Qué hacer si te quedas sin tinta en la impresora (encuesta acabada)

Con esta impresora valdría la pena comprar tinta
No es que sea el trauma de nuestras vidas, pero puede ser doloroso si en el momento más inoportuno te quedas sin tinta en la impresora. Por ejemplo, justo antes de entregar un trabajo, un proyecto o un calendario de gatitos haciendo monerías para la mesa de la oficina. Para la encuesta de las últimas semanas quise ser aún más específico, y quise saber qué haríais si os quedarais sin tinta de color creando la pregunta más chorra de la web en muchos años. Y los resultados, después de 371 votos emitidos han ido tal que así.
Imprimir en blanco y negro es quizá la opción más evidente que nos viene a la mente al quedarnos sin tinta. Así que la mayoría ha optado por esta opción. No hay que complicarse, lo dicen 116 votantes. Los gatitos en blanco y negro pueden seguir siendo graciosos, y total ha vuelto lo vintage y lo antiguo. Cualquier foto, mientras más vetusta mejor. Si es que hay alguien en este mundo que ose imprimir las fotos. El caso es que desde que Instagram se ha puesto de moda, las fotos huelen a viejuno; así que, ¿por qué no ir más allá y directamente ponerlas en blanco y negro? O ya puestos, ¿por qué no nos hacemos lienzos? Un lienzo saliendo de fiesta en pose autofoto con dos amigos cubatas al hombro. Eso sí que sería un toque antiguo.
Esto no es una opción
Para esto también hay quien aplica la máxima: “¿Para qué están los amigos sino es para ayudarse?” Estos 69 votantes deciden que ir a casa de un amigo a imprimir es lo mejor para cuando se te acaba la tinta. Cuando esto se repite cada dos semanas empieza a ser sospechoso. Cuando se repite cada día ya es vicio. Al final termina confesando que estaba poniendo a prueba la amistad y se dan un fuerte abrazo mientras el papel de la impresora aparece sacando el recibo del seguro del coche.
Ahora más que nunca hay que imprimir recibos si sigues manteniendo las viejas costumbres. Los bancos ya no envían ninguna carta a casa. Eso que nos permitía decir, cuando mirábamos el buzón, una auténtica frase “ranciofacts” que podría entrar en las de Pedro Vera: “Voy a mirar el buzón, seguro que no hay nada, los únicos que me quieren son los del banco”. Por lo tanto, muchos de estos votantes – 61, nada menos – que van a comprar un cartucho nuevo, deben de imprimir muchos recibos. ¡Ojo! ¡Un cartucho! Que se llaman así porque con lo que cuestan, parece que el dependiente de la tienda haya cogido un cartucho de escopeta y te haya apuntado en la frente gritando: “¡En el nombre de Epson! ¡Esto es un atraco!”


Hablando de Epson, una de las formas de conseguir tinta extra cuando ésta se acababa era un pequeño truco que seguro que muchos habéis probado: quitar el cartucho y volver a poner el mismo. Dice la leyenda que las antiguas impresoras Epson avisaban de que se les terminaba la tinta mucho antes de ese momento fatídico. Yo lo he podido probar más de una vez. Cuando se terminaba, quitaba el cartucho, lo volvía a poner y por arte de magia ya imprimía a color como si no hubiera pasado nada. Ahora por lo visto el truco no funciona, pero seguimos sin saber si el detector de tinta no nos está timando de nuevo. Por si acaso, 39 personas lo prueban.
Imagina el precio de
los cartuchos
Hay otros que, simplemente, cuando llega el momento en que se termina la tinta, deciden no imprimir. Solución salomónica. “¿Por qué no entregaste el trabajo?” “Porque me quedé sin tinta en la impresora” “¿Y no probaste ninguna opción de esas de la web esa de El mundo está loco?” “No. Se me quitaron las ganas de imprimir” Estos 33 estarán suspendidos, pero orgullosos. Otros, son drásticos, pero en el sentido contrario. En vez de comprar un cartucho, que ya sabemos que cuestan un riñón y no te lo suturan en la tienda los muy mamones; deciden comprar una impresora nueva que les sale más a cuenta. Y no culpo a ninguno de los 32 votantes. Hacen bien. 
Termino el post con los lectores de este blog que además son unos auténticos artistas. Estos lo imprimen en blanco y negro, cogen sus Plastidecor abandonados desde que tenían doce años y pintan con amor. Procurando no salirse de la raya ni nada. Y ahí que pasan la tarde entretenidos los 21 que votaron esa opción. 
Así ha quedado todo. Como sé que lo de votar es un tic que nadie puede abandonar, os dejo una nueva encuesta que se mantendrá las próximas semanas. He decidido cambiar el sistema de votos, abandono Interrogantes y ahora usaré el gadget de encuestas que ofrece Blogger. Espero que sea más cómodo para votar aunque mete una barra de scroll mierder y los colores de las letras no se pueden tocar así que tengo que poner un fondo que permita ver lo negro y lo blanco a la vez. La pregunta que os hago es un poco personal y escabrosa, pero como la encuesta es anónima nadie os pedirá cuentas. Así que… ¿Os depiláis las ingles? ¡Ale! ¡A votar!

Di la tuya

  1. 06/12/2013

    […] honesto. Eso sí, por poner una pega a la compra; el vendedor podría haber cambiado de tinta a la impresora antes de enviarla que se ve una foto con muy poca definición. Indigna de la nueva generación de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *