"Si yo no he tocado nada"

Por si viene el jefe
El fallo informático es la excusa por excelencia del siglo XXI. Podéis ver una cagada de una administración pública o una empresa grande y cuando alguien les pregunte soltarán sin pudor alguno: “Fue un fallo informático, creemos que un virus maligno de esos que se meten en la placa base”. Tal cual, sin miedo a decir una burrada. Esta excusa sustituye a una no menos usada que es la de echarle la culpa al becario. Para que luego digan que la robotización de la sociedad no es buena. Pero decir que fue todo culpa de un error informático tiene una pequeña fisura. El ordenador o el programita que hizo que todo reventara por los aires lo tuvo que usar alguien. El becario por supuesto, pero… Una persona, al fin y al cabo, aunque algunos no lo crean.  La cuestión es que a esa persona, alguien le señalará y dirá: “¿Qué hiciste?” Y contestará: “¿¿Yo?? ¡Si no he tocado nada! ¡Ya estaba así cuando llegué!”
Falla el fallo.
No-he-tocado-nada. ¡Magia! El ordenador es un ente mágico que decide por su cuenta y riesgo que en la portada principal de un diario de tirada nacional debe mostrar la noticia “Una mujer de pechos enormes destroza el Empire State Building de un pechazo”. Como excusa, lo de “yo no he tocado nada” queda un poco coja. Se puede aplicar también a esa gente a la que se le desconfigura el ordenador al oír las palabras abracadabra pata de cabra. Van al técnico a preguntar que qué puede haber pasado y les tienen que responder con otra cuestión: 
– “A ver, ¿qué has tocado?” 
– “¿¿YO?? ¡¡NADA!! Si ya estaba así, yo no lo toqué, ¡deja de deslumbrarme con esa luz cegadora en la cara!” 
Y lo dicen mientras levantan las manos del teclado con cara de espanto. Como el que tiene miedo a tocar el teclado de nuevo, no vaya a ser que active algún mecanismo de autodestrucción y reviente el ordenador entero. Lo hacen con sentimiento de culpa. Sabiendo que fueron ellos quienes la cagaron, pero son incapaces de reconocerlo. Y pueden soltar cualquier excusa sin dudarlo:
– “Encendí el ordenador y me lo encontré así: con el video congelado de esta chica tan maja con tres botellas introducidas en el parrús”
Conspiran contra todos
– “Estaba tan tranquilo navegando por Internet, cuando de repente, zas, aparecieron los peces de mi pecera muertos, uy, yo no venía por esto, pero los peces de pecera son un timo, tenía que decirlo, gracias” 
– “Sonó un trueno y de repente se me desinstalaron los drivers de la tarjeta gráfica”

Pero ellos nunca han sido. Para estos casos lo mejor sería inventar el ordenador que lee la mente. Para que así, de verdad, aquellos que dicen que no han tocado nada no lo toquen nunca. Sólo tienen que pensar qué es lo que quieren hacer en el PC y el propio sistema será capaz de detectar sus deseos. Eso sí, no le dejéis nunca a un soltero tocar este ordenador en vuestra casa. “¡Eh! ¡Pepe! Que tenía aquí abierto el Call of Duty y de repente me ha aparecido no sé qué de Call of Booty y en fin, esto no son pistolas convencionales. ¡Pepe! ¡Quítame esto! ¡Te juro que yo no he tocado nada! ¡Ha salido solo!” Y tendrá razón por una vez en su vida.

2 dicen la suya

  1. 14/06/2013

    […] durante los últimos dos años no habéis estado viviendo en una burbuja sin internet, es posible que a estas alturas ya hayáis visto el famoso mapa de los penes. No es un mapamundi […]

  2. 08/01/2014

    […] la informática hoy en día, no sé si por algún tipo de burbuja o por ser una realidad de futuro, hay más […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *