La gente está muy mal: Compra en Sabadell

compra en sabadell

La señora del fondo llevaba rato diciéndole que se pusiera bien el cuello de la camisa

Vuelvo con un post cortito antes de llegar a la normalidad. He estado de mudanza (que no es un nuevo baile en el que hay que estar muy callado) y para colmo no tengo Internet. El piso muy bien, muy bonito tal y cual; pero poner internet es una odisea y quizá cuando lo tenga finalmente habrá un post sobre mi lucha contra los elementos. Mientras tanto el 3G del móvil me salva y para publicar un post da. Se hará lo que se pueda por actualizar al ritmo normal de nuevo. Así que hoy toca un post sobre un vídeo que lo está petando, de aquella manera, en Internet: Compra en Sabadell.

Para que andarnos con más dilación. Aquí tenéis el vídeo y juzgad vosotros mismos este engendro perpetrado por la buena gente de Sabadell:

Yo no sé vosotros, pero a mí me han entrado unas ganas de comprar en… Sant Cugat que no me las quita nadie. Probablemente el vídeo que mayor vergüenza ajena me ha provocado en mi vida. Y he visto unos cuantos para bien o para mal. Incluso he visto muchos lipdubs putapénicos grandes embajadores del vergüenzajenismo y me alegra que estén cayendo en el desuso. Es un peligro una reunión de una empresa de más de 30 personas. Cuando se aburren deciden hacer un lipdub. Todo el mundo conoce a alguien que ha participado al menos en uno. O ha sido él quien ha estado ahí moviendo la boca haciendo como que se sabía la canción.

Esto es aún peor que un lipdub montado en dos tardes. Esto es una canción entera montada en una tarde. ¿Hacemos algo divertido? Pues por qué no, ¡una versión más del Gangnam Style no hará daño a nadie! Pero tus oídos y tus ojos han sangrado hace un momento. El que canta, es un decir, en el vídeo es también el autor de la letra. No se aprecia bien en la imagen, pero si os fijáis podréis observar como el hombre tiene un oído justo enfrente del otro y ni se miran. Son como unos vecinos mal avenidos que comparten patio de luces y cuando van a tender la ropa se tiran los calcetines sudaos. Ni una sola estrofa casa con la música. ¡Ni una! Portentoso.

Eso sí, hay que alabar a esas pobres personas que engañadas terminaron en el vídeo bailando completamente descompasadas. Una coreografía que haría llorar al pobre Poty. Cada uno a su bola, sin ningún tipo de ritmo y diversión para niños y mayores. Todo con una buena intención: que vayáis a comprar a Sabadell. No sé si está hecho así de cutre para crear precisamente este efecto viral y todos hablemos de Sabadell. Ya saben, que hablen de ti aunque sea mal. Pero sinceramente con esta publicidad tan negativa podría apostar a que muchos sabadelle… Sabadellin… Sabade… La gente de Sabadell se irá al pueblo de al lado a comprar; y si salían en el vídeo, con una máscara veneciana. Pobrecicos.

7 dicen la suya

  1. Opendoor dice:

    Jajajaja, casi lloro. Yo también tengo ahora unas ganas benditas de ir a comprar a Sant Cugat.

  2. Patri dice:

    Podrian hacer un video también de “Ven a aparcar a Blanes”, quizá así quitan las zonas azules :O

  3. Lalaith dice:

    No he podido ver más de 20 segundos del vídeo, con eso te lo digo todo.

  4. morri dice:

    Opendoor: Y con razón

    Patri: Eh oju con la zona azul de Blanes que mola mucho que hayan puesto la amarilla para los que pagamos impuestos allí :P

    Lalaith: Ánimo que si sigues viéndolo… Sigue siendo una puta mierda. Sí. Yo es que soy un tipo duro y lo he visto entero, pero lo entiendo.

  5. Barbara dice:

    jajaja muy bueno ésta mañana he visto que les han hecho una entrevista y todo en el programa de Susana Griso y ahí salían todos orgullosos de su hazaña.

  6. Vanilj dice:

    Creo que he muerto un poco por dentro viendo este vídeo…

  1. 02/07/2013

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: La señora del fondo llevaba rato diciéndole que se pusiera bien el cuello de la camisa Vuelvo con un post cortito antes de llegar a la normalidad. He estado de mudanza (que no es un nuevo baile en el que hay que estar muy cal…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *