Los ritos de la buena suerte al hacer un brindis

gato_brindis

No falla, cada vez que intento brindar con alguien por cualquier motivo aparecen ante mí los famosos ritos de la buena suerte. Si no los haces a rajatabla tendrás mala suerte en el amor, no querrá fornicar contigo ni Carmen de Mairena borracha o tu salud se resentirá y vendrá a curarte Ana Mato en persona. Todas un drama absoluto, sobre todo si te hacía ilusión lo de tirarte a Carmen de Mairena borracha. Así que cada vez que voy a brindar siento ante mí una presión enorme. ¿Y si no brindo bien, QUÉ?

Porque hay muchas maneras de fallar con el rito adecuado. Hemos hecho trabajo de campo con mi equipo de investigación formado por un ornitorrinco punky con sombrero mexicano y un señor de un pueblo de Soria que se sentaba en la puerta de su casa a ver la gente pasar. Que lo vi y me dije: “Yo a este lo ficho, que este se fija”. Y sí, gracias a este estudio concienzudo he podido saber todo esto:

Que quien no apoya no folla. Tenéis que apoyar el vaso en la mesa antes de beber y después de brindar. Con cuidado de no apoyar y beber a la vez o brindar apoyado o cosas así. Fácil y sencillo y para toda la familia. Lo curioso es que lo único que pretende asegurarte este rito es la parte negativa: si no apoyo no follo, ¡pero nadie me asegura que si apoyo el vaso luego follaré!

brindis– Que hay que mirar a los ojos mientras se brinda y se bebe. Y si no miras… Tampoco fornicas. Todo va por ahí, no os preocupéis. Si sois curas os da igual todo y brindáis mirando para otro lado, a lo Laudrup. “¡Me la suda todo! ¡No follaré igual!” Por eso brindan al aire con la sangre de Cristo. Están de vuelta de todo.

– Que hay que dar un sorbo a la copa después de brindar. Es decir, si brindas y apoyas la copa, pero luego no bebes ahí la has cagado. Hay que beber. Aunque sea mojar los labios. Sino da mala suerte, pero sin especificar en qué.

– Que hay que brindar con la izquierda para tener buen sexo y con la derecha para tener salud. Yo brindo con las dos a la vez, por si acaso. Y ya en este punto me empiezo a estresar.

– Que no hay que brindar jamás con agua, ni con vasos de plástico ni con el vaso vacío. Y ahí no me pillan. El agua para regar las plantas bien, para beber en una noche de juerga no tanto.

– Que las mujeres solteras tienen que brindar primero con los hombres si quieren abandonar la soltería. Ojo que esto me ha dejado bastante picueto porque me imagino a un grupo de amigas solteras que cuando salen de fiesta no brindan entre ellas nunca, por si acaso. O si brindan van detrás de los hombres como locas: “¡Brinda conmigo mocetóooóón!” Métodos de ligar extraños, pero existen.

Mirando a los ojos. Todos menos Lily...

Mirando a los ojos. Todos menos Lily…

– Y atención la más interesante la que dice que hay que brindar con las copas viejas, tirarlas al suelo y luego brindar con copas nuevas. A mí cuando me dijeron esta fui a casa de un colega y le pregunté después de brindar: “¿Las copas son nuevas o viejas?” Y me contesta: “Viejas”. Cogí y la tiré al suelo justo después del último sorbo. Él perdió una copa, yo perdí un amigo. ¡Pero si era para tener buena suerte!

Claro, llega un momento en que si los juntas todos terminas haciéndote (o metiéndote en) un lío considerable. Imagínate que eres mujer soltera y has de buscar un hombre con un vaso con el que poder brindar, que no sea de plástico, que lleve alcohol, darle un sorbo después de brindar pero tener un sitio para apoyar el vaso primero y mirarle a los ojos fíjamente mientras brindas con las dos manos por lo que pueda pasar y terminas haciendo aquello de arriba-abajo-palcentro-y-padentro dando lugar a graciosos equívocos. ¡Un lío!

Los ritos se ponen tan complicados que es imposible seguirlos. Y quizá ahí está el truco: siempre es culpa tuya de que el rito no funcione. El rito da buena suerte, si tú no eres capaz de hacerlo es problema tuyo. Por ejemplo, para que tengas buena suerte en la vida tienes que brindar con el pie derecho haciendo el pino mirando al nordeste cuando el sol se pone, con una ramita de romero en la mano derecha mientras te hace cosquillas el de la izquierda y te tiras un pedete que no huela. ¡Si no lo haces bien no follarás en 20 años! Igual te miran raro cuando brindes con tus amigos, ¡pero son 20 años! ¡Hazlo!

2 dicen la suya

  1. 06/10/2014

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: No falla, cada vez que intento brindar con alguien por cualquier motivo aparecen ante mí los famosos ritos de la buena suerte. Si no los haces a rajatabla tendrás mala suerte en el amor, no querrá fornicar contigo ni Carmen d..…

  2. 23/02/2015

    […] colmo de males el jabalí no compró las cervezas pagando sus correspondientes impuestos ni nada por el estilo. Para terminar de acabar con su […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *