“Esta peli no es realista” y otras críticas a la salida del cine

esta peli no es realista

Niños críticos. Alejen los blogs de ellos.

Admitámoslo de una vez: no somos críticos de cine. Para empezar un crítico de cine ha de estar muy leído y muy “veído”. Es decir, ha de haber visto de todo para así ser capaz de ver en cualquier fotograma reminiscencias hacia directores de cine de treinta años atrás que una vez hicieron una peli en la Universidad que tenía un detalle en común con esta. Yo he visto críticas que eran capaces de retrotraerse a detalles del vídeo de la primera comunión de su primo segundo. “[…] Con movimientos de cámara que recuerdan el convite mientras los niños mojaban ganchitos con coca-cola”. Mirad la sección de cultura de El País y luego me contáis. Por eso, a nosotros los consumidores de cine de forma ocasional, solo nos quedan los lugares comunes. La crítica chusca, la frase repetitiva. Por eso nosotros cuando vemos una peli que nos aburre no tenemos otra cosa que decir y soltamos: “Es lenta”.

Es lenta. Por eso, cuando una película te gusta mucho dices que “se te ha pasado rápido. Como si de una carrera de galgos se tratase. Cuando un film es lento se viene a decir que es aburrido, pesado, monótono… Algo así como el discurso de Navidad del Rey, que quieras que no es lento. El discurso. El Rey no sé que no lo conozco y no queremos un conflicto diplomático. Supongo que bajo el criterio de la velocidad, Lost in Translation en fast-forward dejará de ser lenta.

No siempre la crítica fundamental a una peli viene dada por su rapidez, otras veces viene dada por el realismo. El realismo es un ente muy peculiar. Más de una vez he oído el argumento de “esta peli no es realista” en cintas de ciencia ficción. Pero no por los motivos evidentes, sino por, hablemos claro: chuminás. Tomad por ejemplo la película Cloverfield (Monstruoso en España). Un film que está contado en primera persona por los protagonistas cámara en mano y donde un monstruo de enormes dimensiones arrasa Nueva York. Pues bien, la crítica era que “en una situación así, no es posible que se pongan a grabar todo, eso no es realista. Sin embargo, que un monstruo tres veces más alto que la Torre Eiffel arrase Nueva York sí lo es. ¿Cómo es posible que sepas como reaccionaría un chaval ante una invasión alienígena? ¿Acaso has vivido alguna? ¿Ein? Pues así.

Pero es mucho mejor cuando llegamos al terreno de la comedia. Por lo visto no hay ninguna película de risa que sea considerada una buena película. Es imposible. Reírse en el cine está mal visto, aquí se ha venido a llorar y se viene reído de casa. Sólo hay que ver cualquier entrega de premios. De ahí que la gente al salir del cine se sienta mal al hablar bien de una película donde se han partido el culo en varios cachitos. Así pues, te terminan soltando: “Es mala, pero te ríes”. Vale, y es mala ¿por qué? Era una de risa, te has reído, ¿dónde está el problema? La peli cumple con su cometido, pero no puede evitar ser calificada como mala. Pero te ríes. Este post es malo, pero te ríes. O ni eso.

El género de la comedia, ay. Ese género tan habitual en las películas españolas. Que aunque no lo parezca las cintas de aquí no son sólo comedias. Ni “película española” es un género en sí. Porque vas al videoclu… Algunos lectores jovenzuelos dirán: “¿Qué coño es eso de un videoclub?” Bueno, vas al torrentsgratisporlacara.com y ves “Géneros”: “DVDRip“, “BlurayRip” “CamaraenmanoRip”… Bueno, tampoco me sirve. Ahora ya no se etiqueta por géneros, pero el caso es que hubo un momento en el que veías comedia, ciencia-ficción, drama, terror… Y Española. Española como género en sí. Como si no hubiera películas de ciencia-ficción en Españ… Bueno sí, no hay. Así que cuando alguien sale del cine de ver una española y resulta que por esas casualidades le gusta, va y suelta: “Para ser española, no está mal”. No tenemos fe en nuestro país.

En el tema de los géneros a veces hay cierta confusión. Algunos parece que consideran unos géneros menores que otros, como ya hemos visto con la comedia. Otro de ellos es las pelis de miedo. Que dicho así parece que vayas a ver un sé lo que hicisteis el último solsticio de invierno cualquiera. Así pues cuando una peli de miedo tiene cierta enjundia se termina soltando la frase al salir del cine que le da más empaque: “No es de miedo, es de SUS-PEN-SE”. Bien marcado, que se vea que es un film de nivel. Es como salir de ver una peli de risa y alguien te diga: “No es de risa, es una CO-ME-DIA” Po’ vale.

Pero lo que de verdad me encanta es cuando no tenemos cojones a decir nada coherente de una película que nos ha gustado, pero no sabemos cómo definirla. “La fotografía es muy bonita”, “La peli umm no sé, pero los efectos especiales una pasada”, “La banda sonora genial”… Eso es lo que les pasa a los que entregan los Óscar cuando ya han repartido las estatuíllas a mejor película, mejor actor y mejor actriz. No saben qué decir, pero tienen que soltar premios y premios durante toda la noche y van repartiendo. Que yo de pequeño nunca entendí lo de “mejor fotografía”. Seguro que el crítico del primer párrafo estaría pensando en el bautizo de su hijo. “El premio a mejor fotografía a Estudio Loli, por el bautizo del Paquito”.

Y ahí llega la frase estrella que cualquiera puede escuchar a la salida de un multicines después de ver una película supuestamente complicada como por ejemplo Origen o Prometheus. El novio choni con su novia choni del brazo mascando chicle y los aros enormes en las orejas esperando que Gervasi Deferr se cuelgue de ellos: “Vaya paranoia de peli, tía” Una paranoia de peli. Nunca he logrado entender en qué consiste una paranoia de peli. “Pues no sé tío, no es tan difícil, una paranoia, no sé, que te hace pensar y tal, muy chunga tío, no sé no me he enterao de na, no me ralles, ¿vale? A que te meto” Al final la paranoia la lleva él encima.

Por si a alguien le quedaba alguna duda al leer el primer párrafo, seguramente se le han disipado todas. En general, no. No somos críticos. Ahora terminemos el post en plan test de Muy Interesante o de Cosmopolitan. Según frases de las mencionadas anteriormente dichas en algún momento de tu vida, eres:

(0) Eres Gasset en Días de Cine.
(Entre 1 y 2) No hablas mucho al salir del cine.
(Entre 3 y 4) Tienes un blog de cine y haces críticas poniendo estrellitas.
(Entre 5 y 6) La gente te pide que calles al salir del cine.
(7) Eres choni.

7 dicen la suya

  1. Opendoor dice:

    Yo soy un 2… Sí, sí, un dos. Y jodida verdad, sí que somos excelentes para criticar pelis, yo, personalmente lo hago mucho con las de acción y ciencia ficción, con la de comedia o tragedia casi no.
    Buen post!

  2. jane dice:

    Yo soy un 8. No voy al cine desde que las películas eran mudas. Ah, no, que ahora se está poniendo de moda hacer películas mudas… Bueno, pues desde Rodolfo Valentino. Así que si veo una película ahora, mi comentario es: “Guauuuu, ¡es en color!”

  3. morri dice:

    Muchas gracias Opendoor ^^

    Jane: Bueno, pronto la gente dirá lo mismo. Que no va al cine desde Titanic, por aquello de los dvdrip y demás :P

  1. 18/10/2012

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Niños críticos. Alejen los blogs de ellos. Admitámoslo de una vez: no somos críticos de cine. Para empezar un crítico de cine ha de estar muy leído y muy “veído”. Es decir, ha de haber visto de todo para así ser capaz de ver …..

  2. 28/01/2013

    […] a mis padres que qué era una paja. Así, tal cual. Se miraron como diciendo: “Puñetera película, sabía que este momento llegaría algún día, por qué no le compramos un bozal cuando aún […]

  3. 24/03/2015

    […] que un monstruo gigante nuclear destroce Manhattan – por enésima vez – pero perderá verosimilitud si la gente en vez de huir, le pide autógrafos; a no ser que quieras crear una historia de humor […]

  4. 23/08/2016

    […] a empezar este post con una boutade: el cine es caro. Todos lo habréis notado, a no ser que os bañéis con billetes de 500 euros y disfrutéis […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *