Los “graciosos” de los spoilers

“Si alguien me envía algún spoiler de Juego de Tronos, lo encontraré y lo mataré”

Desde el jueves pasado a partir de las once de la noche hasta el sábado por la tarde desconecté de Internet. Borré Twitter, Facebook y cualquier tipo de interacción social basada en la red, para convertirme en un ermitaño virtual. Es una tendencia a la que me he acostumbrado en los últimos tiempos. Cuando hay un estreno importante de gran público me aíslo del ruido para evitar comerme un spoiler con patatas. Ya sea cualquier capítulo de Juego de Tronos, un estreno de Star Wars o cualquier otro susceptible de ser visto por “todo el mundo“. La mala educación se ha apoderado de las redes sociales y la gente hace en sus cuentas lo que no se atrevería a hacer en la cola del cine: soltar destripes a diestro y siniestro ante las miradas encendidas en fuego de los que esperan en la puerta.

Y aunque todos condenáramos la violencia a posteriori, seguro que mientras ensartan con los filos de las entradas al presunto gracioso del spoiler asentiríais con la mirada bloqueando el paso de la policía. “¡Agente! ¡Déjeles hacer! ¡Acaba de contarnos todas las sorpresas de The Last Jedi y lo estamos tratando como haríamos con Jar Jar Binks si lo tuviéramos en persona!” Y el agente se cruzaría de brazos y les dejaría hacer a la vez que observaría con expresión de placer. Como saben que esto sería lo mínimo que les pasaría en un cine, deciden soltarlo amparados en la impunidad de Internet. ¿Dónde está la fiscalía cuando se le necesita? ¡Menos detenidos por chistes sobre antiguos dictadores y más por expertos en el arte del spoiler, copón!

Spoiler alert! Si buscas spoiler en Google te salen muchos horrores como este

Esto podría considerarse un problema del primer mundo y una chorrada como un piano, lo sé. Las pelis no son tan importantes y bla, bla, bla. Pero la cosa no va sobre si se puede o no disfrutar un producto audiovisual sabiendo lo que pasa al final o todos sus giros dramáticos. El tema va sobre algo mucho más simple: la buena educación. ¿Qué clase de placer estúpido provoca destripar una obra a los demás? ¿Por qué resulta de lo más divertido decirle a mucha gente que espera con ganas una película todas sus sorpresas de golpe solo por joder? Parece que si no consigues ver lo que sea el primero el día del estreno no tienes derecho a disfrutarlo en su máximo esplendor. “Pues en Game of Thrones 7×09 el dragón…” “Calla, coño, que aún no la he visto” “¡Pues haber trasnochado a las tres de la madrugada para verlo a la vez que los americanos, pringao!” “¡Pero es que tengo un trabajo, cosas importantes que hacer, tengo que madrugar!” “Lo que yo diga, eres un pringao”. Y así.

Ayer, tras ver la película, me puse hacer un par de búsquedas por Twitter. Resulta que buscando los nombres de los protagonistas entre los mensajes destacados podías encontrar fácilmente varios tuits que destripaban de pe a pa la película entera. Y además, perdonaban la vida de los pobres incautos que hubieran hecho una búsqueda parecida o estuviesen interesados en la peli: “os estoy ahorrando la entrada, de nada” – decía alguno. Ya os digo que eso mismo comentado en la cola del cine hubiera terminado con la frase: “Te estoy ahorrando sufrir en esta vida, te daré una estocada rápida” Y la muerte por introducción vejatoria de una espada láser de los chinos no debe de ser muy agradable. Pero en Twitter salen indemnes. La imbecilidad sale gratis.

¿Y sabéis quienes son los grandes favorecidos sobre esta epidemia de idiotez? Exacto. ¡Las productoras! He visto anunciar The Last Jedi con este gancho: “no dejes que te la destripen, ¡corre al cine!” Y ahí está el truco. Los spoilers y el miedo a ellos son una manera perfecta de llevar a la gente a las salas lo antes posible. Es una especie de doctrina del shock audiovisual. De esa manera puedes rentabilizar antes la película y tener contentos a los inversores. Nos genera ansiedad y a nadie se le ocurre esperar a que la emitan en unos meses en la tele o la saquen en bluray. Todos a correr al cine por si acaso a alguien se le escapa por Internet que al final de Titanic, el barco se hunde. Ups, perdón.

2 dicen la suya

  1. Patri O. dice:

    ¿¿¿Que los chavales de Titanic no viven felices y comen perdices??? No me lo puedo creer T.T

    Yo tengo suerte, como no veo nada popular, ignoro facebook y en Twitter no sigo apenas cuentas personales, me libro jeje. Pero es algo que nunca he entendido.

    El único spoiler que me han hecho fue uno de Breaking bad que me hizo un chaval de mi clase. Y era un capullo, así que no necesito más explicación xD

    • morri dice:

      A mí me han hecho varios. Uno incluso en preguntas del Quora. Estoy subscrito y hay cosas interesantes sobre Juego de Tronos. Pues el día después de un capítulo había una pregunta que era un spoiler bestial. Ponía [SPOILER] delante de la pregunta, pero venía justo después. Así que me lo comí. Y en fin, en su momento también vi El Sexto Sentido sabiendo el final porque también había gilipollas en analógico.