Encuesta de hipnotizar a alguien acabada


Entre una cosa y otra la última encuesta ha permanecido más tiempo de lo esperado coronando la columna izquierda de la web, pero por fin llega el momento de recopilar los votos. Hoy os traigo los resultados de la encuesta absurda donde os preguntaba qué es lo que haríais en caso de poder hipnotizar a alguien. Y después de reunir 1272 votos las cosas han ido tal que así:


Ha ganado de forma bastante clara la opción más caliente de la encuesta: proponerle sexo con 368 votos (el 29%). Parece ser que ante el hambre acuciante de algunos lectores de esta web, poder tener sexo con una persona hipnotizada tiene su dosis de morbo. No sabemos qué opinará esa persona hipnotizada si se enterara de lo que pasa cuando está en estado catatónico. “No sé qué pasa que cada vez que me hipnotizan me duele el culo” – la gente ya no sabe qué hacer para conseguir sexo anal. O sexo a secas, nunca mejor dicho.


La siguiente opción más votada ha sido la de convertir a esa persona en su esclavo personal, han sido 172 votos nada menos. Retrotrayéndonos a la época romana, podría ser que convertir a alguien en su esclavo da muchas más opciones que la del sexo solamente, ya que esta última también está incluida. Muchos lectores son la mar de ambiciosos. Otros, que son 156 en total, se conforman con sacarles dinero al máximo como si fueran un cajero automático. No sé si hasta el punto de meterles la tarjeta de crédito por la boca y sacar los billetes enrollados por la nariz, cosa que les sería fácil conseguir si hipnotizasen a Pocholo, por ejemplo.


Otros, siguiendo las prácticas que rozan el delito (o directamente lo son) que ya hemos mencionado, optarían por desnudar a esa persona. Sin más. Les dan una vueltica, le miran el cimbel o el parrús y andando. Estos han sido 140 en total. No se atreven a hacer más, seguramente, porque es moralmente delicado. Pasamos a los 110 votos que tienen cierta esperanza en la existencia de las vidas anteriores y esperan que los hipnotizados les cuenten qué les pasó en su pasado. Seguramente todos recuerden importantes hitos históricos y no se acuerden de nada de su vida cotidiana. Qué casualidad.


Seguimos con los 97 que no les interesa hipnotizar a nadie. Pasan olímpicamente. En definitiva, no les gusta someter a los demás a sus deseos. O lo consiguen tan bien en la vida cotidiana que no necesitan el hipnotismo. A 62 personas no les sale, y eso que lo han intentado y otras 59 personas sí les salió pero tuvieron la mala fortuna de probarlo en el espejo y se quedaron sopa. Con lo cual ahora mismo todas sus acciones están condicionadas por su subconsciente y una bacteria muy lista que marcan todas las decisiones de esos lectores. Todo el día están haciendo la gallina. Como los hipnotizados de los 55 lectores que han votado esta opción, por otra parte tan típica en los espectáculos de hipnotizadores. ¿Por qué una gallina sí y no un ornitorrinco? ¿Qué es esta discriminación?


Para acabar nos quedan los 32 votantes que huirían y dejarían a esa persona catatónica. Mira si son buenas personas. Y los 21 que curiosamente los hipnotizarían y los volverían a despertar. No se sabe si continuamente hasta dejarlos turulatos o una sola vez por eso de probar.


Y hasta aquí los votos. Para las próximas semanas os dejo una nueva encuesta para que sigáis votando una nueva chorrada. Esta vez os pregunto, muy seriamente, ¿bajáis la tapa del water después de hacer vuestras necesidades? ¡Ale! ¡A votar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.