Entrevista con el último economista optimista que queda

economista optimista

Hoy en El mundo está loco, justo después de que se haya anunciado un rescate a la economía española por el valor de cien mil milloncetes de nada y que el presidente Rajoy piense que lo más jodido es que se pierde el partido de Nadal – porque el de la Selección no se lo pierde – tenemos el placer de ofreceros una entrevista con el último economista español optimista que queda. Fue asesor de Zapatero en el año 2008, posteriormente despedido, fue analista financiero para una famosa empresa de gominolas y ahora vive de animar España allá donde va con un bombo robado. Su nombre es Martín Genuo y le damos las bienvenida al blog.

El mundo está loco: Buenas tardes señor Martín, o no tan buenas visto lo visto.

Martín: ¡Buenas! ¡Buenas sean! Es un gran día hoy.

E: Pero si está nublado.

M: ¡Pero se ven rayos de sol surgir de entre las nubes! ¿No huele el ambiente?

E: Sí huelo, pero parece olor a porr…

M: ¡Pues claro que el día es bueno! ¡Nos han rescatado! Aunque todavía no sé muy bien de qué, si aquí todo va cojonudamente.

E: Hombre, estamos en crisis, ¿no cree usted?

M: Pero qué crisis ni qué ocho cuartos, ¡y luego los bares están llenos! ¿O es que no lo ha visto? Intente coger habitación de hotel un fin de semana. ¡Todo lleno! ¡Y luego dicen que hay crisis!

E: Es un argumento un poco flojo, ¿no le parece? España ha tenido que pedir cien mil millones para ser rescatada. Si fuera tan bien, no haría falta. Cada día hay más gente bajo el umbral de la pobreza, más parados, recortes en servicios públicos…

M: Eh, eh, ¡para el carro! Qué mal rollito desprenden tus palabras. ¿Y el deporte qué? ¿No te dice nada sobre nuestra economía que los deportistas españoles triunfen allá donde van? ¡A qué quieres que te gane, eh! Y ellos ganan dinero y así pues luego lo traen a España.

E: Pero si luego tributan en el extranjero.

M: Sí, pero son españoles y algún día lo traerán de vuelta. ¡Y cuando lo traigan seremos los máximos líderes mundiales del mundo mundial all over the world! Creo que me estoy corriendo.

E: Oiga, oiga. No se me emocione. Visto como lo ve usted, entonces cree que a partir de ahora la economía va a ir a flote y España se va a recuperar.

M: Por supuesto. España vale para eso y para más.

E: ¿Y cómo cree que se recuperará?

M: Haciendo pisos, es lo que mejor sabemos hacer. ¡Volveremos a hacer pisos! Yo tengo mirado un terrenito… Y todo será como antes. Y los paletas viajarán en limusina. Y los concejales de urbanismo podrán volver a gastarse todo el dinero en prostitutas. Y así reactivaremos la economía. Esos cien mil millones nos vendrán cojonudamente para hacer aeropuertos. ¡Así vendrán más turistas!

E: No es por nada, pero ya hay 50 aeropuertos en este país, y la mitad vacíos y sin vuelos. Además, ¿si suben el IVA cree que vendrá más gente aquí? ¿Cómo van a consumir o ir a hoteles si quitan el IVA superreducido?

M: ¿Quién ha dicho eso? Paparruchas. Vendrán aquí porque España tiene sol y playa. Y si subimos los impuestos, ¡más recaudaremos! Seremos un país más rico aún de lo que somos. ¡La Champions Lí de la economía! ¿Sabe que yo inventé este término? Estoy orgullosísimo.

E: Lo que no tiene usted es remedio. Es usted el anti-Santiago Niño Becerra.

M: Me cae fatal. Es un malrollero de cuidado. Un día quedamos de fiesta todos los economistas molones del país y llegó el tío y una bajona… Tuvimos que tirar los cubatas. Menos mal que siempre tengo algún chiste de Arévalo para estas situaciones incómodas.

E: Me abruma su optimismo, pero me permitirá que discrepe con todo lo que ha dicho. Está usted fuera del mundo.

M: ¡Fume conmigo! ¡Ya verá! ¡Verá el mundo de otra manera! ¡Y mire el deporte, joder! ¡Que hoy hay tenis, fútbol y formula 1! ¡Vamos Rafa!

Y se fue gritando consignas sobre su orgullo de ser español, invitando a copas a todo aquel que se encontraba. El último economista optimista que queda. De los que no quedan.

5 dicen la suya

  1. jane dice:

    ¿Será pariente de Rajoy? Este también dijo, sin acordarse de los tropecientos mil parados ni de la gente que lo está pasando mal, que se iba al fútbol porque ya el problema estaba solucionado. ¿Solucionado?¿Estaremos en manos de estúpidos e inconscientes, más que de optimistas? Como dice Forges, ¡Madredelamorhermoso!

  2. Patri O. dice:

    :O y cómo sabes tú como huele un porro? ya veo, osea que cuando te llamaba tu madre por teléfono y oía de fondo “PASA EL PORROOOO!!!” era verdad…bueno, casi que dejo de desvariar jajaja

    no sé yo si el término adecuado es optimismo…y mire usted que a las cosas hay que llamarlas por su nombre, no puedes decir crisis si lo que hay es una desaceleración, y por supuestísimo no puedes decir rescate cuando obviamente se trata de un tomate, digo, de una linea de crédito :)

  3. Opendoor dice:

    :O Morri, yo no soy de tu país, pero… Qué economistas, quéee calidad de economistas…
    Esperemos que España se recupere, que ya bien mal van.
    ¡Siertecillas!

  4. morri dice:

    jane: Sí, estamos en manos de estúpidos, incompetentes y sociópatas. Incapaces de empatizar con el pueblo y sus problemas, incapaces de solucionarlos y lo que es peor: sin el más mínimo ápice de vergüenza por ello.

    Patri O: Jaajja, ¿quién no ha olido jamás un porro? Se diferencia el olor enseguida. Además yo he sido siempre muy fino de olfato :P Y sí, ellos podrán decir que es un rescate, pero que no lo llamen matrimonio.

    Opendoor: Muchas gracias Opendoor. Lo tenemos jodido mientras nos sigan gobernando los mismos. Si no hicieran nada estoy seguro que la economía se recuperaría por sí solita, pero ellos lo estropean aún más.

  1. 10/06/2012

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Hoy en El mundo está loco, justo después de que se haya anunciado un rescate a la economía española por el valor de cien mil milloncetes de nada y que el presidente Rajoy piense que lo más jodido es que se pierde el partido d…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *