Los que mascan chicle a todas horas


Mi dentifta fiempre me recofendó chiclef con afúcar

Por alguna razón que no logro explicarme en clase de Redes de la universidad han aparecido tres personajes la mar de curiosos. Y no, uno de ellos no era Eduard Punset. No sé si ha sido por el hecho de haber asistido a las clases, de verdad, en serio, que he ido; o bien porque ha dado la casualidad de que han topado en la misma clase tres especímenes dignos de estudio, las clases de Redes tenían un punto especial. O eran horrorosas. Los tres tenían la costumbre de preguntar, había uno que era el tontopolla estrella de la batería de preguntas absurdas que no llevaban a ningún lado. El segundo era el “soymáslistoqueelprofe” y preguntaba para dudar de todos los ingenieros que hoy hacen posible la comunicación en red. El tercero preguntaba cosas más o menos normales, aunque a veces eran cosas que acababa de comentar el profe y él andaba distraido. ¿Distraido haciendo qué? Pues comiendo chicle.


Siempre llevaba un chicle pegado a la boca. Siempre. Por eso a veces se despistaba en clase, necesitaba cierto grado de concentración para intentar encontrar en un chicle requetemascado su sabor original. Al principio sabía a fresa, ahora debe de saber a una especie de saliva amarga y pastosa. Pero estaba enganchado, y nunca mejor dicho. La cuestión principal es que cuando alguien decide que su vida debe ir pegada a un chicle para siempre, deben de abrir la boca bien para que se vea que están mascando. “Eichhh maañmmñchum professhoorr, chamm, ooaa chom chom, ñac, tenshgo una pregunshta ñam guooom chum” Y a mostrar al mundo entero sus hilillos de saliva, sus dientes destrozados y sus mandíbulas entrenadas.


Sí, porque en un futuro tendrá unas mandíbulas que ríete tú de David Coulthard. Sí, ese piloto de Formula 1 que no tiene boca, tiene paperas crónicas. Pues él se quedará con sus hermosas quijadas asustando a sus vecinos cuando vaya a estornudar. Eso sí, sin soltar su chicle. Porque yo ya tengo la absoluta certeza que es el mismo chicle que lo lleva aguantando desde que tenía siete años. Su madre un día le dijo: “Te compro un chicle, ¡pero no lo tires enseguida eh! A ver si te dura… Que los Boomer cada día están más caros”. Y ahí sigue con su Boomer de fresa ácida que ya no es que sea ácida, ya es corrosiva, cualquiera que toque ese chicle que no sea su boca acostumbrada puede ser derretido en cuestión de instantes. Su última novia da fé de ello, le fue a dar un beso y… Y ahora la llaman la Momia.


Y yo me pregunto, ¿no le salen agujetas de tanto mascar? Eso es algo que debería preguntarle a Mijatovic, que se tiró toda la vida jugando a fútbol mientras mascaba un chicle. Nunca tuvo una lesión ni agujetas en las piernas, ¿por qué? Por la teoría de los umbrales, le dolía tanto la mandíbula de masticar a todas horas que ni se acordaba de sus agujetas en los abductores. Sin embargo este chaval no se quita el chicle ni para dormir. Al principio quizá lo hacía, lo dejaba en un vasito de agua por la noche al igual que los abueletes dejan su dentadura postiza. Allí dejaba su bolita flotante de fresa ácida. Por la mañana, con el agua ya amarillenta cogía su chicle y se iba al cole. “Mamá chom ñam, ¡no me hagash deshayunommñaamñ que yamñm chom chommñ lo llevomm youm en la boca shsñam!”


Porque esta gente no come. En todo el día necesitan comer, y si un día pasan hambre utilizan la técnica rumiante. Cogen su chicle, se lo tragan, y cuando han terminado regurgitan su chicle y vuelta a masticar. Con lo que eso se ha convertido ya en una bola que sólo les puede gustar a ellos; pero es lo que tiene el vicio, se pierde la noción de la realidad. Así que lo que puede parecer un gran negocio para la industria chiclerera, si es que hay algo que se llame así; en realidad es un absoluto desastre. No sólo no compran más chicles sino que encima con su actitud hacen coger un asco tremendo a esa chuchería que no se traga.


¿Estarán creando arte? ¿Veremos algún día en el MACBA una bola enorme de chicle de chicleros unidos que juntaron sus bolitas para formar el mega chicle? ¿Era Jabba El Hutt precisamente eso? Preguntas y más preguntas para no dormir esta noche. Pero hijos míos, como el si bebes, no conduzcas: Si mascas chicle, ¡cierra la boca leches!

14 dicen la suya

  1. el Bizarro dice:

    uju!

    -odio el chicle-

  2. Anonymous dice:

    Yo tenia un tio, va tengo, ya lo habia matado xD, como es, y bueno tenia el vicio curioso del chicle, solo que el si cooperaba con la empresa chiclerera (por cierto si existe este termino me lo confirmo un analfabeto). Bueno, sin mas gracias a Dios para todo el que estuviera a su alrededor lo dejo por el cigarrillo, ahora las empresas chiclereras estan pensando en presentar una demanda a las tabacaleras, por robo de victimas.

    Juan L.

  3. Gema dice:

    ¡¡Hola!!

    De vez en cuando leo tu blog desde hace mucho, me parece muy divertido, lo primero que leí fue sobre los nicks del messenger =p
    He ido creciendo y ahora escribo el mio, aunque en el mio me pongo a filosofear a veces…
    Lo abri ayer y aún no tengo ningun lector =(
    Me gustaria que lo leyeras =D
    Gema.

  4. morri dice:

    Juan L: ¡Ha ido de mal en peor! ¡Que se demanden entre ellas!

    Gema: Muchas gracias :) Suerte con tu blog.

  5. Sarinha dice:

    Pues después de leer ésto, extrañamente tengo antojo de chicle. Lo que pasa que no me durará más de 10 minutos, porque yo si que cojo agujetas en la mandíbula. No sé, como que me dá miedo quedarme sin cara… jajaja.
    Un beso!!

  6. el loco de perez dice:

    joder tio, es como una chica de mi clase, la llamamos chica Boomer… si es dificil entender a quien habla español mascando chicle, imaginate a quien habla en ingles… Serio problema!

    Un saludo Morri!

  7. gabriela dice:

    jajaja muy bueno en mi clase esta uno que le va agregandos chicles y mas chicles hasta que al final tiene una bola dice el que es para hacer un record =s (que estupido)

  8. morri dice:

    Sarinha: ¡Ándate con ojo que nunca se sabe! Mira el pobre Coulthard, todo por comer chicle :P

    El loco de pérez: ¡Y a quién habla alemán ya ni te digo! ¡Hasta te tira perdigones con trozos de chicle a la vez!

    Gabriela: Gracias. Pues que procure hacer el record fuera de su boca o sino quedará con unos mofletitos la mar de apañados…

  9. Horizonte dice:

    La gente que mastica chicle a todas horas son una raza aparte. No entiendo cómo se puede empezar el día con un chicle a las 7,30 de la mañana. Dan imagen de bobos sobre todo las pijas. Qué antiguo queda eso de hacer globos

  10. Anonymous dice:

    jajajaja esta muy guapo el bloog tio xDD de q parte eres de cataluña?

  11. morri dice:

    Horizonte: Sí, lo de los globos no lo he visto tanto, pero masticar con la boca abierta… A montones.

    Anónimo: Muchas gracias. Soy de Gerona :)

  12. Anonymous dice:

    Jaja, yo soy de gerona pero por provincia, pero muchas veces me paso por alli.
    Me registrare q me ha gustado tu blog tio, te lo curraste ;)

  13. zirak dice:

    Soy los dos ultimos anonimos, q ya me registre. Tienes msn?

  14. morri dice:

    Muchas gracias, está en mi perfil del blogger, si clickas en mi nombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.