Un vagina de piedra da a luz a un joven

El momento del parto

El momento del parto

Sí, ya sé, ya sé; he usado vilmente esta noticia para realizar un titular manipulador y torticero de la realidad. Pero me ha resultado inevitable hacer el chiste así, desde el titular. Porque como muchos sabréis si miráis noticias por ahí, y debido a que me ha enviado la noticia más de un lector; un estudiante – Erasmus, que estas cosas son muy de pasarle a los Erasmus – quedó atrapado en una vagina de piedra y tuvieron que ir los bomberos a rescatarlo.

Imaginad las caras de los bomberos al recibir la alerta:

– “¡Muchachos! ¡Rápido! ¡Un chaval acaba de ser absorbido por una vagina de piedra!”
– “¡Eso le pasa por no hacer los preliminares!”
– “¡Pues sí que estaba seca!”
– “¡A ver si va a ser la de mi ex-novia que se movía menos que Don Pimpón en un sofá de velcro!”

Es una estación de bomberos, los chascarrillos tenían que ser así. Seguro.

Todos sabemos que la obsesión de un ser humano justo antes de nacer es la de salir de una vagina; y los que somos del lado masculino de la especie nos tiramos luego toda la vida intentando volver a entrar. De otra forma, claro está. No me seáis brutos. Pues este se lo tomó al pie de la letra. Resulta que el chaval quedó encallado en la vagina tras algún tipo de apuesta loca muy relacionada con el alcohol y con una de las frases que más desastres han provocado a lo largo de la historia de la humanidad: “A que no hay huevos de…”

Los bomberos finalmente consiguieron sacarlo no sin descojonarse muy fuerte mientras lo hacían. Si hubiera quedado encallado entre dos vigas hubieran tardado una hora más o menos en sacarlo, quedando dentro de una vagina tardaron cinco horas. Todos se querían hacer LA foto. Es más, la estación de bomberos quedó vacía durante varias horas porque nadie quería perdérselo. Finalmente cortaron el cordón umbilical al chaval y lo mandaron para casa. Ha pesado 80kg y parece que necesitaron fórceps para sacarlo. Esperemos que encuentre alguna familia que le acoja en su seno. Igual en un par de semanas el joven intenta mamar de un pecho de una estatua de hielo y queda enganchado nuevamente. Seguiremos informando. O no.

[Noticia original]

Vía Becaria_

Di la tuya

  1. 25/06/2014

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: El momento del parto Sí, ya sé, ya sé; he usado vilmente esta noticia para realizar un titular manipulador y torticero de la realidad. Pero me ha resultado inevitable hacer el chiste así, desde el titular. Porque como muchos ..…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *