Misterios sin resolver: La fórmula de la Coca Cola

El secreto está en saber cuánto
es un puñaíto y cuánto una pizquita

Imagen sacada de [Microsiervos]
Hay dos secretos que todavía no ha conseguido sacar a la luz Wikileaks: uno, que cómo es posible que la Duquesa de Alba pueda volver a casarse; y dos, la fórmula de la Coca-Cola. Desde su primera formulación como jarabe o elixir en 1886 la fórmula ha permanecido secreta para todos los seres humanos; excepto algunos privilegiados de la compañía, que siempre han negado cualquier aproximación a la verdadera fórmula. Como la versión de un señor de Burgos que afirmó haber encontrado la fórmula mezclando cocaína y una cola de vaca. “¡La Coca y la Cola! ¡La Coca-Cola!” Fue encerrado en 1944 en un psiquiátrico para chistosos malos patológicos.
Si uno investiga seriamente – por ejemplo, leyendo la Wikipedia en diagonal – puede encontrar algunas posibles formulaciones para la Coca-Cola. Por norma general tienen un montón de ingredientes distintos, casi tantos como la receta de grog de Monkey Island. Aún así, nadie dice exactamente cuales son los pasos para conseguir el sabor exacto de la Coca-Cola. La verdad es que si no lo ha conseguido aún Hacendado, nadie lo puede conseguir. Lo único que se ha conseguido demostrar es que esta bebida, en sus inicios, llevaba un poco de cocaína y posteriormente se quitó de la receta. Era tontería desperdiciarla dentro de la botella cuando la podían vender al camello de la esquina mucho más cara.
Fórmula matemática de la
Coca-Cola
Esto seguramente se ha usado sobre todo como maniobra de marketing, creando un halo de misterio sobre la marca. Lo que ha provocado en la población es una capacidad innata para crear leyendas urbanas sobre la Coca-Cola y su composición. Por ejemplo, todo el mundo dice que sólo hay dos personas en el mundo que saben la fórmula de Coca-Cola y que… ¡cada uno solo sabe la mitad! Que no pueden viajar nunca juntos y prácticamente ni se conocen. Pero lo que no me imagino es cómo preparan los ingredientes para luego meterlos en las botellas si solo sabe cada uno una parte de la receta. 
– “Pon tu ingrediente, que no miro” 
– “Pon el otro que toca ahora que no sé cual es porque esta parte de la receta no la tengo” 
– “Oye, ¿sabes que si ahora nos morimos los dos la empresa se va a pique?”
– “Joder, tío, siempre igual. Eres un muermo en el trabajo”
No me imagino una empresa tan grande como la Coca-Cola en la que sus beneficios dependieran de dos señores anónimos guardianes de la receta. Si fuera así, terminarían copiando la receta de la Pepsi y haciéndola menos dulce. Menos dolores de cabeza, menos gasto en escoltas y en psiquiatras.
Pero lo mejor de la fórmula de la Coca-Cola son las leyendas urbanas que aparecen hablando de la supuesta insalubridad de la bebida. Medio mundo bebiendo este refresco y resulta que se están metiendo dentro una mezcla de aguarrás, ácido sulfúrico y metano capaz de reventar cualquier estómago. Esta gente tan paranoica con la bebida, piensan que cuando una persona bebe Coca-Cola y se tira un eructo es el primer aviso de una explosión atómica. En definitiva, la Coca-Cola es malísima para la salud porque me lo ha dicho un mail en cadena con muchas mayúsculas y un montón de FW:FW:FW. Que siempre es garantía de veracidad.
Diversión para gente adulta
Por ejemplo, meter un trozo de carne en la Coca-Cola la deshace en 48 horas. Todo el mundo repite esa leyenda como un mantra. Pero nadie coge un vaso con un poco de refresco, mete un trocito de carne y lo deja reposar. A ver qué pasa. ¿Nadie? No, hay algunos osados que han realizado el experimento y ni se deshace la carne ni . Eso sí, se hace un mejunje que a nadie le gustaría probar. Pero si mezclas alcachofa con kinder bueno tampoco lo comerías y eso no hace que sean malos para la salud.
No es la única leyenda urbana ni mucho menos. Han aparecido muchas más leyendas alimentarias relacionadas con esta bebida, pero hay un experimento con la Coca-Cola Light que ha colaborado a mantener las teorías conspiranoicas de algunos: la mezcla de Coca-Cola con Mentos. Fue un fenómeno en Youtube hace unos años y quedan pocas personas con una cámara de video, Mentos y Coca-Cola que no haya intentado hacer su versión. Falta todavía el vídeo un señor de Cuenca que quiso lanzar con el culo un Mentos echándose la bebida en el ojete y bueno; digamos que no tuvo muy en cuenta qué dirección tomaría el Mentos después de echar la Coca-Cola y… Auch.
Así pues, ya puestos y para acabar el post, en vez de ofreceros la fórmula de la Coca-Cola os ofrezco la fórmula de creación de una leyenda urbana sobre esta bebida refrescante. De esta manera, podréis crear alarma social mediante mails en cadena a todos aquellos que os dan por saco cada día con cualquier otra leyenda urbana. Allá va:
Otra forma de ver lo de
“la chispa de la vida”
1) Busca un colorante de la bebida, por ejemplo uno de esos que llevan una E y di algo así como: “El E-773232 tiene una propiedad misteriosa que hace que el 25% de la población que toma Coca-Cola tiene más posibilidades de tener almorranas”
2) Coge una pizca de conspiración gubernamental y sazónalo: “La organización mundial de la salud lo oculta porque en realidad son accionistas de la compañía. Y el presidente sabe la fórmula.”
3) Introduce un poco de misterio y remuévelo poquito a poco: “Curiosamente, el presidente de la OMS no tiene cojines en casa… Por algo será”
4) Propón un testimonio supuestamente real y que explique su vergonzosa situación. Si es americano, mejor: “John Henerd bebía dos litros diarios de Coca-Cola, y aparte de eructar como loco cada día, empezó a notar que el E-773232 le hacía efecto en sus nalgas. John ya no podía sentarse”

