Un estudio demuestra que los dibujos que hacen los niños están sobrevalorados

Estilo rococó, siempre lo quise decir

Un estudio a cargo de la universidad de Vancouver ha demostrado que los dibujos que hacen los niños están sobrevalorados y que “no son para tanto”. El estudio, dirigido por el español afincado en Canadá Martín Tachina, está basado en distintos cuestionarios realizados a padres y profesores de niños entre tres y seis años. Cotejando las reacciones ante los dibujos cuando los niños estaban delante y cuando no, se llegó a la conclusión de que los dibujos no son tan bonitos y los padres dicen lo contrario “para quedar bien”.

El estudio fue encargado por la Asociación de Niños Artistas Traumatizados por la Falta de Éxito. El presidente de la asociación declaró sentirse aliviado por las conclusiones de los profesores universitarios ya que, según él: “Muchos intentamos seguir con nuestro arte siguiendo los elogios de nuestros padres y luego resulta que nuestros dibujos eran una puta mierda. Hay algunos que están haciendo pasta dibujando igual que cuando iban a preescolar, pero no todos tenemos tanta suerte como algunos pintores del MOMA o el Guggenheim – declaró visiblemente apesadumbrado.

Otros aún no han superado el trauma de la falta de sinceridad de los padres. Primero les mentían sobre los Reyes Magos y luego pasaban a cosas más duras. “Sin ir más lejos, mi padre me felicitó por mi dibujo, pasó la mano por mi cabeza, orgulloso, para acto seguido decirme: ‘¿Qué es?’ No tenía humanidad” – comentó otro artista frustrado con lágrimas en los ojos.

Los profesores de preescolar encuestados para el estudio se quejaron amargamente porque “realmente estaban muy bien para la edad que tenían, ¿qué culpa tenemos de que se lo tomen todo al pie de la letra?”  Cuando la realidad era que les decían a los niños “ole mi pequeño Picasso de la clase” para luego descojonarse entre ellos en la sala de profesores. La universidad de Vancouver espera que después de la publicación de este estudio los padres y profesores sean “más sinceros” y en la medida de lo posible consigan que los cuadros que terminen publicados en los museos sean “mínimamente agradables a la vista”.

8 dicen la suya

  1. Paco Motos dice:

    Nueva etiqueta ¿eh?: estudios canadienses xD
    Tambien lo podias haber etiquetado en idas de olla
    Buen post ;)

  2. Ronronia Adramelek dice:

    Me siento mejor tras leer el post. Cuando veía el programa aquél de los gallifantes en los que los niños decían gansadas tan "graciosas", siempre me imaginaba a mi abuela diciéndome "anda por ahí y no digas patochadas, para decir tonterías mejor te callas", y la echaba de menos. Le regalabas un dibujo, decía "muy bonito, cariño" y al día siguiente, cuando te quejabas de que lo había tirado en lugar de colgarlo en la pared del salón, te contestaba que si alguna vez llegabas a ser un pintor bueno como Velazquez, entonces lo colgaría, pero de momento era un dibujo que no estaba mal para una niña, pero era una birria para ponerlo en la pared. Chuminadas las justas, mi abuela. Era mundial.

  3. morri dice:

    Paco Motos: Gracias :D Sí, he creado lo de estudios canadienses porque puede tener su aquel como sección fija :P

    Ronronia Adramelek: Pues un ole por tu abuela. No era una de esas abuelas que le parecen bien todo lo que hacen los nietos. Con una abuela así sí que se aprende, porque te felicita y a la vez te da el toque para que no te lo creas y sigas aprendiendo.

  4. Yereri dice:

    Algo crudo, pero totalmente cierto :/Mi papá una vez me desanimó con unos dibujos que hice para una tarea…mas tarde le demostré que no dibujaba tan mal :) …así que creo que es mejor que los padres sean sinceros con sus hijos, en eso estamos de acuerdo.
    Hace tiempo leí un post que hiciste acerca del "arte moderno"
    Tendrá algo que ver con lo de "minimamente agradable a la vista"?
    Un saludo
    Pd.Enhorabuena por la nueva etiqueta :) los estudios canadienses son la ley xD

  5. Minnie Mousse dice:

    A mí de pequeña mis padres siempre me decían que yo para el dibujo y las artes plásticas no servía. Suspendía dibujo hasta en párvulos, así que eso de los padres que engañan a sus hijos con que son mejores que Velázquez me suena a chino cantonés.

  6. Lee Postmortem dice:

    El post me llego al corazon, ahora me doy cuenta de que todo lo que yo llamaba "arte" no lo era u__u

    Exelente como siempre Morri!

  7. morri dice:

    Yereri: Sí, vale mucho más una crítica constructiva que un falso halago.

    Minnie Mousse: Sí, no siempre pasa. Hay padres que no halagan a los hijos continuamente por cualquier chorrada. Y les hacen un enorme bien. La sobreprotección nunca ha sido buena.

    Lee: Muchas gracias ^^

  8. Mina dice:

    Los dibujos de los niños, especialmente los niños muy pequeños, son buenos.
    Todos los niños hacen buenos dibujos (cierto es que no todos son Picassos y no hay que convertirlos).

    Lo especial de los dibujos infantiles es su espontaneidad, lo que dejan entrever sin saber que lo hacen y por supuesto la ausencia de contaminación.
    En cuanto un niño se socializa formalmente, sus dibujos dejan de ser buenos (o no), se convierten en plagios más.

    Ahí es donde tienen que intervenir los educadores y padres, aportar al niño las herramientas necesarias para comprender el lenguaje artístico, adquirir esa competencia y dejar de hacer reproducciones de paisajes con montañas verdes, río de agua cristalina y sendero que hace "ese" y se pierde entre dos montañas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.