno va a pata y no puede acelerar tan rápidamente como con un coche para evitar un conflicto mayor? ¡La ciudad en guerra! En fin, para las próximas semanas os dejo un tema que está muy de actualidad hoy: la resaca. Un tema del que ha hecho posts muy interesantes EC-JPR en su blog, como este: [Zumitos para la resaca]. Yo os pregunto, ¿cuál es vuestro método para superar la resaca? ¡Ale! ¡A votar que es año nuevo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.