Noticias locas (VII)

Vuelven las noticias más locas que han aparecido en los medios, sazonadas con la sal y la pimienta de la manipulación informativa y los chistes malos. Ahora más que nunca, en verano hay noticias y estudios chorras a porrones, así que hacer la selección de cinco noticias locas ha sido más difícil, o fácil según se mire, que nunca. Imaginad que suena una sintonía de telenoticias chusco… Allá vamos.


Una pareja usa una bolsa de pipas como preservativo. Una pareja vasca decidió usar un paquete de pipas al ver que no tenían condones y que estaban más calientes que el asiento de un taxista. No sabemos si fue un rito sexual para luego hacerle una mamada saladita o que la crisis, la carestía de los condones o el gilipollismo han sido la causa de esta extraña situación. El problema llegó cuando la bolsa se quedó dentro de la vagina de la chica y tuvieron que ir a urgencias. La marca de la bolsa de pipas es desconocida, el chico dice que es del Piponazo y ella que menos lobos, que era una bolsita de pipas sin cáscara. Los médicos del Hospital no quisieron hacer declaraciones, pero se oían voces por los pasillos que decían: “¡Se puso Pipas Fecundo, lo mejor del mundo!” “¿Has visto los nuevos Durex en su punto de sal?” “No, yo he visto los Control Tostadito al estilo tejano” El juramento hipocrático no dice nada sobre hacer chistes malos.


Una pareja de pingüinos homosexuales adoptan un pollito en el zoo. “Pues menos mal que no fue una pollita” – declaró un señor mayor que pasaba por allí. Resulta que hay unos pingüinos en un zoo alemán que son abiertamente gays. Tanto que llegaron a salir en la portada de la revista Zero un mes dándose… Pues un beso de los que se dan las aves, ya sabéis: un piquito. Pero la noticia no está ahí, aunque pueda parecer curioso. La noticia está en que esta pareja de pingüinos adoptó un polluelo que fue abandonado por sus padres una tarde lluviosa. Bueno, lo de la tarde lluviosa no lo sé, pero suena más trágico, ¿verdad? Los pingüinos, que por suerte llevaban paraguas, lo adoptaron en su casa y le dieron los cuidados necesarios. Parece ser que los pingüinos gays son muy buenos padres y se mantienen en pareja durante muchos años siéndose fieles. El día que descubran las carrozas y el desfile del orgullo gay ya veremos. Así pues, se quedaron juntitos y fueron felices y comieron pescadillitas.


Vivo gracias a los Bee Gees. Un hombre se salva de una muerte segura mientras sonaba de fondo Stayin Alive de los Bee Gees. La mujer se la puso para hacerle una resucitación cardiopulmonar. La mujer declaró: “Lo de Stayin Alive está bien, porque así le dice que esté vivo, pero él quería estar vivo para apagar la radio. Odiaba esas voces estridentes”. También declaró que pensó en ponerles un trozo de una canción de Camela pero temió que en vez de levantarse, el poder hipnótico del organillo le dejara grogui del todo y no lo pudiera contar. Al parecer la canción funciona de verdad según muchos estudios. Parece ser que los golpes rítmicos que se han de hacer sobre el corazón, tal y como está recomendado, unas 100 pulsaciones por minuto, coinciden casi exactamente con el compás de la canción.


Un finlandés y una rusa campeones mundiales de sauna. Los campeones declararon: “Hemos sudado la gota gorda para ganar este campeonato”. En Finlandia, con eso del frío, se aburren mucho y no saben qué tipos de campeonatos crear. Uno de ellos es ver quién aguanta más metido en una sauna. Los campeones estuvieron más de tres minutos en una que tenía una temperatura de 110 grados. No lo probéis en casa, niños. Uno de ellos declaró que acudió al concurso porque en su casa no tenía calefacción y tenía frío: “No sabes el biruji que mete aquí por las noches”. La otra en realidad iba borracha y no sabía donde se metía, ella pensaba que era un bar curiosamente climatizado. La sacaron al ver que perdía la cabeza y se lamía el sudor pensando que era un tirador de cerveza. “Ya deshiía ysho que eshhhtaba demashhiado calggiente pada mi gushto” – dijo al salir.


La ingesta moderada de vino tinto aumenta el deseo sexual de las mujeres. “¡Y la no moderada más aún!” – declaró un aprovechado. Un estudio de la Universidad de Florencia (estos italianos se las saben todas) ha revelado que las mujeres que toman entre una y dos copas al día tenían más deseo sexual que las que no. Claro, cada día un poquito achispadas, se deshiniben y ala, alegría para el cuerpo. Tampoco hace falta ser un lince para sacar esas conclusiones, pero ahí están estos estudios bien pagados. Uno de los médicos tiene una teoría sobre los componentes químicos del vino, que favorecen la pulsión sexual. Sin embargo, otros médicos recomiendan tomar la noticia con pinzas – y tenderla al Sol – ya que la muestra era pequeña – casi 800 mujeres entre 18 y 50 años – y que las diferencias tampoco eran tan significativas en cuanto a orgasmos o excitación. Vamos, que de moderada nada, vais a tener que hacer como en la famosa escena de Días de Fútbol


Y esto ha sido todo por hoy, el mundo nos seguirá sorprendiendo con noticias con las que llenar esta sección que ya va por su séptima edición. Si queréis más noticias locas, sólo tenéis que clickar en la etiqueta del mismo nombre y veréis las anteriores ediciones. Así son las cosas, y os las he contado con un morro que me lo piso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.