5) Termina tu leyenda recordando que los gobiernos tratan de ocultar la verdad y pide que reenvíen el mail a todos sus contactos para que todo se sepa y sobre todo: ¡por la salud de tus hijos!
Y et voilà. Una nueva leyenda urbana para que la pobre gente de Snopes.com no pare de trabajar. Y mientras tanto, nadie sabe cual es la fórmula verdadera de la Coca-Cola. Ni si la Duquesa de Alba irá por fin a por un nuevo vástago…
[Referencias]
[Bonus]
De paso recomiendo este blog de humor, que se llama así: [La fórmula de la Coca Cola]

5 dicen la suya

  1. pablo emilio camacho reyes dice:

    el ser humano desde que lo es, tiene una popension innata a conocer su entorno, esto no es una caracteristica que lo haga diferente a los demas seres vivientes, sino su capacidad de conocer y entender que lo compele a buscar respuestas, cuando tienda su espiritu a conocer , debe hacerse estas preguntas al ir a desentrañar el misterio¿ porque estoy indagando, para que estoy investigando y que hare al conocer la verdad?. si al ir a responder estas interrogantes y otros muchos mas encuentra una pequeñisima muestra de envidia, egoismo, o asomo de intereses mezquinos, mejor le sera que continue ignorante toda vez, que es mejor para la humanidad un labriego calmando la sed con cocacola que un pseudo intelectualsin conciencia y como el pastor aleman sin cola. no pretendamos tanto el ir a desentrañar tantos misterios que a la postre nos confunden y lo que es peor confundimos y creamos caos, bástenos con saber y tener esta gran bebida y disfrutar de ella y como lo hace esta gran compañia: COMPARTAMOSLA CON AMOR,

  2. GODOFREDO dice:

    NO TIENES VIDA

  1. 28/12/2012

    […] sólo eso, se convirtió en el entrenador más laureado de la historia del club y triunfó como la bebida refrescante que no me paga por aparecer en el […]

  2. 04/04/2013

    […] bajo” aquí tiene un ejemplo superior. ¿Acompañarla de compras y pagarle todas las Coca-Colas? Minucias. ¿Aguantar la frente mientras vomita? Bah. ¿Dormir con ella en la misma cama y ni […]

  3. 09/01/2014

    […] recibiendo de premio. Efectivamente era un premio en metálico ya que se trataba de latas. Latas de Coca-Cola, Fanta y de todo tipo de refrescos carbonatados. Estaban en racha, sí, pero porque acababan de […]