Superar la resaca (encuesta acabada)

Gente con experiencia que sabe
lo que dice
Ya tocaba, ¿no? El fin de la encuesta ha llegado. Desde principios de año estaba ahí, latente, escrutando con la mirada – esa mirada que sólo tienen las encuestas de esta web – vuestro subconsciente más profundo para adivinar cómo de resacosos sois. Borrachines. A pesar del tiempo que lleva ahí no ha sido de las encuestas con más participación. Ha habido un total de 469 votos y ahora os paso a relatar cuales han sido los resultados y qué habéis votado. Allá va.
La opción más votada ha sido la de dormir todo el día. Han sido 146 los lectores que han votado esta opción que no tiene mucho misterio. Puedes estar en tu cama, tranquilo, soñando con persecuciones apocalípticas o, sobre todo, con sueños en los que estás bebiendo tanta agua que dejas seco el río Ebro, el Tajo y el Amazonas de golpe. Por no hablar de esos sueños en los que estás intentando mear en algún lugar y no hay manera. No hay que decir, que en esos momentos te levantas corriendo hacia el lavabo, haces el efecto pinball con la pared y meas sentado por temor a caerte. Esto lo digo de oídas eh, que yo esto no lo he vivido. Un amigo me lo contó. Y eso.
Una fiesta que
se fue de las manos
Hay algunos lectores que son los más prácticos de todos. En total son 113. Estos consiguen superar la resaca de la manera más sencilla: no bebiendo la noche anterior. Y tan panchos céspedes. Mientras todos sus amigos están intentando bailar la última de David Guetta sin que los brazos se descoyunten, al estilo cantante de Radiohead, ellos están tan tranquilos bailando o apoyándose sobre alguna columna que para eso están, sin tocar una pizca de alcohol. Al día siguiente se levantan frescos, van a por el pan y el diario y llaman continuamente a sus amigos resacosos mientras ponen en el micrófono del teléfono el sonido del martillo de Bricomanía. Para que aprendan.
La tercera opción más votada con 103 votos ha sido la de beber agua por un tubo. Hasta la de los floreros. Que es un agua muy sana porque viene con los nutrientes de la tierra, crujiente y todo. El alcohol deshidrata el cuerpo y hay que volver a hidratarse dejando la casa sin reservas de agua. Estos lectores puede que sean de la opinión de que no hay nada como poner la boca debajo del grifo y dejar que caiga el agua. Igual que hicieron la noche anterior con el tirador de cerveza. Todo se convierte en un bucle infinito.
Ahora vienen las votaciones más minoritarias. Tenemos a 54  personas que para evitar la resaca no paran de beber nunca. Así pues, nunca entran en el modo resaca porque están todo el día borrachos. Eso puede llamarse la técnica Barney de los Simpsons. O bien la de Sean Connery en Descubriendo a Forrester en la que estaba todo el día con un vaso de whisky en la mano. Incluso durmiendo tenía en la mesilla de noche su vasito de alcohol para no desvelarse. 
Y luego viene el perro y te
echa por beber de su agua
Para acabar están los 34 que vomitan como si no hubiera un mañana. Son los famosos bebedores que se abrazan a la taza del water y les vomitan sus penas. No son capaces de recordar qué hicieron durante la noche anterior, pero son capaces de relatar con pelos y tropezones todo lo que comieron en la última semana. Incluso a qué sabía el primer potito Nutriben. Luego tenemos a los 16 que siguen bailando al ritmo del dolor y de los martillazos en la cabeza de la resaca y a los tres, sólo tres, que toman pastillas con receta médica, para que no haya confusión: unos ibuprofenos. Unas pastillas que están tan generalizadas que la gente las toma como si fueran lacasitos. 
Y esto es todo amigos, como dirían en la Warner Bros. De la resaca no hay más que hablar, a no ser que los lectores tengan alguna historia escabrosa en su poder y terminen confesando. Pero eso no quiere decir que no queden temas para preguntar, así que os dejo una nueva encuesta para que sigáis votando por tiempo indefinido. Esta vez os pregunto por el mundo de los suegros. ¿Cuánto estáis dispuestos a aguantarlos? ¡Ale! ¡A votar que es tarde!

6 dicen la suya

  1. 08/01/2012

    […] teníamos para los hombres, aunque os sorprendería saber los troncos que sacamos en una noche de resaca“ – anotó Clifford, con una cantidad de detalles excesiva para los […]

  2. 30/01/2012

    […] con las excusas más peregrinas que se han soltado y se soltarán a las madres para justificar una resaca peor que una de Ortega Cano un día cualquiera entre […]

  3. 24/10/2012

    […] a viva voz “a las barricadas, a las barricadas” que querían decir, a las barricas de cerveza que eran enormes y las tenían preparadas llenas de Cruzcampo para el siguiente partido de la […]

  4. 04/03/2013

    […] de sufrimiento en los que descubrían que el deporte duele y deja un efecto secundario peor que la resaca: las […]

  5. 06/02/2014

    […] persona que nunca jamás filtra las fotos que sube a la red social. Le da igual que salgas mal, borracho, que la foto esté borrosa, que solo se vean manos y luces… Da igual. Lo sube todo. Y encima […]

  6. 10/06/2014

    […] alioli. Aunque en realidad es puramente psicológico, cuando vas al Aplec es imposible que tengas resaca porque si no paras de beber nunca, jamás aparecerá. Así que lo malo no es beber, lo malo es […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *